Caldera reconoce que la creación de empleo depende de que se mantenga la moderación salarial

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, ha reconocido que la creación de empleo a "buen ritmo" y la mejora de su calidad depende de que se mantenga la pauta de moderación salarial que se registra desde hace diez años.

0
comentarios
LD (EFE) Así lo aseguró Caldera en el acto de clausura de una jornada sobre "Empleo y reformas en Europa y España" organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección y Garrigues Abogados y Asesores Tributarios, y patrocinada por Adecco.

El ministro les explicó a los empresarios y representantes sindicales presentes en el foro que es su responsabilidad mantener la senda de moderación salarial en la negociación de los convenios colectivos.  Según dijo, la moderación salarial constituye para el Gobierno "un pre-requisito básico para el mantenimiento de altas tasas de creación de empleo". En este sentido, Caldera consideró que los incrementos de sueldo que sindicatos y patronal han pactado en la negociación colectiva han tenido un "excelente nivel" de moderación, que animó a seguir.
 
Además, precisó que el mercado de trabajo requiere una mejora de la estabilidad y una reducción de la temporalidad, sin olvidar una flexibilidad compatible con la seguridad, que concilie la vida laboral y familiar para aumentar los niveles de actividad, que incentive la prolongación de la vida laboral en lugar de expulsar a trabajadores maduros y que integre laboralmente a las personas discapacitadas, entre otras. No obstante, Caldera puntualizó que las reformas se han de hacer siempre mediante el diálogo social.

Sobre este último punto el presidente de la CEOE, José María Cuevas, consideró que hay que simplificar el "maremagnum" de las bonificaciones, pero, en contra de la opinión de los sindicatos, abogó, una vez más, por reducir el coste del despido, así como las cotizaciones que pagan los empresarios a la Seguridad Social. Cuevas también reclamó una mayor flexibilidad interna en las empresas, ya que en muchos convenios colectivos perviven "viejos" hábitos organizativos y existen unidades de negociación petrificadas, al tiempo que reclamó la autonomía de los agentes sociales para mejorar la negociación colectiva.

En Libre Mercado