Menú

Unos 40 “okupas” se encierran en las sedes del PSC, ERC e ICV por el desalojo de una fábrica

Unos 40 “okupas” se han encerrado este miércoles en las sedes del Partido Socialista de Cataluña (PSC), Ezquerra Republicana de Cataluña (ERC) e Iniciativa por Cataluña-Los Verdes (ICV) en protesta por los desalojos de casas ocupadas y por la situación de la antigua fábrica Hamsa del barrio de Hostafrancs, pendiente de desalojo desde hace 115 días. Los últimos en abandonar su encierro han sido los activistas encerrados en la sede de ICV, que se han mantenido en el interior del local durante algo más de cinco horas.

L D (EFE)  Los “okupas” han entrado a las 10,30 horas de este miércoles en las sedes de los tres partidos de forma simultánea y han abandonado el encierro voluntariamente, primero en el PSC, luego en ERC y finalmente en ICV pasadas las tres de la tarde; después de acusar al Ayuntamiento de Barcelona, gobernado en coalición por los tres partidos, de “connivencia con la delegación del Gobierno en su estrategia de desgaste físico y psíquico de los habitantes de la Hamsa”, fábrica en la que viven los “okupas” y que espera un desalojo desde hace 115 días.

Según fuentes del PSC, en la sede de este partido los “okupas” han entrado por separado en grupos reducidos con el pretexto de pedir información sobre esta formación política y cuando se han juntado en el vestíbulo una decena de ellos se han encadenado a las sillas y han desplegado una pancarta con la leyenda “Paremos los desalojos”.

Mientras, en el exterior de la sede, otros 20 activistas se han concentrado con pancartas con leyendas como “El tripartito especula como los demás” o “si nos sacan de los barrios ocuparemos las sedes”. El PSC ha llamado a la Policía y agentes antidisturbios se han desplazado hasta la sede y han entrado en las dependencias del partido, ante lo cual los “okupas” han abandonado voluntariamente el edificio, según han informado fuentes de la Jefatura de Policía.

Los jóvenes que abandonaron la sede del PSC se han dirigido a la de ERC, donde han llegado a concentrase unas 50 personas, y han cortado el tráfico. En su interior, los 17 “okupas” encerrados se entrevistaban con los dirigentes del partido republicano David Minoves y Oriol Amorós y les han expuesto sus reivindicaciones.

Los encerrados, que en principio se habían negado a negociar su salida de la sede argumentando que no tenían “nada que dialogar”, finalmente han acordado abandonar su protesta después de que Minoves y Amorós les hayan asegurado que el partido no tenía previsto requerir a la policía ni pedir su desalojo a la fuerza.

La veintena de "okupas" que han entrado en la sede de IC-V han sido los últimos en abandonar la protestas, pasadas las 15,00 horas. Apoyados desde el exterior por otros 40 activistas, los jóvenes han rehusado la negociación ofrecida por el concejal de ICV en el Ayuntamiento de Barcelona, Ricard Gomá, y por la portavoz de la formación, Dolors Camats, argumentando que ya conocen “su diálogo y su doble discurso, y sus palabras siempre se las lleva el viento”.

Finalmente, los “okupas” han decidido abandonar su protesta explicando que “salimos porque hemos cumplido nuestro objetivo”, ha dicho una portavoz de los activistas, tras asegurar que “si ellos siguen ocupando nuestra casa, nosotros volveremos a ocupar la suya”.

Temas

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso