Menú

Un simple test a tiempo puede erradicar el “ojo vago” a 100.000 niños españoles

Visión y Vida se congratula por la decisión del Congreso de los Diputados de debatir la implantación de test en las revisiones pediátricas para el diagnóstico precoz de la ambliopía.

Visión y Vida


En 1955 se creó la Campaña de Protección Ocular (actual VISIÓN Y VIDA) con el firme objetivo de procurar la mejor visión a los ciudadanos de manera altruista. Su objetivo es informar, educar, aconsejar y recomendar, con los medios a su alcance y en todos los sectores sociales y profesionales, sobre la forma de actuar para mantener, proteger y potenciar la Salud Visual. Fue sin duda por esta acción benéfica y desinteresada por lo que, en 1980, S.M. la Reina Doña Sofía aceptó la Presidencia de Honor de la asociación. En 1984, el Consejo de Ministros declaró a VISIÓN Y VIDA como Asociación de Utilidad Pública.

0

LD (Agencias) Un sencillo y adecuado control visual efectuado a tiempo por el pediatra puede erradicar la ambliopía, popularmente conocida como “ojo vago”, en los niños españoles, según la Asociación de Utilidad Pública Visión y Vida. El Congreso de los Diputados debatirá próximamente una proposición no de ley en la que se insta al Gobierno a impulsar en el seno del Consejo Interterritorial de Salud el uso de tests estereoscópicos en las revisiones periódicas de los niños entre 3 y 6 años, con el objeto de diagnosticar precozmente la ambliopía y tratar el problema con garantías de éxito.

La incidencia de ambliopía en España se sitúa en torno al 5% de la población en edad preescolar, unos 100.000 niños. Si la ambliopía –una disfunción con efectos negativos en el rendimiento del aprendizaje de los niños- no se trata antes de los seis años, las posibilidades de remediarla se reducen al 20%. Hoy día, cerca de un millón de adultos en España padecen de “ojo vago” de forma ya irrecuperable.

La pérdida funcional de la visión en un ojo es un defecto cuya solución está vinculada al diagnóstico precoz, de ahí la importancia de hacer un seguimiento de los niños antes de cumplir los seis años, cuando se pueden adoptar las soluciones oportunas. Más allá de los ocho años el tratamiento no es eficaz, de forma que el adulto ambliope quedará el resto de su vida con visión monocular. Un adulto con ojo vago corre mayor riesgo de ceguera cuando por accidente o enfermedad pierde totalmente la visión de su único ojo funcional, aunque también existen problemas de carácter psicológico y social relacionados con la autoestima, el trabajo y las relaciones personales.

Javier Cañamero, presidente de Visión y Vida, Asociación de Utilidad Pública con más de 50 años dedicada a promover la salud visual entre los españoles, considera que “no es comprensible que con la incidencia de este problema en la sociedad, y en especial entre los niños, no se hayan puesto todavía los medios adecuados para erradicarla. Sobre todo, porque la solución es relativamente sencilla. Se necesita únicamente chequear la visión a los niños entre 3 a 6 años mediante los tests adecuados y, como es lógico, adoptar con los defectivos las soluciones oportunas, que en la mayoría de los casos solo pasará por el uso de medios correctores de la visión como gafas o lentes de contacto”.

La ambliopía tiene varias causas, pero las más prevalentes son la anisometropía o diferencia significativa de graduación entre ambos ojos, así como el estrabismo o falta de paralelismo entre ambos ojos. Pero al igual que esta última causa es fácilmente detectable por padres y educadores – explica Javier Cañamero- la diferencia de graduación entre ambos ojos pasa desapercibida porque el niño ni se queja ni es observable por sus tutores. El mayor peligro estriba en que si se sobrepasa la edad de 6 años sin solucionarlo las posibilidades de poner remedio son realmente bajas.

Por ello, Visión y Vida muestra su satisfacción por la iniciativa parlamentaria y expresa su deseo de que el Congreso de los Diputados “utilice los mecanismos adecuados para activar soluciones a la ambliopía, porque ello redundará en beneficio del futuro de la salud visual de nuestros niños y, previsiblemente, reducirá el fracaso escolar. No debemos olvidar que una visión poco eficiente del alumno no es compatible con su desarrollo adecuado en la escuela”.

Por estos motivos resulta de enorme interés para fomentar la salud visual de los españoles la inclusión de los mecanismos adecuados desde la infancia para erradicar la incidencia de la enfermedad del “ojo vago” mediante la implantación de los controles precisos en las revisiones pediátricas de los niños tal y como estudiará el Congreso de los Diputados.

En Tecnociencia

    Recomendado

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco