print
EL PIB INTERANUAL YA ES INFERIOR AL 1%

España, a un paso de la recesión: el PIB cae un 0,2% en el tercer trimestre

La economía española registró en el tercer trimestre un retroceso del 0,2% con respecto al trimestre anterior, La primera caída del PIB nacional en los últimos 15 años, según datos del Banco de España. De hecho, la economía española crece ya por debajo del 1%, tal y como avanzó LD hace meses.


El Ibex recupera los 9.000 puntos
El paro supera un 70% la media europea
El IPC, 4 décimas por encima de la UE
El déficit exterior aumenta un 6%

Noticia publicada el 31-10-2008

LD (M. Llamas) Hace ocho meses, el vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, descalificó a los que auguraban el riesgo de recesión en España porque, a su juicio, "no saben nada de economía". De este modo, Solbes aseguraba entonces lo siguiente: "lo menos que puede decirse ahora es que estamos lejos" de la recesión. "Tanto en 2007 como en 2008 ó en 2009".
 
Pues bien, ocho meses después, la realidad de la economía española ha desmentido por completo los supuestos conocimientos de Solbes en esta materia.
 
Muy malas noticias para la actual economía española, y aún peores perspectivas para el futuro inmediato. Ya es oficial. Pese a que el Gobierno negó la crisis reiteradamente durante los últimos meses, España está al borde de sufrir la primera recesión económica (dos trimestres consecutivos con crecimiento negativo) desde la crisis de principios de los años 90.
 
El Producto Interior Bruto (PIB) ha retrocedido un 0,2% en el tercer trimestre del año con respecto al trimestre anterior, según el último boletín del Banco de España. La economía se contrae por primera vez en los últimos 15 años. El decrecimiento registrado entre julio y septiembre supone la primera tasa negativa del PIB desde el segundo trimestre de 1993, cuando cayó un 0,3%.
 

 
Precisamente, también habría que remontare a ese año para observar una tasa negativa del PIB en términos interanuales, que se produjo en el cuarto trimestre y también fue de tres décimas. En este sentido, la economía nacional avanza ya a un exiguo ritmo del 0,9% interanual. Es decir, por debajo del 1%, tal y como avanzó Libertad Digital.
 
El Banco de España estima que, con los datos disponibles, "la tasa de crecimiento interanual del PIB en el tercer trimestre se redujo en nueve décimas, hasta el 0,9%, cifra que representa una tasa intertrimestral ligeramente negativa, del -0,2%".
 
Del 0,1% al -0,2% del PIB en 3 meses
 
Tales datos contrastan con la información relativa al segundo trimestre, en donde la tasa de crecimiento interanual del PIB se redujo en ocho décimas, hasta situarse en el 1,8% (0,1% en términos intertrimestrales). Y ello, debido igualmente al frenazo de la demanda nacional, que creció a una tasa interanual del 1,4% (2,7% en el trimestre precedente)".
 
Sin embargo, de julio a septiembre, la demanda nacional mostró una desaceleración aún mayor (consumo e inversión), ya que sólo creció tres décimas (frente a los 1,4 puntos del segundo trimestre). Además, la inestabilidad en los mercados financieros "también ha sido clave" en la caída del PIB, según el Banco de España.
 
Así, el gasto en consumo final de los hogares prolongó en el tercer trimestre el perfil de "marcada desaceleración observado desde principios de año", advierte. Además, "la confianza de los consumidores y la de los comerciantes minoristas experimentaron nuevos retrocesos, alcanzando un nuevo mínimo histórico en el primer caso y situándose muy cerca de este en el segundo".
 

 
El consumo sólo crece un 0,3% 
 
Entre los indicadores cuantitativos, los datos de grandes empresas de la Agencia Tributaria, referidos a julio y agosto, mostraron "descensos interanuales de las ventas interiores de bienes y servicios destinados al consumo algo mayores que en la media del segundo trimestre". En ese mismo sentido, el índice del comercio al por menor en términos reales disminuyó en el período julio-agosto a ritmos también superiores a los observados en la primavera".
 

 
El boletín alerta de que el "deterioro fue mayor en el caso de los bienes de consumo duradero". Así, en el tercer trimestre del año tuvo lugar una caída interanual de las matriculaciones de automóviles superior al 30%.
 

 
La inversión se contrae
 
En cuanto a la formación bruta de capital fijo, indicador clave de la economía, continuó retrocediendo en el tercer trimestre de 2008. Así, en el caso de los bienes de equipo, los datos avanzan una "cierta contracción, mientras que los indicadores de confianza señalan una mayor atonía, con caídas en el indicador de clima industrial de bienes de equipo y en el del total de la industria, así como un empeoramiento en la cartera de pedidos".
 
Destaca el comportamiento contractivo de la inversión en construcción, que se agudizó en el tercer trimestre. Así, los indicadores de consumos intermedios (como la producción interior de materiales de construcción y el consumo aparente de cemento) intensificaron su ritmo de caída en el conjunto de los meses de julio y agosto.
 

 
Asimismo, según el informe, "el endurecimiento reciente de las condiciones de financiación bancaria y las mayores dificultades para captar financiación por esta y por otras vías estarían afectando negativamente a las decisiones de gasto de las sociedades no financieras"
 
Recesión de los sectores productivos
 
Mientras, por el lado de la oferta, prosiguió la "intensa corrección de la actividad en el sector de la construcción y la caída del valor añadido en las manufacturas, a la vez que se iniciaba un proceso de destrucción de empleo que se extendió a las distintas ramas productivas, excepto a los servicios", indica.
 
En concreto, el Banco de España estima que la producción de la rama industrial y energética disminuyó en el tercer trimestre, como consecuencia de la desaceleración de la energía y de la contracción de la industria".
 
En línea con el comportamiento de las ventas de bienes de las grandes empresas, el índice de producción industrial (IPI) "intensificó su ritmo de retroceso en el conjunto de los meses de julio y agosto, especialmente en el caso de los bienes de equipo y de consumo no alimenticio", según el documento.
 
Además, la rama de servicios también "habría registrado un debilitamiento
algo más intenso en el tercer trimestre de 2008 en comparación con el anterior. En efecto, las ventas de grandes empresas, en términos reales y corregidos de calendario, volvieron a experimentar una apreciable caída en el conjunto de los meses de julio y agosto", afirma el informe.
 
Detrucción de empleo
 
Todo ello, se está traduciendo en la destrucción de empleo y el aumento del paro en España. Así, los indicadores disponibles coinciden en señalar que en el tercer trimestre se "agudizó el ajuste a la baja del empleo, que habría empezado a disminuir en el conjunto de la economía. En concreto, el crecimiento del número de afiliados a la Seguridad Social retrocedió un 0,9%, frente al incremento del 0,5% del segundo trimestre", tal y como reconoce el organismo. El paro se elevó hasta el 11,3%.
 
Por otro lado, los datos correspondientes a la última Encuesta de Población Activa (EPA) estimó una caída interanual del empleo, por primera vez desde 1994, del 0,8%, tras el incremento del 0,3% observado en el segundo trimestre del año.
 
El informe pone de manifiesto que el empleo se ha reducido en todos los sectores de la economía de mercado, y especialmente en la construcción, con la excepción de los servicios.
 
Durante este período se intensificó la destrucción de empleo en la construcción (–13%, frente al –7,9% en el segundo trimestre), y pasó a reducirse el número de ocupados en la industria, hasta el –1% (frente al 0,2% del trimestre previo). El empleo en la agricultura siguió disminuyendo a tasas similares a las del trimestre previo (–4,1%). Finalmente, la tasa de creación de empleo en los servicios de mercado se redujo un 0,9 &, hasta el 1,7%.
 
En este sentido, el organismo alerta de que la destrucción de empleo "se intensificará" en los próximos meses. También apunta que la remuneración salarial ha seguido creciendo "a tasas elevadas", lo que anticipa una moderación de los costes laborales.
 

 
Problemas para captar financiación
 
Por otro lado, también advierte de que si se mantienen las tensiones financieras será difícil "en mayor medida que hasta ahora" la captación de recursos en el resto del mundo, riesgo que es "especialmente relevante" en economías como la española, que tiene un déficit exterior elevado (superior al 10% del PIB).
 
El debilitamiento de la demanda interna contrasta con la mejora del sector exterior, el único dato positivo de este informe, ya que supone una aportación de seis décimas al crecimiento, debida al debilitamiento de las importaciones y a que las exportaciones han seguido manteniendo un "cierto dinamismo".

También considera que las caídas de las bolsas y la "acusada" desaceleración de los precios de la vivienda están teniendo un efecto "desfavorable" sobre la riqueza de las familias, que posponen sus decisiones de gasto en bienes de consumo duradero, aunque al mismo tiempo mejora la tasa de ahorro de los hogares, que está en el 10,7% de su renta disponible.

En cuanto al consumo público, el informe señala que las Administraciones gastaron en el tercer trimestre en línea con el anterior, un 3,8% más, aunque valora que los datos de Ejecución Presupuestaria del Estado sugieran una subida "algo más moderada" de los salarios públicos.

Una vez más el Banco de España critica las cláusulas de revisión salarial -incrementar los sueldos con arreglo a la inflación- porque cree que "contribuyen negativamente" a la evolución de los costes laborales en momentos "transitorios" de subidas del IPC y "dificulta" así "el ajuste de la economía ante una situación de cambio de ciclo como la actual".
 




Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados