Menú

España y Estonia comparten tragedia: paro juvenil superior al 40%

Los jóvenes españoles y estonios sufren la mayor tasa de paro de la UE-27, con tasas que superan el 40%. Según los últimos datos, el desempleo juvenil en España es del 41,3%.

0

En casi toda la UE-27 la tasa de paro juvenil dobla a la media nacional. Sin embargo, la situación es mucho más grave en España y Estonia. La tasa de paro juvenil en España (41,3%) más que duplica a la media europea (20,3%), y es el único país, junto con Estonia, que supera el 40%.

Tan sólo cuatro países de los 27 rompen con la tendencia europea y presentan una ratio de la relación entre el desempleo juvenil y el total menor a 2 (tasa de paro juvenil/tasa de paro media nacional), según destaca el último boletín laboral de Afi (Analistas Financieros Internacionales) y Agett (Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal). Son Alemania (1,2), Dinamarca (1,9), Países Bajos (1,9) y Letonia (1,9). En España, este ratio sigue el patrón europeo y se sitúa en el 2,1. Destacan, por el contrario, países como Italia y Finlandia, las dos con un cociente de 3,4, así como Suecia, con un 3,2.

A este respecto, el presidente de Agett, Francisco Aranda, señala que "es cierto que en casi todos los países de la UE-27 la tasa de paro juvenil duplica a la media nacional, pero es alarmante que en España doblemos la media de paro juvenil a nivel europeo y seamos los únicos, junto con Estonia, que superemos el 40% de desempleo entre los más jóvenes".

Aranda subraya que "la correlación entre el paro juvenil y el paro total de países como Alemania, Dinamarca, Países Bajos o Letonia podría indicar que en estos países se están dando las mejores prácticas de inserción laboral entre los jóvenes. Evidentemente, puede deberse a otros factores como la formación, el modelo productivo o las costumbres de estos países. Pero ahora que debatimos la reforma laboral, y que ésta quiere centrarse en el paro juvenil, tal vez sea el momento de analizar qué políticas se emplean entre nuestros vecino, para estudiar si podemos hacerlas aplicables en nuestro país".

Aranda concluye que "la entrada tardía de los jóvenes al mercado laboral acarrea el retraso en la emancipación, resta empleabilidad a los jóvenes y sobrevuela el peligro de exclusión social para este colectivo que, a fin de cuentas, será la generación que en un futuro tendrá que contribuir al soporte de nuestro sistema".

Por otra parte, según el indicador de avance del mercado laboral que elabora este organismo, la Encuesta de Población Activa (EPA) del segundo trimestre arrojará un aumento intertrimestral de 177.000 ocupados, situando el agregado total en 18,6 millones de trabajadores activos, lo que representaría una tasa de variación interanual del -2%. Sin embargo, "este comportamiento, condicionado por el factor estacional, se truncaría a partir de agosto y septiembre, dada la desfavorable estacionalidad para el empleo", alerta el estudio.

La tendencia laboral en España sigue siendo, pues, negativa. No obstante, el paro registrado en los seis primeros meses de 2010 es peor que en el mismo periodo de 2008. En el primer semestre del año el número de parados registrados aumentó en 549.000 personas respecto al mismo periodo de 2009, cuando el incremento interanual ascendió a 1,2 millones de parados. Así, la evolución del paro en 2010 es menos negativa que la de 2009, pero sigue siendo peor que la registrada en 2008.

Nuevo perfil de parado

Por otro lado, el perfil de parado está cambiando con la crisis. Por colectivos, en el primer semestre de 2008, cuando la crisis prácticamente acababa de empezar, "el 73% de los nuevos parados eran varones, frente al 21% de las mujeres; un 90% eran mayores de 25 años frente al 10% de los menores de esa edad, y el 70% era nativo, frente al 30% de los extranjeros", indica el informe.

En este primer semestre, "las mujeres alcanzan ya el 49% de nuevos parados frente al 51% de los hombres. Esto indica que, después de cebarse con los sectores de la construcción y la industria (sectores eminentemente masculinos), la crisis afecta por igual a todas las ramas de actividad".

Además, "el colectivo de mayores de 25 años representa ahora el 96% de los nuevos parados y en el caso de los nativos suponen el 76%. La mayor vulnerabilidad de estos colectivos, respecto al primer semestre de 2008, pone de manifiesto cómo la crisis laboral está afectando al núcleo duro del empleo".

Por último, históricamente, la tasa de paro femenina ha sido siempre superior a la masculina, pero esta crisis, al afectar especialmente a aquellos sectores eminentemente masculinos como son la construcción y la industria, ha hecho "eliminar la brecha que separaba los datos de paro en hombres y mujeres. Es decir, estas tasas de paro tienden a igualarse, no porque las mujeres hayan mejorado sus registros, sino porque el aumento de los parados varones en toda Europa ha crecido de una forma desmesurada".

Así, según los datos de Eurostat, la tasa de paro femenina es inferior a la media nacional en 16 de los 27 países de la UE. Destacan los casos de Letonia (5,3 puntos porcentuales menos que la media nacional), Estonia (5,2 puntos menos), Lituania (-5) e Irlanda (-4,5). "Estos países son el claro ejemplo de las consecuencias del brutal ajuste en los empleos de la construcción y de la industria".

España, comparte con los Estados Miembro anteriormente citados, su mayor concentración en el sector de la construcción, por lo que también ha visto cómo la tasa de paro masculina ha aumentado hasta prácticamente alcanzar a la tasa de paro femenina, que se sitúa en el 20,1%.

Temas

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: 'El desprestigio de Cataluña en toda España'
    2. La Generalidad amenaza con quitar servicios sanitarios a Aragón por las obras de Sijena
    3. La encuesta interna de Puigdemont da a Ciudadanos ganador en votos y en escaños
    4. Luis Herrero: 'Calle sin salida'
    5. Tensión y cargas policiales en Lérida por los bienes de Sijena
    0
    comentarios
    Acceda a los 5 comentarios guardados

    Servicios