Menú

Veinte accidentes nucleares y fugas radiactivas en Japón desde los años ochenta

El accidente de la central nuclear de Mihama, que ha ocasionado cinco muertos y diez heridos, no ha sido el único ocurrido en los últimos años en Japón. Desde los años ochenta, se han registrado veinte accidentes de este tipo, que han ocasionado siete muertes y exposiciones a sustancias radiactivas a varios centenares de personas.

0
L D (EFE) De estos incidentes, varios destacan por su importancia. El primero de ellos se produjo el 8 de marzo de 1981, cuando 300 personas quedaron expuestas a radiaciones tras un escape de agua radiactiva de un depósito en la central de Tsuruga.
 
Otro incidente de gravedad se registró en diciembre de 1995, cuando científicos de la misma central nuclear detectaron una fisura en una tubería del primer sistema de refrigeración del reactor experimental de alimentación rápida Monju, por el que se fugaron de dos a tres toneladas de sodio líquido. El incidente fue silenciado y negado durante varias semanas, hasta que apareció un vídeo con imágenes de lo ocurrido, tras lo cual se suicidó el encargado de la investigación.

El 11 de marzo de 1997, un incendio en la sala de envasado de la planta de reciclaje nuclear de Tokaimura ocasionó una explosión con una fuga radiactiva que afectó a 37 trabajadores. Dos años más tarde, el 30 de septiembre de 1999,  se produjo una fuga de uranio en una central de procesamiento de combustible nuclear de la empresa JCO en Tokaimura. La consecuencia fue el fallecimiento de dos operarios y, además, 663 personas resultaron afectadas por las radiaciones, causadas por una reacción crítica que se desató al equivocarse los trabajadores en los procedimientos de manejo del combustible.

El último incidente de importancia fue el del 9 de febrero de 2002, cuando dos trabajadores de la central nuclear de Onagawa quedaron expuestos a leves dosis de radiactividad en un incendio fortuito ocurrido en las instalaciones de la planta.

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios