Menú

El Gobierno admitió ante MSC que la bloqueada ampliación del Puerto de Valencia es "vital" para el Estado

La naviera suiza confía en que algo cambie tras la investidura y se desbloquee la terminal norte del Puerto de Valencia.

La naviera suiza confía en que algo cambie tras la investidura y se desbloquee la terminal norte del Puerto de Valencia.
Puerto de Valencia

Tras casi un año de atasco en la mesa del Consejo de Ministros, la naviera MSC ha trasladado este lunes su esperanza de que esté más cerca la luz verde al gran proyecto que aguarda el Puerto de Valencia y por el que también pelean el gobierno de Carlos Mazón y el Ayuntamiento valenciano: la nueva terminal norte. En un encuentro con los medios el mismo día en que se conocía el nombre del nuevo ministro de Transportes, el director general de MSC España, Francisco Lorente, ha señalado que "no renunciamos de ninguna de las maneras al proyecto" pese a los años de espera y los "palos en las ruedas" que se le han ido poniendo, en alusión al rechazo frontal de Compromís, primero en la oposición y luego en sus años de gobierno.

Según ha explicado Lorente, no está sobre la mesa "salirnos de él ni muchísimo menos" y ha insistido en que confían en "poder debatir" con el nuevo equipo del ministerio con el fin de que se apruebe "en próximas fechas", a principios de 2024. Entre las razones para este optimismo están los mensajes que ha recibido del Gobierno central reconociendo, pese a los retrasos, que es una "infraestructura absolutamente vital para el Estado español". Desde la empresa, confían en que tras la investidura esta vez Sumar no obstaculice el acuerdo y aunque "no se descarta" que la sede central de MSC en Ginebra termine renunciando, confían en que "los peores tiempos han pasado".

El desbloqueo del Puerto de Valencia es, pues, una de las principales tareas pendientes del nuevo ministro y ex alcalde de Valladolid, Óscar Puente, premiado con el cargo tras su intervención sorpresa en la fallida investidura de Alberto Núñez Feijóo. Durante las negociaciones de investidura, desde los empresarios y el gobierno valenciano se alzó la voz avisando de la posibilidad de que se convirtiera en moneda de cambio en las negociaciones con el separatismo catalán. Ahora, con Sánchez recién investido, la empresa tiene la esperanza de que algo se mueva en un proyecto que lleva en marcha más de 20 años.

Como recuerdan desde la naviera, la ampliación está construida desde 2007 y lo que falta ahora son los trabajos para acondicionar la terminal, que iban a suponer en un principio casi 500 millones de euros de inversión pública (la parte que depende del OK del Consejo de Ministros) y de 1.050 millones de inversión privada correspondiente a TIL, dependiente de MSC. Ahora, según admite la naviera, el retraso hará que las cifras se multipliquen: Lorente ha reconocido que en el caso del capital privado podría aumentar en un 50 o 60 por ciento. Aun así, ha insistido, el proyecto se mantiene, entre otras razones por la situación estratégica de Valencia y la apuesta personal de la empresa por esta ubicación. Si se hiciera realidad, la nueva terminal tendría una capacidad de cinco millones contenedores y estaría totalmente automatizada y electrificada, un objetivo verde que no obstante no ha servido para disipar el rechazo de la izquierda ecologista.

La reunión con Baldoví

Respecto a los años de obstáculos, Lorente ha recordado ante los medios una reunión de dos horas con el ex diputado Joan Baldoví en la que estuvo "intentando hacerle entender lo que significaba nuestro proyecto" para multiplicar la capacidad de conexión y transbordos de mercancías del puerto valenciano. Según el director de MSC España, Baldoví admitió tras conocer las cifras que el rechazo se debía a que era "un tema político" que habían "cogido como estandarte".

También ha recordado sus desencuentros con el ex alcalde valenciano Joan Ribó, que en su día esgrimía como argumento para el rechazo la "ruina" de que fuesen a circular más contenedores por las carreteras valencianas. Lorente ha señalado que se entrevistaron con él para que explicarle, entre otras cosas, que la clave de la ampliación era el movimiento de las mercancías en el propio puerto y el trasbordo de contenedores de grandes buques a otros más pequeños. Pero el político "no hizo honor a la verdad", ha dicho.

Las consecuencias del retraso

El director de MSC España ha admitido cómo los retrasos ya han provocado alguna vez desvíos de rutas por falta de capacidad y ha insistido en denunciar que exista "gente afín a la negación": "Es un proyecto que es increíble que haya gente que lo esté rechazando". El objetivo de la nueva terminal, ha recalcado, es "optimizar" el puerto y prepararlo para los grandes buques, con el objetivo de "contaminación cero" y "unas ventajas que no tienen parangón", en alusión por ejemplo a la electrificación total de los servicios. Lorente ha lamentado que exista en "nuestra fauna ibérica" personas que "no tienen gran interés en que la economía funcione, en que se cree bienestar". "No tiene razón de ser que se boicoteen proyectos empresariales que el único objetivo que tienen es crear riqueza, trabajo , bienestar y futuro".

francisco-lorente201123.jpg
El director general de MSC España, Francisco Lorente (d), y el subdirector general de MSC España (i), Ignacio Ballester, en la sede de la empresa en Valencia. | Europa Press

En cuanto a la posibilidad de que la familia Aponte, propietaria de MSC, termine cansándose, Lorente ha advertido de que luchará con sus "cinco sentidos" en que salga adelante el proyecto estrella de la compañía: "Si el final es feliz, todo lo tomaremos como bueno". Desde la compañía, creen que el ruido mediático y político se debe a la "falta de información" y subrayan la relación de confianza plena de la central de MSC con la división española y el proyecto valenciano.

"La ignorancia es muy atrevida. Para el bien de Valencia y de su industria, esperemos que este tema tenga un final feliz", ha insistido Lorente. Desde la compañía, confiesan a LD que el caso no tiene parangón: MSC no ha vivido un caso así de obstáculos y tardanza en ningún otro de sus proyectos en puertos de todo el mundo.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Libro