Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El Real Madrid mejora pero sigue sin ganar (0-1)

Hubo cambio de actitud y ocasiones para ganar pero Fornals marcó en los últimos minutos en un contraataque. Peligra la cuarta plaza.

0
El Villareal celebra el gol de la victoria. | EFE

Otro tropiezo con el mismo desenlace pero con una historia diferente. La derrota del Real Madrid ante el Villareal poco se parece a la que sufrió ante el Barcelona o los empates ante Numancia o Celta de Vigo. La crítica, dura y justa de la prensa, no se sustenta por partidos como el de esta tarde que, por otro lado, sí explican porque el Real Madrid está a 16 , 17 o 19 puntos del Barcelona. Los de Zidane lo intentaron absolutamente todo. Se dejaron todo en el campo hasta tener el récord de la Liga con 27 remates. Hubo un paso adelante en actitud y juego pero siguen con la pegada de un bebé, la que arrastran desde principio de temporada cuando perdieron ante Betis o empataron ante Valencia o Levante.

Decía Nacho, dos minutos después del pitido final, que "no sabía qué había pasado". Lo cierto es que era difícil explicar una derrota injusta. Todo lo malo que les pueda suceder esta temporada, parece que les va a pasar. Con el Villareal encerrado en su área, un contraataque terminó en el gol o golazo de Fornals con una vaselina sobre Keylor Navas. Pudo ser fuera de juego -la televisión no mostró repetición – y aunque fue un premio excesivo para el Villareal, esa jugada si puede reflejar lo qué le pasó al Real Madrid en la segunda parte. En otra segunda parte peor que la primera por culpa del físico y de los cambios de Zidane. El gol llegó una jugada rápida en la que pillaron al Madrid descolocado pero tras el rechace de Keylor Navas a Unal. ¿Dónde estaban los jugadores del Madrid en la segunda jugada? ¿Tampoco dio tiempo a ninguno a evitar el disparo de Fornals?

Los blancos se fueron al descanso reclamando un penalti sobre Cristiano Ronaldo que sí fue y que Undiano Mallenco no pitó. Se fueron con una sensación similar al día del clásico ante el Barcelona. Jugaron bien, incluso mejor si tenemos en cuenta el contexto. Dominaron, presionaron arriba, agobiando al Villareal, experto en posesiones largas, tuvieron llegas, ocasiones y lo más importante, la sensación de que había más fluidez en el juego. Falló lo de siempre esta temporada. El juego va y viene. La puntería se marchó de vacaciones agosto y todavía no ha vuelto. Cristiano Ronaldo protagonizó casi todas y falló todas las ocasiones que se pueden imaginar. ¿Qué más se puede hacer? Tener paciencia y fichar en invierno, opción que Zidane ha descartado de forma incomprensible. La fe del francés en Cristiano es ilimitada. Tanto que en los últimos minutos le dio más responsabilidad al quitar a Bale del campo y dejar sin minutos a Borja Mayoral. Todo a Cristiano. Como si se le cayeran los goles.

El Madrid mordió. El Madrid terminó la primera parte arriba. El Madrid no quería el descanso. El Villareal, sustentado en un acertado Asenjo, pedía pasar por los vestuarios pero la segunda mitad fue otra historia. Sin que los amarillos subieran sus prestaciones, el Madrid, poco a poco, fue partiéndose. Empezaron a aparecer más espacios para Cheryshev y Sumu Castillejo. Carvajal y Marcelo no reculaban igual y no tenían la ayuda de Modric, Kroos y Casemiro, los tres acabaron asfixiados. Especial mención para Kroos, con un porcentaje de pase siempre superior al 90% de acierto. Falló más pases que en toda la pasada temporada. Increíble que Zidane mantuviera a los tres mediocentros tras dos cambios en el minuto 70. El técnico francés volvió a fallar desde el banquillo. Quitó a Bale, el hombre con más gol y a Isco que sí pedía oxígeno para dar entrada a Lucas y Asensio. Mantuvo un centro del campo con tres mediocentros, al que le costaba replegarse, que no desbordaban con balón y sin balón, para acabar los últimos 20 minutos centrando desde los costados sin dos de sus tres mejores cabeceadores, Bale y Mayoral.

El Real Madrid ha ganado los mismos partidos que no ha ganado. Nueve victorias, cinco empates y cuatro derrotas. Han perdido los mismos puntos que la pasada temporada y no han terminado la primera vuelta. Los resultados son históricos. El aficionado pitará por la situación. El periodista, por mucho que le cueste entender a Zidane, tiene la obligación de contar con rigurosidad e imparcial lo que está pasando. Y el Madrid está mal, tiembla hasta la cuarta plaza, pero hoy no han merecido este resultado. Por este camino, y no por el que cogieron ante Numancia o Celta, llegará antes la victoria. Que llegue pronto porque el Sevilla, a falta de su partido ante el Alavés, está a tres puntos de distancia.

Ficha técnica:

Real Madrid, 0: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Nacho, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric, Isco (Lucas Vázquez, min. 70); Bale (Asensio, min. 70) y Cristiano.

Villarreal, 1: Asenjo; Mario Gaspar, Bonera, Álvaro, Costa; Castillejo (Rukavina, min. 82), Fornals, Trigueros; Raba (Chreyshev, min. 46) y Bacca (Unal, min. 76).

Goles: 0-1, min. 88: Fornals.

Árbitro: Undiano Mallenco (Comité Navarro). Mostró cartulina amarilla a Bacca (min. 44) por parte del Villarreal y a Carvajal (min. 58) y Lucas Vázquez (min. 89) por parte del Real Madrid

Incidencias: partido correspondiente a la decimonovena jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 63.403 espectadores.

En Deportes

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Audrey Hepburn no era la mujer dulce e ingenua de sus películas
    2. "'¿Que me tengo que hacer la cama?'. 'Sí, señor Junqueras, esto no es un hotel'"
    3. Évole recurre a una chirigota para salvar su ridículo ante la CE
    4. Eva Hache no soporta más a Risto Mejide y abandona "disgustada" Got Talent
    5. Luis Herrero: 'La pelea'
    0
    comentarios

    Servicios