Menú

Merino pide a Sánchez que se fije en el plan de vivienda de la Generalidad y se deje de "ocurrencias electoralistas"

La portavoz del Gobierno valenciano sospecha de las acciones del Estado en materia de vivienda y fija las prioridades para construir 10.000 inmuebles.

La portavoz del Gobierno valenciano sospecha de las acciones del Estado en materia de vivienda y fija las prioridades para construir 10.000 inmuebles.
Ruth Merino, portavoz de la Generalidad Valenciana. | Generalidad Valenciana

El hecho de que Pedro Sánchez elimine las ‘Golden visa’ evidencia que no tiene un plan de vivienda. Así lo cree fielmente la portavoz del Ejecutivo valenciano, Ruth Merino, quien señaló que estos anuncios denotan que el Gobierno central carece de un plan "concreto" y por ello lanza "ocurrencias electoralistas", y les invita a fijarse en el plan de vivienda impulsado de la Generalidad para la construcción de 10.000 viviendas en los próximos cuatro años.

Durante la sesión plenaria de este martes, la consejera de Hacienda se preguntaba por las razones por las que Sánchez se plantea ahora "esa prioridad" cuando este visado se puso en marcha en 2013 y ha estado, por tanto, más años vigente con el Gobierno socialista que con el de Mariano Rajoy.

Merino subrayó que en contraposición, el Gobierno valenciano sí cuenta con un "riguroso" plan de vivienda, centrado en la colaboración público-privada, que movilizará una "importante" bolsa de suelo público, con la que se aspira a beneficiar a más de 24.000 personas, además del impacto directo e indirecto que supondrá en términos de actividad económica y empleo.

Además, la consejera informó sobre la autorización, por parte del pleno del Consejo, de la declaración de urgencia para culminar el procedimiento de aprobación del decreto por el que se regulará el Reglamento de Vivienda de Protección Pública (VPP) de la Comunidad Valenciana.

Con estas acciones, la Generalidad demuestra que la vivienda es una de las principales prioridades de la legislatura presidida por Carlos Mazón, un compromiso que contrasta con el Gobierno anterior de Puig, que, en ocho años, no realizó la entrega de "ni una sola llave de vivienda pública".

El Gobierno valenciano estima como prioritaria la aprobación de un nuevo decreto, que regulará de manera exclusiva el régimen jurídico de las viviendas de protección pública, tanto de promoción pública como privada.

"Facturas en los cajones"

Por otro lado, Ruth Merino afirmó que el Ejecutivo ha autorizado también el pago de más de 180 millones de euros para atender el gasto derivado del suministro de materiales y de la prestación de determinados servicios a los departamentos de salud durante los ejercicios 2021, 2022 y 2023. Y lamentó que los valencianos estén pagando todavía "gastos pendientes desde hace tres años" comprometidos por el Botànic.

Se trata, según ha lamentado, de "las famosas facturas en los cajones", una práctica que, como ha denunciado, el Gobierno de Ximo Puig convirtió en "habitual" y que permitió que determinados servicios fueran prestados "fuera del cauce oficial de contratación" y que son "especialmente relevantes" en lo que se refiere al gasto farmacéutico.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro