Menú

Zapatero se declara "feminista" y reprocha al PP la falta de "amor" en sus discursos

El talante del presidente del Gobierno había desaparecido en los últimos tiempos. Buena prueba de ello es el debate que protagonizó en el Senado. Pero un día después de haberse comportado como "un hooligan", Zapatero ha dulcificado su carácter y se ha declarado "feminista". Tras mostrarse convencido de que "es posible un mundo mejor", ha recitado unos versos de su poeta favorito, Antonio Gamoneda, y ha criticado los "discursos conservadores" por estar faltos de "amor". Por su parte, Mariano Rajoy, ha ensalzado a las candidatas del PP de quienes ha dicho que lo son "por ser mejores no por ser mujeres".  

0
El talante del presidente del Gobierno había desaparecido en los últimos tiempos. Buena prueba de ello es el debate que protagonizó en el Senado. Pero un día después de haberse comportado como "un hooligan", Zapatero ha dulcificado su carácter y se ha declarado "feminista". Tras mostrarse convencido de que "es posible un mundo mejor", ha recitado unos versos de su poeta favorito, Antonio Gamoneda, y ha criticado los "discursos conservadores" por estar faltos de "amor". Por su parte, Mariano Rajoy, ha ensalzado a las candidatas del PP de quienes ha dicho que lo son "por ser mejores no por ser mujeres".  
Rodríguez Zapatero.
L D (Agencias) El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha declarado este jueves, "con total convencimiento, feminista", y ha advertido de que "hasta que los gobiernos no acepten que la paridad" entre hombres y mujeres en los distintos ámbitos de la sociedad "no es una opción sino una exigencia, no habrá igualdad". Con este alegato, Zapatero puso punto y final al II Encuentro de mujeres españolas y africanas "Por un mundo Mejor", que a lo largo de los últimos días reunió en Madrid a cerca de 500 personas para discutir medidas dirigidas a promover el bienestar y luchar contra la discriminación de las mujeres en el acceso a la cultura, la educación, la política o el mundo del trabajo y la empresa.
 
Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de las Mujeres, el presidente se felicitó por la aprobación en el Senado de la Ley de Igualdad, un texto que, tal y como recordó, tiene como "seña de identidad" distintas medidas dirigidas a promover la paridad. "El empeño de mi Gobierno responde a una certeza que me lleva a declararme con total convencimiento feminista", destacó declarándose un "político afortunado" por estar al frente con un Gobierno con presencia equilibrada de mujeres y hombres en las carteras ministeriales y por dirigir un partido cuya dirección Ejecutiva cuenta incluso con un mayor número de compañeras.
 
Además de la lucha contra la discriminación, Zapatero señaló la necesidad de combatir "actitudes atávicas" como la "violencia criminal" contra las mujeres. En este sentido, aprovechó su discurso para referirse a la Ley integral de medidas contra la violencia de género impulsada por su Gobierno, que calificó de "pionera a nivel mundial". El jefe del Ejecutivo se dirigió a las mujeres africanas congregadas en este encuentro y las felicitó por su tarea en favor los derechos de este sexo en su continente. A ellas también les trasladó su compromiso para luchar por "la igualdad real entre mujeres y hombres" y significó su lucha "contra la tragedia del hambre, la feminización de la pobreza y la enfermedad".
 
Zapatero: "Es posible un mundo mejor"
 
El presidente del Gobierno aseguró que España comparte con ellas "la idea de que es posible un mundo mucho mejor" y sitúa a África "en un lugar prioritario", en el marco de sus políticas de la cooperación. El presidente repasó las iniciativas puestas en marcha, como el Plan África, y las aportaciones económicas en ayuda al desarrollo (se han triplicado en los últimos años) y se comprometió a intensificar la presencia de este país en el continente africano.
 
En este sentido, reclamó la cooperación de la Unión Europea con los organismos regionales y subregionales africanos para apoyar iniciativas, tanto desde el punto de vista estructural y del desarrollo, como en el campo de las pequeñas comunidades "que están fuera de los circuitos de la ayuda internacional": lucha contra la pobreza, facilitar el acceso a la educación y proyectos sanitarios (reducción de la mortalidad materno-infantil), sostenimiento del medio ambiente y lucha contra problemas como la inmigración, los fundamentalismos, el respeto a la diversidad y los derechos de las minorías.
 
"Los grandes retos de África son los de Europa y nada se resolverá si no nos unimos a los esfuerzos que los propios africanos hacen a través de sus organismos regionales y subregionales", destacó. En este contexto, ofreció su apoyo expreso al proyecto de red de mujeres españolas y africanas y a la creación de un fondo para el apoyo específico a estas últimas en su continente. "Lo primero que tenemos que hacer es escuchar y dar la palabra a las mujeres y frenar su 'emponderamiento' es desvirtuar la democracia e impedir su fortaleza", aseveró.
 
Discursos conservadores, faltos de amor
 
Zapatero concluyó su discurso citando los versos del último premio Cervantes, el poeta Antonio Gamoneda; "Dices va a venir la luz, no es su hora pero tú desconoces la imposibilidad, piensas la luz", en reconocimiento a la lucha de las mujeres por sus derechos, con "obstinación, responsabilidad, inteligencia y también amor", una palabra a la que, según dijo, "los discursos políticos conservadores no nos tienen acostumbrados". Tras su discurso, el presidente del Gobierno hizo un recorrido por las distintas exposiciones organizadas por ONG del desarrollo en el recinto del congreso. Zapatero se detuvo en el stand de Médicos del Mundo y compró dos camisetas de esta organización para sus hijas.
 
"Las candidatas del PP están por no por ser mujeres, sino por ser mejores"
 
Por su parte, el presidente nacional del PP, Mariano Rajoy, ensalzó, durante un acto celebrado en Albacete con motivo del Día de la Mujer, a las féminas del PP que ocupan importantes candidaturas en este partido, "sin necesidad de cuotas, gracias a su esfuerzo y compromiso, no por ser mujeres, sino por ser mejores". Ante las más de mil personas congregadas en el Paraninfo del campus universitario, el líder del PP afirmó que la igualdad real entre hombres y mujeres se alcanzará "quitando obstáculos legales, reales y de mentalidad" y aseguró que conseguir dicha igualdad debe ser un compromiso de todos.
 
Rajoy se comprometió a mejorar la situación de las mujeres maltratadas a través de mayores presupuestos, de prevención, políticas educativas y planes personalizados para las víctimas, al tiempo que prometió lograr la plena incorporación de la mujer al mundo laboral y facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral. Así, aseguró que impulsará la coordinación entre los calendarios escolares y laborales, facilitará plazas gratuitas en guarderías, fomentará ayudas familiares y ayudas directas por nacimiento o adopción de hasta 3.000 euros.
 
En otro momento del acto, celebrado bajo el lema "Pasión por la política", el dirigente nacional del PP señaló que "hay que ocuparse de la economía, del nivel adquisitivo de la gente, de la subida de la luz, la electricidad, el gas y el teléfono, que cuando gobernaban otros bajaban", dijo en alusión al mandato de José María Aznar. Añadió que también hay que trabajar por "el poder adquisitivo de las pensiones, de la educación, del principio de autoridad en las aulas y de la sanidad".
 
Además de Rajoy, participó en el acto la secretaria ejecutiva de Política Social e Igualdad del PP, Ana Pastor, quien en el Día de la Mujer quiso recordar a la dirigente "popular" fallecida recientemente Loyola de Palacio, "esa gran mujer", dijo, y apostilló que, detrás de una gran mujer, "hay otra gran mujer, que es su madre". Pastor reprochó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "hable de cuotas a las mujeres del siglo XXI" y le acusó de "no estar preocupado por los problemas de las mujeres trabajadoras", al tiempo que se preguntó "qué hemos ganado con el Gobierno del Vogue y de las cuotas, nada".
 
Por su parte, la candidata del PP a la presidencia de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que fue coreada por el público asistente con gritos de "presidenta, presidenta", afirmó que "no conozco a ninguna mujer que no trabaje", ya sea como empresarias, empleadas, en el medio rural, políticas o amas de casa. De Cospedal aseguró que el PP va ayudar a las mujeres, especialmente a las que viven y trabajan en el medio rural, "que es -dijo- donde hay más discriminación", y para ello subvencionará con 30.000 euros a fondo perdido a las que creen empresas que respeten el medio ambiente, creen empleo y mantengan el negocio.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios