Menú

Zapatero vuelve a redefinir su concepto de patria y ahora ya no es la "libertad" sino "el mundo"

El presidente dedicó sus primeras palabras en un acto por el Día de la Mujer Trabajadora a citar a la escritora Virginia Wolf: "Como mujer no tengo patria, como mujer mi patria es el mundo". "He pensado muchas veces en el alcance de estas palabras tan solidarias, que en muchas ocasiones me han servido de estímulo", confesó. No obstante, Zapatero utilizó hace dos días otro concepto de "patria" para promocionar la ley de paridad. Citando al autor leonés Antonio Gamoneda dijo: "Una patria es un país con Justicia, y la Justicia es la igualdad y la solidaridad". Curiosamente, en octubre Zapatero tenía otra definición: "Para mí, la patria es la libertad".

0
"
L D (Europa Press) En el acto de este miércoles, al que asistieron unas 200 personas, en su mayoría mujeres destacadas de diferentes ámbitos de la sociedad española, con la reveladora ausencia de las primeras presidentas del Senado y el Congreso, Esperanza Aguirre y Luisa Fernanda Rugí, respectivamente, el jefe del Ejecutivo respondía así a las críticas de la patronal al anteproyecto de Ley de Igualdad entre mujeres y hombres aprobado el pasado viernes en el Consejo de Ministros. "No hay mejor diálogo social que el de la igualdad entre hombres y mujeres", subrayó. Y, en este sentido, continuó asegurando a los empresarios que no hay ninguna empresa que haya alcanzado sus mejores cotas si no es contando con las mujeres. Así, reiteró que aquellas compañías que incorporen a más mujeres en sus órganos de administración, con más directivas y con una mayor igualdad salarial funcionarán mejor. En definitiva, reclamó a los empresarios "toda" su colaboración para aplicar la Ley de Igualdad.
 
Además, Zapatero afirmó que trabajará para alcanzar el máximo consenso en torno al texto para poner a España a la cabeza de los países más avanzados en materia de Igualdad. "Nos los merecemos como país, después de haber estado tantas décadas a la cola", destacó. La futura norma, según comentó, permitirá luchar contra toda la discriminación por razón de género y "hacer real la igualdad que ahora sólo se encuentra en las leyes".  "Esta Ley debe llegar a todos los rincones de la sociedad --sentenció--. Debe ser defendida y aplicada por todas las administraciones públicas, garantizada a través de la Justicia e implantada en la educación y en el empleo, desde el respeto absoluto a la dignidad y a través de un principio amplio de igualdad. Va a ser decisiva".
 
El jefe del Ejecutivo se refirió también a la reciente aprobación de la Ley de Autonomía Personal y Promoción de la Dependencia porque es "tan importante para la igualdad" como las demás normas aprobadas. En este sentido, recordó que la igualdad exige una "mirada" a muchas de las cosas que las mujeres hacen en soledad, en la familia, en favor de las personas más cercanos.  "La familia, una determinada manera de entender la familia, que exige mucho más a la mujer, es causa de discriminación natural, de fronteras y barreras para las mujeres", advirtió. En este sentido, señaló que el cuidado de personas dependientes o con discapacidad obliga a muchas de ellas a retirarse parcial o totalmente, repercutiendo esta actividad de forma negativa en su salud y anulando el poco tiempo de ocio que les queda. Por ello, dijo que el futuro Sistema Nacional de la Dependencia (SND), que el Gobierno se ha comprometido a implantar en 8 años, también supondrá la liberación para muchas mujeres.
 
La nueva definición de patria
 
Zapatero dedicó sus primeras palabras a citar a la escritora Virginia Wolf, que afirmó: "Como mujer no tengo patria, como mujer mi patria es el mundo". "He pensado muchas veces en el alcance de estas palabras tan solidarias, que en muchas ocasiones me han servido de estímulo", confesó el presidente del Gobierno, al tiempo que recalcaba que la "paridad" no es un "mero gesto", ni si quiera "una declaración de intenciones" sino que debe asentarse como la "guía ejemplar" en todos los ámbitos de la vida pública. Para terminar, utilizó las palabras de otra activista, en este caso una octogenaria a la que entregó un galardón y cuya identidad no reveló. "Con más de 80 años dijo que estaba dispuesta a seguir, dijo: "Yo no tiro la toalla porque la toalla es mía". Gracias porque la toalla es vuestra", regaló al auditorio.
 
El ministro para la "Igualdad", Jesús Caldera

El discurso fue escuchado, además de por su esposa, Sonsoles Espinosa, por varios de los ministros del Gobierno, como el de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; el de administraciones Públicas, Jordi Sevilla; la de Cultura, Carmen Calvo; la de Sanidad, Elena Salgado; y el ministro para la "Igualdad", como denominó Zapatero a Jesús Caldera al iniciar su intervención.   De este último Departamento también acudieron las responsables de Igualdad y Violencia de Género, es decir, la directora del Instituto de la Mujer, Rosa Peris, y la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Encarnación Orozco; así como las secretarias de Estado de Inmigración y Servicios Sociales, Consuelo Rumí y Amparo Valcarce, respectivamente. También estaba presente la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas; portavoces parlamentarias de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer; artistas y deportistas, como Arantxa Sánchez-Vicario, Cayetana Guillén Cuervo o Cristina del Valle, y representantes del mundo empresarial y los medios de comunicación. Antes del discurso de Zapatero todos los asistentes pudieron disfrutar del recital flamenco ofrecido por la cantaora Esperanza Fernández.

Las ausentes

Quien no estuvo fue la primera mujer presidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudí, ni la primera presidenta del Senado, Esperanza Aguirre, también primera presidenta de comunidad autónoma.

En Sociedad

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation