Menú

Una veintena de “okupas” continúan encerrados en la sede de ICV por el desalojo de una fábrica

Una veintena de "okupas" permanecen encerrados en la sede de Iniciativa por Cataluña–Los Verdes (ICV), para protestar por el próximo desalojo de la antigua fábrica Hamsa de Barcelona, donde viven. Otras decenas de jóvenes también "okupaban" las sedes del Partido Socialista de Cataluña (PSC) y de Eskerra Republicana de Cataluña (ERC), pero las han abandonado sin que se hayan producido enfrentamientos con la policía.

L D (EFE) Los “okupas” de la fábrica, situada en el barrio de Hostafrancs, decidieron “okupar” la sede de los tres partidos, que gobiernan conjuntamente la ciudad, para manifestar su rechazo por "la situación de desgaste psíquico y físico" de quienes viven en la fábrica, pues "llevan 115 días encerrados temiendo el desalojo". Acusan al ayuntamiento de "connivencia" con la delegación del Gobierno "en su estrategia de desgaste físico y psíquico planificada".
 
Los "okupas" que se habían encadenado a los muebles en el interior de la sede del PSC, situada en la calle Nicaragua de Barcelona, salieron de forma pacífica después de la llegada de agentes antidisturbios, según han informado fuentes de la Jefatura de Policía. Varios furgones policiales se han desplazado hasta allí tras ser requeridos desde la sede del partido.
 
Los jóvenes cortaron las bridas de plástico con las que estaban atados a sillas y mesas y abandonaron la sede pacíficamente, aunque "con algún empujón por parte de la policía", según explicó a Efe un portavoz del colectivo okupa, tras la entrada de los agentes en las dependencias, quienes pidieron la documentación a los jóvenes. La Policía Nacional disolvió también a la veintena de activistas que se habían concentrado a las puertas de la formación socialista "por la fuerza y a empujones", según un portavoz de los okupas, y "voluntariamente" según la policía.

En la sede de ERC, en la calle Villarrol de Barcelona, 17 jóvenes habían ocupado la sala donde se reúne la comisión permanente del partido y una veintena se había concentrado fuera del edificio con pancartas en las que protestan por el desalojo de la fábrica Hamsa. Los activistas, a los que se han sumado los que abandonaron la sede del PSC, han cortado el tráfico y han pedido reunirse con representantes de la formación para exponerles sus reivindicaciones.
 
Tras la reunión con David Minoves y Oriol Amorós, dirigentes del partido republicano, los jóvenes ocupantes han decidido abandonar su protesta y desalojar el edificio, de forma que sólo permanecen encerrados los activistas encerrados en la sede de ICV.
 
En el interior de la sede del partido de Joan Saura, en la calle Ciutat de Barcelona, permanecen una veintena de "okupas", apoyados por unos 50 jóvenes concentrados a las puertas del edificio.

Un portavoz de los ocupantes ha dicho que el encierro se mantendrá hasta obtener una solución y una respuesta positiva al problema de la Hamsa, una antigua fábrica que el “movimiento okupa” ha convertido en un recinto para la celebración de actividades sociales. En sus pancartas se pueden leer frases como "el tripartito especula como los demás" o "si nos sacan de los barrios ocuparemos las sedes".
 
Los "okupas" se han negado a sentarse a dialogar con los dirigentes de ICV porque "su diálogo y su doble discurso, y sus palabras siempre se las lleva el viento", según ha dicho un portavoz de los activistas.

Temas

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso