print
LOS INVERSORES REBAJAN 5 VECES SU RATING

Se dispara el temor a que quiebren los gigantes hipotecarios de EEUU

Crecen las dudas acerca de la solvencia de las principales entidades hipotecarias de EEUU, Fannie Mae y Freddie Mac. Ambas cuentan con el máximo rating de riesgo crediticio (AAA). Sin embargo, el mercado de derivados (credit default swaps) valora ambas entidades con un rating 5 veces inferior al oficial. Y eso, que cuentan con el respaldo crediticio del Gobierno. Fortis alerta del riesgo de colapso que padece el sistema financiero de EEUU.

Fortis anticipa un colapso financiero

Noticia publicada el 10-07-2008

LD (M. Llamas) Aumenta el temor sobre la solvencia de los gigantes hipotecarios de EEUU, tal y como avanzó LD el pasado mes de mayo. Ambas entidades, que cuentan con el respaldo gubernamental para la emisión de hipotecas, copan casi el 80 por ciento de los préstamos hipotecarios que se conceden en la actualidad en EEUU. Casi el doble que en 2007.
 
Sin embargo, su elevada exposición a la mayor crisis inmobiliaria que sufre el país desde la Gran Depresión dispara la incertidumbre bursátil acerca de la posible quiebra de ambas compañías. Y es que, pese a acumular un capital próximo a los 83.000 millones de dólares su deuda supera casi los 5 billones.
 
Así, el mercado de derivados de impagos (los denominados credit-default swaps) valora a los gigantes hipotecarios con un rating cinco veces inferior al oficial (AAA), informa Bloomberg. Así, los credit-default swaps vinculados a 1,45 billones de dólares de deuda emitida por Freddie y Fannie están siendo valorados en el mercado con una calificación muy inferior al concedido por las principales agencias de rating.
 
El precio de los contratos utilizados para especular sobre la solvencia de los gigantes hipotecarios se ha disparado en el mercado de derivados a lo largo de las últimas semanas. En concreto, los credit-default swaps vinculados a la deuda de ambas entidades subieron de 35 a 70 puntos básicos desde el pasado 1 de mayo.
 
¿Otro Bear Stearns?
 
Dichos instrumentos financieros están basados en la emisión de bonos y préstamos que se utilizan para especular sobre la capacidad de una determinada empresa para reembolsar su deuda. Es decir, se trata de un mercado bursátil sobre el riesgo de quiebra y nivel de solvencia de compañías e, incluso, Estados (deuda soberana).
 
Una subida en el mercado de derivados significa que los inversores detectan un mayor riesgo de impago. El problema, según los analistas, reside en la falta de capital para afrontar las pérdidas derivadas de los impagos de hipotecas y la depreciación del mercado de la vivienda en EEUU.
 
Y eso, que su deuda crediticia está garantizada por el Gobierno estadounidense. Sin embargo, los inversores perciben, incluso, la garantía estatal como “potencialmente problemática”, según advierte Tim Backshall, estratega jefe de derivados de LLC.
 
Efectos colaterales en todo el sistema finenciero
 
Según el Observatorio de Coyuntura Económica del Instituto Juan de Mariana (OCE), “las agencias de rating han perdido toda credibilidad, tal y como advertims en nuestros anteriores boletines”. De hecho, “están tratando de no bajar los rating crediticios triple A ya que, si lo hacen, los bancos que tengan hipotecas concedidas por estas dos entidades tendrían que incrementar mucho su capital, tal y como establece la nueva regulación de Basilea II”.
 
Así, “por cada 100 unidades de deuda de Freddie Mac, los bancos tiene que tener 1,6 unidades de fondos propios. Sin embargo, si su rating crediticio se rebaja mucho estas mismas entidades podrían verse obligadas a disponer de 8 unidades”, advierte el OCE. Es decir, tendrían que captar 5 veces el capital que, en la actualidad, tienen respaldando esos créditos”.
 
Freddie Mac y Fannie Mae se desplomaron la pasada semana un 17,86 por ciento y un 16,19 por ciento, respectivamente, después de que el banco de inversión Lehman Brothers asegurase que ambas compañías necesitarían ampliar capital. Desde hace meses, las acciones de amabas entidades se han desplomado, tanto las de Fannie como las de Freddie Mac.
 


Las acciones de las firmas bajaron por la preocupación de que podrían tener que recaudar hasta 75.000 millones de dólares en capital adicional como resultado de un cambio contable pendiente. Las acciones de Fannie Mae han caído un 73 por ciento en el último año en la Bolsa de Nueva York, mientras que las de Freddie Mac han perdido casi un 60 por ciento.
 
Desplome bursátil
 
Algunos analistas incluso barajan la posibilidad de un rescate financiero de similares características al del banco Bear Stearns, aprobado por la Reserva Federal (Fed) el pasado mes de marzo. Y es que, una medida de tal calibre hace pensar que el Gobierno de EEUU “no va a permitir la quiebra de Fannie y Freddie”, según afirma Robert Millikan, director de renta fija de BB & T.
 
“Con toda la exposición que tienen los bancos a Fannie y Freddie, el efecto multiplicador que causaría en todo el sistema financiero sería increíble en caso de que el Gobierno permitiera la quiebra de ambas compañías”, añade.
 
Precisamente, Fortis advirtió recientemente del riesgo de que EEUU sufra un colapso financiero de características similares, vaticinando la quiebra de casi 6.000 entidades.
 



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados