Menú

Zapatero se niega a contestar una pregunta sobre inmigración formulada por Acebes

El presidente del PP, Mariano Rajoy, no pudo asistir este miércoles a la sesión de control ya que acudió al entierro del padre de Javier Arenas. La pregunta central del PP la formuló pues el secretario general, Ángel Acebes, y debía contestarla el presidente del Gobierno. Pero Zapatero no ha querido hacerlo, ha delegado en el ministro de Trabajo, Jesús Caldera y además se ha ausentado del Congreso. El número dos del PP ha dejado constancia de la maniobra del Gobierno. En cuanto a la respuesta, según Caldera "no hay incremento de la presión migratoria sino desplazamiento".

0
"
(Libertad Digital)  Lo sucedido este miércoles en la sesión de control al Gobierno supone un desprecio al Grupo Popular sin precedente. El líder de la oposición no pudo formular su preguntas al presidente del Gobierno ya que en esos momentos estaba en el entierro del padre de Javier Arenas, fallecido el martes. La ausencia de Rajoy no significa que su pregunta no sea realizada. El encargado de hacerlo fue el secretario general del PP, Ángel Acebes. Pero su interlocutor no sería el presidente del Gobierno sino el ministro de Trabajo.
 
Por poner un ejemplo, el 5 de noviembre de 2003, el entonces líder de la oposición, José Luis Rodríguez Zapatero, estaba en Buenos Aires y la pregunta que debía formular pasó a Jesús Caldera, portavoz parlamentario del PSOE. El presidente del Gobierno, José María Aznar, no tuvo ningún problema en contestarle.
 
En lo que a la pregunta se refiere, el secretario general del PP recordó a Jesús Caldera las advertencias de su partido, Francia, Alemania, Reino Unido y la Comisión Europea de que el proceso de regularización masiva crearía un efecto llamada. "Usted no hizo caso. Que nadie me estropee un buen titular aunque genere un gran problema. Las consecuencias lo ven todos españoles todos los días en Ceuta y Melilla, en las avalanchas en Canarias, en los 600 inmigrantes que entran por los pasos del norte y los aeropuertos".
 
Acebes acusó al ministro de provocar que haya un millón de irregulares más en un año por su "incompetencia". "Estas avalanchas están causando un verdadero coladero en nuestras fronteras que están aprovechando las bandas de delincuentes", dijo el diputado popular, que afirmó que el aumento de la delincuencia, en referencia a los robos en casas con violencia, los homicidios y los secuestros expres "sí tienen que ver" con el problema de la inmigración descontrolada. "Y mientras tanto, el gobierno está desbordado o haciendo el ridículo diciendo que le iba a copiar toda Europa su política de inmigración".
 
Caldera respondió a Acebes que el mejor control de la inmigración es la política consensuada y que España es la "protagonista de la política europea integral". "Hemos aumentado el fondo de ayuda a ayuntamientos y comunidades autónomas y hemos comprendido lo que ustedes no hicieron. Que el problema de África es la miseria el hambre y la desesperación y de derechos humanos. Imposible explicárselo a usted, no es especialista en la materia".
 
Pero el ministro de Trabajo fue más allá y negó la evidencia diciendo que "no hay un incremento de la presión migratoria, sino un desplazamiento" de Marruecos al Africa Subsahariana.
 
Caldera, reiteró al ser interpelado por Eduardo Zaplana que "la llegada más importante de inmigrantes ilegales se produjo en el año 2003", y que las medidas del gobierno tienen resultados positivos".
 
Sin embargo, Zaplana le recordó que "usted presentó como medida estrella el proceso regularización masiva" de inmigrantes ilegales. Zaplana subrayó que "aquel anuncio de papeles para todos fue criticado por mi partido, y nuestros socios europeos y la Comisión europea también advirtieron del efecto llamada, debe ser eso a lo que usted llama implicación de los países europeos".
 
El portavoz del PP le hizo una petición al ministro: "No se le olvide de decirnos que nos quedamos solos en este asunto, porque estamos orgullosos". Después del proceso de regularización, continuó Zaplana, "hoy hay más inmigrantes ilegales", además de los "problemas en Ceuta y Melilla, y la insostenible situación de Canarias". "Pesa sobre usted la responsabilidad de no haber hecho acaso a los informes del CNI y de la Guardia Civil que advertían de la catástrofe humanitaria, debe ser eso su sensibilidad con los derechos humanos", apostilló Zaplana.
 
Como conclusión tras "lamentar su política de mentiras y propaganda", Zaplana destacó que  "la peor ocurrencia de Zapatero, como no sabia si hacerle vicepresidente o que hacer con usted, fue entregarle a usted inmigración".
 
Pero Caldera, impertérrito, en la línea de Zapatero, negó que exista problema alguno en inmigración. "No se inventen declaraciones de la Comisión Europea que no existen", dijo Caldera. Tampoco "están desbordados los centros de Canarias", y, de nuevo, negó el aumento de la inmigración. "No hay un efecto de incremento sino de desplazamiento", repitió.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco