Deportes
Noticias y opinión en la red
LARGA Y TORMENTOSA RELACIÓN

¿Por qué el Barça odia tanto a Mourinho?

Jose Mourinho vuelve al Camp Nou, 'territorio Comanche'. El portugués mantiene desde hace años una tormentosa relación con el Barcelona, desde que fue traductor. El teatro de Messi, las celebraciones ostentosas, la polémica arbitral o los aspersores perseguirán al luso en el clásico

Mourinho, celebrando la victoria en el Camp Nou. | Archivo
EDUARDO SILES

Traductor. La relación entre Mourinho y el Barcelona se remonta a 1996, cuando el portugués acompañó a Bobby Robson en su aventura culé, como ayudante. Siempre ha pesado sobre el luso el sambenito de traductor en su etapa en el Barcelona. Él no lo niega y, de hecho, se siente orgulloso de ello, ya que domina el inglés, el francés, el italiano y el español. Pero su papel en el ‘staff’ técnico fue a más. De hecho, continuó en la Ciudad Condal cuando Robson abandonó el club e, incluso, dirigió al Barcelona B en alguna ocasión tras la llegada de Louis Van Gaal al banquillo del Camp Nou.

"Yo he evolucionado". En una rueda de prensa antes de un enfrentamiento con el Chelsea, un periodista catalán le preguntó acerca de su etapa como traductor y cómo había llegado tan alto pocos años después. El portugués, lejos de achantarse, contraatacó: "Yo he evolucionado, veo que tú sigues en el mismo sitio".

El teatro en Cataluña. Durante su etapa en el Chelsea se enfrentó seis veces al Barcelona. En febrero de 2006, el Chelsea cayó en Stamford Bridge ante el Barcelona (1-2) con una expulsión determinante de Asier Del Horno por una fuerte entrada a Leo Messi. En la rueda de prensa, Mourinho cargó contra Messi con ironía: "Ha hecho teatro. Cataluña es un país de cultura y sabéis lo que es teatro". Desde entonces, cada vez que pisa el Camp Nou le acompaña el cántico "Mourinho vete al teatro".

Show en las celebraciones. Las celebraciones polémicas también han acompañado a Jose Mourinho en el Camp Nou. La primera vez que hincó la rodilla en el feudo blaugrana fue a raíz de un Barcelona 2- Chelsea 2. En el último minuto, Drogba anotó el tanto del empate. Pero la imagen no fue la del costamarfileño celebrando el tanto, sino la de Jose Mourinho, rodillas en pie, celebrándolo como Iniesta en la final del Mundial.

Aspersores. Obviamente, la imagen más polémica fue la que se dio el año pasado. El Inter eliminó al Barcelona en semifinales de la Champions League después de una tensa e igualada eliminatoria. Al finalizar el encuentro, Mourinho saltó al césped, dedo en alto, para celebrar el pase a la final de Madrid. Entonces, Víctor Valdés se acercó a él para recriminarle su actitud. Mientras tanto, empleados del Barcelona activaron los aspersores para evitar la celebración de los jugadores del Inter en el centro del terreno de juego.

Palmaditas a Pep. Algo aún más peculiar aconteció durante ese partido. Guardiola daba unas instrucciones a Ibrahimovic, cuando fue interrumpido por Mourinho, que le dio unas palmadas en el cogote al técnico del Barcelona. Su actuación fue todo un show.

Encuentro con Xavi. Después del tenso encuentro en San Siro del año pasado, Xavi tuvo un encontronazo con Jose Mourinho con la polémica arbitral de por medio. El colegiado era un compatriota de ‘Mou’, Olegario Bequerença, y los culés se quejaron amargamente de su actuación. El capitán del Barcelona, según la cadena italiana Mediaset, le dijo al técnico: "Estarás contento con el árbitro portugués".

"Ovrebo en todos los partidos". Mourinho respondió con ironía, de nuevo, al capitán del Barcelona: "Quizá Xavi quisiera tener a Ovrebo en todos los partidos". Ovrebo era el colegiado noruego que dirigió el Chelsea-Barcelona, que dio acceso a los catalanes a la final de Roma, que ganaron al Manchester United. Entonces, el Chelsea reclamó hasta tres penaltis y clamaron contra el arbitraje del calvo. Sobre este incidente, continuó después del encuentro del Inter en rueda de prensa: "Allí el Chelsea pasó un mal momento arbitral así que los jugadores del Barcelona debería estar callados. No entiendo que el Barcelona no sea capaz de comportarse como un campeón y aceptar que el equipo contrario ha jugado mejor".

Acceda a los 19 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular