Menú

Muere José Luis Barcelona, presentador pionero de TVE

José Luis Barcelona fue uno de los mejores locutores de TVE. Un pionero procedente de la radio, poseedor de una gran voz. 

0
José Luis Barcelona | EFE

A los ochenta y cuatro años ha muerto en Barcelona uno de los mejores locutores de Televisión Española, José Luis Barcelona, pionero de aquellos presentadores que, procedentes de la radio inauguraron los estudios de Miramar, en la Ciudad Condal, entre ellos los también ya fallecidos Joaquín Soler Serrano, Federico Gallo y Juan Manuel Soriano. Poseedores de unas magníficas voces, dotados de una grata dicción. En el caso que nos ocupa hoy, José Luis Barcelona añadía a esas condiciones profesionales una elegancia manifiesta, tanto en su aspecto físico como en su manera de abordar cualquiera de los programas que le tocó en suerte, sobre todo aquellos que lo acercaban directamente a la gente: espectadores en los estudios, o bien viandantes a los que entrevistaba con sencillez y simpatía.

Natural de la ciudad zaragozana de Borja, José Luis Barcelona se distinguió siempre por su elevada cultura y buen gusto, su afición a las Bellas Artes. Se interesó primero por el teatro mas asimismo por la pintura, llegando a mostrar sus cuadros en varias exposiciones, que le granjearon excelentes críticas. Pero su mundo no cabe duda estaba ante los micrófonos primero y después las cámaras de la pequeña pantalla. Se inició en Radio Juventud de Barcelona, vivero de excelentes locutores. Y en 1958 acudió a unas pruebas para acceder a los estudios de Miramar, que Televisión Española en Barcelona inauguró exactamente el 14 de julio de 1959. Tiempos de una televisión en blanco y negro, cuyos profesionales se afanaban en llevarla poco a poco a millares de hogares españoles, improvisando los locutores en un montón de ocasiones, entre carencias técnicas constantes.

Mor Jose Luis Barcelona, el primer locutor de TVE Catalunya

José Luis Barcelona se hizo muy popular en programas-concursos. Junto a Federico Gallo formó pareja televisiva de éxito en varias ocasiones. La primera en 1966 en el espacio Kilómetro lanzado. Con ocasión de alguna incomparecencia del segundo por enfermedad u otras circunstancias, aquél lo sustituyó alguna vez en su programa-estrella Esta es su vida. Pero el programa que marcó a partir de 1964 la mayor popularidad de José Luis Barcelona fue Reina por un día. Venía a ser una especie de la Cenicienta del cuento, llevada a la "tele". Cada semana se contaban historias de personas necesitadas de ayuda, bien por enfermedad o por muchas carencias. Y ese espacio resolvía satisfactoriamente cada caso. Allí estaba como compañero de José Luis un personaje polifacético, Mario Cabré, elegante matador de toros, actor teatral, poeta, galán que estuvo muy enamorado de Ava Gardner (con quien apareció en la película Pandora, rodada en la Costa Brava) y asimismo presentador de programas, insistimos que el más conocido de todos, el de mayor éxito, Reina por un día. Mario Cabré se olvidaba a veces del guión, pero allí estaba José Luis Barcelona presto siempre a sacarlo de apuros, con su seguridad, su bien timbrada voz. Por ello y porque también se le asociaba con el apoyo que prestaba a menudo a concursantes y ocasionales comparecientes a sus programas se le motejó como El tío Averías. Lo arreglaba todo en Miramar. Y como Reina por un día y otros espacios se emitían por toda España no es que fuera sólo un locutor muy querido en Cataluña: en toda España gozaba de una tremenda popularidad. Dado que Reina por un día consiguió audiencias espectaculares entre diez y doce millones de telespectadores, si no más, Mario Cabré y José Luis Barcelona montaron un espectáculo con los mismos mimbres que el programa, con el que recorrieron Andalucía, en plan farandulero, como los viejos cómicos.

Discreto en su vida privada, luciendo gafas de última moda, atildado, daba confianza a quienes estuvieran a su lado ante las cámaras y fuera de los estudios de televisión era bien considerado por sus compañeros. Le gustaban mucho los toros, espectáculo por otra parte que le era muy afín, dado que un familiar se ocupaba de los servicios de la plaza de Zaragoza. Y, además, era tío del matador "El Tato", que al retirarse se convirtió en apoderado de "El Juli". Ya quedan escasos pioneros de aquellas primeriza televisión en nuestro país y la desaparición de José Luis Barcelona llevará a algunos de nuestros lectores a recordar parte de su adolescencia o juventud ensimismados ante aquellos familiares programas.

En Chic

    Recomendado

    Lo más popular

    1. En vivo: El golpe separatista en directo
    2. Dani Rovira asegura sentir "vergüenza" de ser español
    3. Imanol Arias, en la quiebra: "Lo he vendido todo"
    4. Los separatistas usarán viejos inválidos y niños de pecho como escudos humanos
    5. Joan Tardà: una opulenta nómina y una jubilación 'de oro'
    0
    comentarios

    Servicios