Menú

"Volveríamos a fundar Libertad Digital sólo por dar voz a las víctimas del 11-M"

"La defensa de la Nación es la defensa de la libertad". Son palabras de un emocionado Jiménez Losantos al recoger junto a César Vidal el "Español Ejemplar", concedido a Libertad Digital, de manos de Ortega Lara quien, mejor que nadie, encarna los valores de nuestro periódico.

0
"La defensa de la Nación es la defensa de la libertad". Son palabras de un emocionado Jiménez Losantos al recoger junto a César Vidal el "Español Ejemplar", concedido a Libertad Digital, de manos de Ortega Lara quien, mejor que nadie, encarna los valores de nuestro periódico.
Federico Jiménez Losantos, César Vidal y Ortega Lara | LD/FDV

La Fundación para la Defensa de la Nación Española celebró este martes en Madrid la entrega de la tercera edición de los galardones Españoles Ejemplares, con los que premia la labor en defensa de la Nación española a cinco personas o instituciones de distintos ámbitos de la sociedad civil española. En palabras de su presidente Santiago Abascal, que abrió el acto, DENAES reconoce a quienes dan "un paso al frente más allá de sus obligaciones profesionales en defensa de la Nación española". Algo, que como subrayó Abascal, se ha convertido en un "compromiso valiente, costoso e incómodo muy incómodo", en esta "España que languidece, como un Gulliver en manos de liliputienses". Por ello, Abascal ve en los premiados un "motivo de esperanza", la "vanguardia de la resistencia de una Nación que se resiste a disolverse mansamente".

En la categoría de periodismo, la Fundación DENAES ha tenido a bien premiar a Libertad Digital y, en su nombre, recogieron el galardón los periodistas Federico Jiménez Losantos y César Vidal, emblemas de esta casa. No pecamos de vanidad si decimos que era el momento más esperado por los cerca de mil asistentes al acto. La ovación que recibieron, con parte del público puesto en pie, lo confirma. En el estrado esperaba José Antonio Ortega Lara para entregar el premio, lo que añadió más emotividad al momento por quién es y qué simboliza el burgalés. Además, cargó de sentido las posteriores intervenciones de Vidal y Losantos, en las que ambos coincidieron en el indisoluble vínculo que une al defensa de la Nación y de la libertad. Una circunstancia que destacó Jiménez Losantos: "Es un honor recibir el premio de Ortega Lara porque él sí es un español ejemplar y un ejemplar de español".

El primero en intervenir fue César Vidal, cuyas primeras palabras fueron de reconocimiento para los dos directores que ha tenido Libertad Digital en sus diez años de vida: Javier Rubio y Javier Somalo. En su breve discurso, Vidal también quiso recordar que los verdaderos españoles ejemplares, los anónimos, que no reciben premios "son los que reclaman memoria, dignidad y justicia" para las víctimas, "los que se defienden del acoso de los nacionalistas" y "los que luchan por educar a sus hijos en castellano".

El discurso de Federico Jiménez Losantos estuvo cargado de emoción, convicción y coraje. Un alegato en defensa de la Nación española cuya "razón última", como él recordó, no es otra cosa que defensa de "la libertad, la nuestra, la libertad individual".  Maridaje, el de Nación y libertad, que tiene su raíz en la Constitución de 1808, la "Nación política de Cádiz", a la que Jiménez Losantos apeló en varias ocasiones para proclamar: "No somos esclavos". El fundador de Libertad Digital recibió el premio como "un regalo de cumpleaños", ya que el próximo 8 de marzo este periódico cumplirá diez años vida, que "son muchos para un medio de comunicación", como subrayó.

Diez años en los que, para Losantos, el 11-M ha sido "lo más difícil" por representar "lo más hondo y cruel de la indignidad humana". Frente a aquellos medios de comunicación que "pueden enterrar en el olvido a 200 muertos, sin recuerdo alguno", Losantos, muy emocionado, reafirmó su compromiso personal y el de esta casa con la verdad y con las víctimas de ese brutal atentado: "Nosostros volveríamos a fundar Libertad Digital sólo para que las víctimas del 11-M tuvieran una radio que escuchar".

En su encendida defensa de la libertad, el director de Es la Mañana de Federico, en esRadio, enfatizó que es ésta, la que "diferencia al hombre de los orangutanes y también de algunas castas políticas". Jiménez Losanto no olvidó del compromiso, a lo largo de estos de diez, años con la libertad en todo el mundo, especialmente en Iberoámerica. Así, recordó que "la Nación cubana lleva cincuenta años de lucha por la libertad" o "la resistencia de Venezuela" frente a, este sí, el orangután que padecen.

Por último, un mensaje y aviso a navegantes: Libertad Digital ni se para, ni se puede parar. "Ahora César se irá a hacer su programa y mañana yo madrugaré para estar en el mío", dijo Losantos. "España es una Nación política y no puede ser propiedad de ninguna familia o persona, (...) Vamos a seguir disparando a todo malo que se acerque y defendiendo a la Nación Española, porque es nuestra libertad", concluía Jiménez Losantos, entre aplausos de los asistentes.

Los otros premiados

Previamente recogieron sus galardones los restantes premiados. En la categoría de arte y humanidades, el lingüista Gregorio Salvador reconoció su "emoción" por este reconocimiento. Salvador defendió que "la lengua no es de los territorios, es de las personas" y, por tanto, el derecho a utilizarla "es del hombre, no de la tierra". 

El arquitecto Antonio Lamelarecibió el premio enla categoría de actividad profesional. "Me siento muy español, cada día más", dijo Lamela. El arquitecto recibe su premio, entre otros méritos, por la publicación en 2008 del libro Del idioma español y su futuro, en el que defiende la preservación de nuestra lengua común. Un trabajo que afrontó, según reconoció, "ante la inacción de las instituciones que debería hacerlo, sin ninguna ayuda, ni subvención de ningún tipo".

En deportes el premiado fue Carlos Sáinz. El piloto no pudo asistir a la gala, pero en un vídeo dijo, tras recibir el premio de mano de Santiago Abascal, trasladó su "animó" a la Fundación para "seguir luchando e influyendo en la sociedad española que la Nación española esté donde debe estar". Sáinz se declaró, además, "fiel seguidor y fiel colaborador" del proyecto que representa DENAES.

El alcalde Santander, Iñigo de la Serna, recogió el premio en la categoría de virtud cívica en nombre de su ciudad y sus conciudadanos santanderinos. De la Serna dijo que al ser un premio no dirigido a él sino a la ciudad podía decir que "se lo merece y es totalmente justo". El alcalde destacó "la identificación mayoritaria de los santanderinos con la Nación Española" y, en "una ciudad tan azotada por el terror" su cercanía a las víctimas del terrorismo. De hecho, Santander es una de las primeras ciudades que levantó un monumento en memoria de las víctimas.

El acto lo cerró el historiado Fernando García de Cortázar, patrono de honor de la Fundación. En la sede de la Comunidad de Madrid se pudieron ver muchas caras conocidas. Premiados en anteriores ocasiones como Albert Boadella, Regina Otaola o el ya mencionado Ortega Lara. También asistieron el consejero de Presidencia de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados y buena parte de los miembros del jurado como el cineasta Iñaki Arteta, el vicepresidente de DENAES, Ricardo Garrudo,  y Gustavo Bueno, director del centro de estudios de la Fundación. Destacó asimismo, la presencia de varias víctimas del terrorismo como Ana María Vidal Abarca, Carmen Miranda o Elena Jismero.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 42 comentarios guardados

    Servicios