Menú

El Betis, virtualmente en Primera

Los verdiblancos vuelven a Primera División dos años después con, prácticamente, total seguridad.

LIBERTAD DIGITAL
0

Después de dos años en el infierno, el Betis ha conseguido virtualmente su billete para Primera División después de ganar en casa (3-1) al Tenerife. Con el gol average particular empatado con el Celta y el general muy a favor de los andaluces, tendría que ocurrir un imposible para que Sevilla no cuente el año que viene con dos equipos de Primera.

Se encontraron dos equipos con intereses contrapuestos, pues el local buscaba certificar que la próxima campaña estará entre los grandes del fútbol español y el visitante necesitaba ganar para mantener viva sus escasas opciones de no bajar.

No dio tiempo a verse con qué intención se iba a plantar el equipo insular ante un adversario motivado por su afición, ya que a los tres minutos el árbitro consideró penalti de Pablo Sicilia sobre Rubén Castro en una jugada en la que el delantero bético luchó en la línea de fondo y el defensor tinerfeño se confió en demasía para que la pelota se fuera a saque de puerta. El propio Rubén Castro transformó el penalti y, a los cuatro minutos, el Betis ya se puso con el marcador a favor ante un adversario que tardó en reaccionar al mazazo.

Los del técnico Pepe Mel dominaron con claridad y mantuvieron su intensidad ante una inocente defensa, por lo que una rápida y buena jugada de triangulación la culminó Salva Sevilla con el 2-0. Quiso el Tenerife, con todo ya perdido, mostrar algo de lo que tenía preparado y adelantó las líneas, hasta el punto de que el meta Casto sacó una mano para evitar que Mikel Alonso pusiera el 2-1.

La formación que dirige David Amaral tocó mejor en el centro del campo y el partido se equilibró y, con la aportación de Germán, quien finalmente salió de titular al lesionarse en el calentamiento Antonio Hidalgo, y así, a los 37 minutos, Julio Álvarez logró el 2-1 y minutos después Iriome estuvo cerca del empate, pero Casto volvió a intervenir con acierto.

Todo lo bueno que se hizo en la faceta de creación el Tenerife se desperdició en la defensa, que volvió a estar inocente para que el lateral derecho local Isidoro pusiera el 3-1 al borde del descanso. En la segunda parte, el Betis bajó su intensidad y el Tenerife tuvo mucho más tiempo el balón, pero con escasa mordiente para acortar las distancias en el marcador.

Las fuerzas se le fueron a los tinerfeños en el tramo final del choque y eso hizo que el Betis diera el partido por ganado sin ningún sobresalto mientras que la grada festejaba el virtual ascenso, informa EFE.

Temas

En Deportes

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Los muertos podrían seguir conscientes durante horas
    2. El 'Girautazo': antológico repaso del portavoz de Cs a CiU sobre Tarradellas en La Sexta
    3. Iglesias se ve forzado a escribir una carta a sus militantes para explicar su posición sobre Cataluña
    4. Pablo Planas: 'Primeros efectos del 155'
    5. 'Le Monde' vuelve a la carga y critica en un duro editorial a Puigdemont y TV3
    0
    comentarios

    Servicios