Deportes
Noticias y opinión en la red
FINAL DE LA COPA DAVIS ANTE ARGENTINA

España emprende el rumbo hacia su quinta Ensaladera

Una victoria ante Argentina elevaría a cinco la cosecha del tenis español. España ha sabido manejar la sucesión de jugadores.

El equipo español de la Copa Davis. | EFE
Libertad Digital

España encara, otra vez en Sevilla, con Argentina como rival, la conquista de su quinta Copa Davis, que puede consolidar a los tenistas de 'la Armada' como los grandes dominadores del tenis mundial más allá de la última década.

Desde la entrada del siglo XXI, con el triunfo en el Palau Sant Jordi del año 2000 ante Australia, el tenis español ha sabido prolongar las excelencias de las últimas generaciones para rentabilizar la competitividad internacional y aumentar su cosecha con los éxitos repetidos en el 2004, 2008 y 2009 a los que se debe añadir, además, la final del 2003, en Melbourne, perdida ante el combinado oceánico.

Una victoria ante Argentina elevaría a cinco la cosecha del tenis español. A dos de Suecia, la quinta con más premios en el torneo, por detrás solo de Estados Unidos (32), Australia (28) y Francia y Gran Bretaña (9).

A pesar de las acusaciones del exjugador francés Yannick Noah, la historia reciente demuestra que la irrupción entre los grandes del tenis español ha sido una progresión medida y paulatina. España ha sabido manejar la sucesión de jugadores. Nadie queda del primer triunfo en el Palau Sant Jordi, donde triunfaron Juan Carlos Ferrero, Alex Corretja, Albert Costa y Joan Balcells. Tres de ellos han colgado ya la raqueta. Costa, de hecho, es el capitán del actual equipo español.

Solo Rafael Nadal permanece de la segunda, obtenida, precisamente en Sevilla, contra Estados Unidos, en el 2004. Carlos Moyá, también retirado, Juan Carlos Ferrero y Tommy Robredo completaron el cuarteto.

El número uno del tenis español, sin embargo, fue el único de los elegidos que encaran la final de este fin de semana, que no estuvo presente en Mar del Plata, cuando se logró la tercera Ensaladera, en el año 2008, precisamente ante Argentina. Fue la primera y única conquistada hasta ahora a domicilio. Un año después, en el Sant Jordi otra vez y contra la República Checa, España protegió su corona.

Nadal, David Ferrer, Fernando Verdasco y Feliciano López, que cosecharon el triunfo del 2009, permanecen en la convocatoria de Albert Costa para esta edición del 2011. Marcel Granollers, que completó el equipo en Argentina, es el quinto hombre ahora, en Barcelona. Un premio a su trabajo y su buen momento.

Es por eso que 'la Armada' asume esta nueva final con el cartel de favorito. Amparada, especialmente, en su fortaleza como local, según Efe. El equipo español ha ganado veinte eliminatorias consecutivas y está invicta en 22 disputadas en tierra. La última vez que cayó en casa y, además en arcilla, fue en 1999, contra Brasil en Lérida.

Pero si hay una generación comparable a la española es la de Argentina, que suspira en Sevilla por su primer título en la Copa Davis y ejecutar, de paso, la esperada revancha tras la decepción del 2008, cuando perdió en Mar del Plata, contra España, en la primera ocasión que el cuadro sudamericano se acercó al título como local.

El tenis argentino, que se mantiene también en la elite sostenida por la progresión generacional de sus raquetas, lleva una década sin faltar a los cuartos de final del Grupo Mundial. En siete de ellas llegó a semifinales. Y en dos, en el 2006 y el 2008, alcanzó la final. Es la asignatura pendiente del tenis argentino, liderado por Juan Martín del Potro, campeón del Abierto de Estados Unidos en el 2009.

La historia de la raqueta de Argentina contempla tres finales. Todas perdidas. La de 1981, con Guillermo Vilas y Jose Luis Clerc, frente a Estados Unidos; la del 2006 en Moscú, frente a Rusia, liderada por Marat Safin y Nikolay Davydenko, y la mencionada del 2008, cuando España se impuso en Mar del Plata a pesar de estar desprovisto de su número uno, Nadal.

En los dos últimos años, Argentina ha jugado en cinco ocasiones fuera de casa. Ha ganado en tres de ellas (Rusia, Suecia y Serbia) y ha perdido en dos (Francia y República Checa). Nunca, a lo largo de la historia de la competición, España ha perdido contra Argentina. Además de la final del 2008, ambos equipos se han enfrentado en dos ocasiones más. La primera fue en 1926, en Barcelona, en cuartos de final. La otra, en el 2003, en Málaga.

El cuarteto que capitanea Albert Costa, incluye a dos jugadores situados entre los cinco mejores del mundo. Rafael Nadal, segundo, y David Ferrer, quinto. Feliciano López ocupa el número 20 y Fernando Verdasco, el 24.

Argentina, por su parte, tiene a Juan Martín del Potro como primera espada. Undécimo del mundo se aproxima a su mejor nivel. Tito Vázquez, el capitán, ha vuelto a confiar en Juan Mónaco, vigésimo sexto, y Juan Ignacio Chela, vigésimo noveno. David Nalbandian está ahora el 64 del ránking, después de intentar recuperar el terreno perdido tras su operación en la cadera. Datos numéricos que quedan al margen en cuanto la bola se lanza al aire.

Lo más popular