Simancas critica la supresión del Impuesto de Donaciones en la Comunidad de Madrid

Pese a que el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, se ha mostrado contrario a subir los impuestos, la oposición socialista en la Comunidad de Madrid ha criticado la supresión del Impuesto de Donaciones entre padres e hijos y entre cónyuges anunciada por Esperanza Aguirre. Aunque la presidenta regional insiste en que esta medida beneficia a las familias y reactiva la economía, Rafael Simancas insiste en que sólo favorece a las grandes fortunas.

L D (Agencias) La supresión del impuesto de donaciones, a la que la presidenta Esperanza Aguirre puso este martes fecha, el uno de enero de 2006, fue criticada este mismo miércoles por los líderes de la oposición, el socialista Rafael Simancas, y el coordinador de IU, Fernando Marín, porque reduce los ingresos que la región necesita para mejorar otros servicios.

Así, en la apertura del XI congreso de UGT-Madrid, el secretario general del PSM dijo que "la preocupación de los madrileños no está hoy en torno a los impuestos de sucesiones ni donaciones, sino que la prioridad está en el funcionamiento del servicio público, en la educación, en cómo se atiende a los discapacitados, a las personas mayores".
 
"Constituye una contradicción extraordinaria el que Esperanza Aguirre anuncie bajadas indiscriminadas de impuestos que favorecen sobre todo a las grandes fortunas, a la vez que pide al Estado, y al presidente José Luis Rodríguez Zapatero, que suba los impuestos estatales para mejorar las líneas de financiación de servicios a la Comunidad", argumentó Simancas. "Además, es una injusticia", afirmó el socialista, quien reiteró que ese tipo de rebajas "que se plantean por igual para los que más tienen y para los que menos tienen, son injustas".

Simancas añadió que "estamos de acuerdo en una reducción en ese impuesto, pero en función del patrimonio y de la renta de cada sujeto. No parece razonable -insistió- seguir bajando impuestos a las grandes fortunas porque en Madrid necesitamos recursos con los que financiar la mejora de nuestros servicios públicos". En ese sentido se pronunció también el coordinador general de IU-Madrid, Fernando Marín, quien afirmó que "estamos en contra de que se quite este impuesto porque si, efectivamente, Aguirre dice que le falta tanto dinero y que el Gobierno central no le da nada, que es una pobre mujer que no recibe dinero de ninguna parte, le quite a madrid el impuesto de donaciones".

Con ese dinero, que "gravaría a las personas que más tienen", dijo, "podría la Comunidad solucionar todos esos problemas que nos dice la presidenta que tiene: la sanidad, en lugar de privatizarla, se solucionaría; los colegios concertados, igual, estarían mejor los colegios públicos", enumeró Marín. "Creo que ella se queja, pero luego no lo soluciona desde su propio gobierno. Es la portavoz de la oposición al Gobierno de la nación", opinó Marín, quien añadió que ese impuesto serviría para financiar muchos intereses para los madrileños".
 
También el líder sindical de UGT, José Ricardo Martínez, se refirió a este asunto, anunciando que hablaría en su informe de gestión sobre las necesidades en servicios sociales de la región que no se cubren mientras la Comunidad se permite "el lujo" de prescindir de un dinero que hace falta para otras cosas. "Nosotros somos críticos con lo que sucede en Madrid, porque tiene que ver con el deterioro de los servicios a los ciudadanos; lo que pasa es que esto interesa a quien tiene capacidad para "donar, preferiríamos que mirasen más a quienes necesitan de la administración", indicó Martínez.
 

En Libre Mercado

    Lo más popular