Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

CCOO pide reducir la jornada laboral y que el Estado cubra la diferencia salarial

CCOO sigue dando palos de ciego a la hora de plantear soluciones a la sangría laboral. Su secretario general propone reducir la duración de la jornada laboral y que sea el Estado el que cubra la parte de salario que pierda el trabajador.

LORENZO RAMÍREZ
0
El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo. | ARCHIVO

El secretario general de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, ha demostrado una vez más su falta de conocimientos económicos y su anhelo de vivir en una economía planificada de corte comunista. El sindicalista ha encontrado una fórmula mágica para frenar la destrucción de empleo: reducir la jornada laboral y, cuando ello lleve aparejado una bajada de sueldo, que sea el Estado el que cubra la parte del salario perdido.

Toxo parece olvidar que la caja del Estado se nutre del dinero que aportan los ciudadanos y las empresas, es decir, que si se llevara a cabo su reforma serían los contribuyentes los que pagarán a personas por horas de trabajo no realizadas. El sueño de cualquier sindicalista de clase.

En concreto, el secretario general de CCOO animó a los agentes sociales a pensar medidas "imaginativas" ante la destrucción de empleo y propuso como una primera idea una reducción generalizada de la jornada de trabajo que, de llevar asociada una menor retribución para los trabajadores, debería ser "compensada" por el Estado, según informa Europa Press.

Toxo aseguró que con esta fórmula se lograría mantener más empleo y "seguramente" el Estado se ahorraría una cantidad de recursos que ahora destina a subsidios o aportaciones para desempleados. Este enfoque es erróneo, ya que el mantenimiento de empleo artificial con salarios fuera de mercado (que es lo que plantea Toxo) eleva el déficit, obligando al Estado a emitir más deuda y subir impuestos para financiar el agujero entre ingresos y gastos.

El máximo dirigente de CCOO también mostró su preocupación porque la destrucción de empleo está afectando al núcleo central del sistema productivo español. "Lo pone de manifiesto que ya es el empleo estable el que más se está destruyendo". Para Toxo, es necesario proponer "soluciones distintas" a las que se han puesto hasta ahora sobre la mesa.

Toxo le ve así las orejas al lobo. Hasta ahora los sindicatos más subvencionados de España (CCOO y UGT) estaban tranquilos porque la sangría laboral no estaba afectando a los trabajadores fijos. Pero ahora este tipo de empleados está engrosando las listas del Inem y, por ello, cambian parcialmente el discurso.

Nuevo desencuentro con CEOE

Por otra parte, el documento sobre negociación colectiva que la CEOE hizo llegar este martes a CCOO y UGT "no ha satisfecho las expectativas que tenían los sindicatos", al "no existir en él un compromiso expreso" para desbloquear los convenios de 2009.

Tras leer el contenido del documento, los sindicatos han enviado su "contrapropuesta" a la organización empresarial, en la que, entre cosas, le piden que deje claro en su declaración su intención de desbloquear la negociación colectiva de este año.

El responsable de Comunicación de CCOO, Fernando Lezcano, lamentó que los representantes empresariales hayan "defraudado las expectativas" que había en torno al desbloqueo de la negociación colectiva. "Vamos a exigir una rectificación inmediata para salvar este escollo en una reunión que se celebrará mañana", subrayó.

El encuentromás reciente entre sindicatos y patronal se celebró el pasado viernes y estaba previsto que esa fuera la última reunión. Sin embargo, no se llegó a ninguna solución y la CEOE se comprometió a entregar este martes a los sindicatos su propuesta de negociación colectiva.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, declaró el problema del documento de la patronal es que no resuelve nada, "pues prácticamente propone dejar las cosas tal y como están" y esperar a que el Tribunal Supremo unifique doctrina en lo que respecta a los convenios ya pactados y que no se están aplicando.

Subir sueldos cueste lo que cueste

De esta forma los sindicatos siguen enrocados en torno al Gobierno, atacando a los empresarios (que son los que deben generar empleo) y pidiendo subidas de sueldos en un momento en el que los precios están bajando. La deflación es un hecho, pero los sindicatos exigen incrementos salariales superiores al 2% y acusan a la patronal de querer reducirlos.

Nada más lejos de la realidad, ya que CEOE plantea subidas de hasta un 1% en los salarios pactados dentro de los convenios. Dado que el IPC se encuentra en tasas negativas los empleados verían como sube su poder adquisitivo. Para las organizaciones sindicales, el desbloqueo de la negociación colectiva es condición indispensable para reabrir el denominado "diálogo social".

La negociación colectiva crea paro

Si tienen éxito los sindicatos que se prepare la maltrecha economía española. El método de negociación de los salarios en el mercado laboral va a terminar de hundir la escasa competitividad de la economía. El Banco de España revela que el sistema de negociación colectiva ha alimentado la destrucción de más de un millón de puestos de trabajo en España y teme que suponga un lastre para la actividad productiva.

La razón se encuentra en la elevada rigidez de esta figura. Los convenios colectivos son ultraactivos, es decir, que si un convenio no se renueva sigue vigente el anterior. La ultraactividad confiere a los convenios, en la práctica, el rango de ley o decreto, obviando que se trata de acuerdos económicos entre sindicatos y patronales que necesariamente tienen que modificarse con las circunstancias, las positivas y las negativas.

En este sentido, el organismo exige una reforma del mecanismo de determinación salarial que incremente la relación entre los salarios y la productividad, y que permitiera "una mayor asociación entre los incrementos salariales y la situación particular de empresas y sectores, proporcionaría unas bases más adecuadas para facilitar la recuperación".

Asimismo, a corto plazo, el Banco de España dice que "un compromiso firme de los agentes sociales con la moderación salarial contribuiría a contener los ajustes en el nivel de empleo".

En una época como la actual, es vital aumentar la competitividad de los salarios españoles, es decir, que crezcan menos que en el resto de socios europeos y, lo más importante, que no suban más que la inflación. Pero con el sistema español lo que se está produciendo es justo lo contrario.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Muere Panadero Díaz, exjugador del Atlético de Madrid
    2. Txumari Alfaro indigna con su "solución" para el cáncer de mama: "No hacer nada"
    3. La terrible tragedia que destruyó a Dolores O'Riordan, cantante de The Cranberries
    4. Sergi Arola, destrozado y en la ruina: "Va de piso en piso"
    5. Un funcionario lleva 15 años sin trabajar alternando bajas y vacaciones sin que pase nada
    0
    comentarios
    Acceda a los 34 comentarios guardados

    Servicios