Menú

Rajoy se enfada con Rivera y se prepara para una odisea parlamentaria

El Gobierno traslada su enfado con Ciudadanos pero espera contar con su apoyo para los PGE. El PNV copa los elogios: "Ellos sí tienen palabra". 

0
Rajoy y Hernando el pasado jueves en el Congreso | EFE

Mariano Rajoy no está contento con Albert Rivera. Así se lo transmitió a sus más próximos colaboradores, después de que Ciudadanos virara su posición para abstenerse en la votación sobre la estiba. Según Rafael Hernando, el PP se enteró de que su socio preferente le daba la espalda a primera hora de este jueves, cuando ya no tenían margen de maniobra para negociar. "Hasta en tres ocasiones nos dijeron que nos iban a apoyar. No tienen palabra", zanjaron fuentes de la dirección nacional. Al final, pese al apoyo del PNV, el Gobierno se dio de bruces con la realidad de su minoría parlamentaria.

Cuando el presidente llegó al Congreso para participar en la decisiva votación ya sabía que estaba perdida. Se metió en la zona del Gobierno de la Cámara y allí dijo a los suyos que no entendía el giro de Rivera. "Ya no estamos hablando de aforamientos o limitación de mandatos, en esto creíamos que nos apoyarían. Dicen que hay que cumplir las sentencias pero no aclaran cómo", arguyó un portavoz habitual del PP que habló con Rajoy. Fueron varios los cargos populares que, en el transcurso del pleno, salieron a los pasillos para transmitir su malestar con Ciudadanos.

La dirección del partido contrapuso "las tres, cuatro o cinco palabras" de Rivera con "la única palabra" del Partido Nacionalista Vasco, que respaldó al Ejecutivo en esta cuestión, a pesar de que el regreso de las tres diputadas del "no" de un viaje oficial hacía prácticamente imposible sacar el texto delante. "El PNV sí es un partido serio", indicaron las fuentes consultadas. Cabe destacar que es el segundo acuerdo en las últimas horas con los nacionalistas vascos, después de que el PP anunciara su apoyo a las cuentas de Íñigo Urkullu. Tanto el Ejecutivo como el Grupo Popular reconocieron que las negociaciones con los nacionalistas vascos con respecto a los PGE "van por buen camino".

"Va a hablar el ministro", esquivó Rajoy a los periodistas al término de la votación. Y tanto Íñigo de la Serna como dirigentes del PP repitieron básicamente la misma idea: la multa de 134.000 euros diarios de las instituciones comunitarias la pagarán todos los españoles. "No hemos escuchado ninguna propuesta -de quienes no han apoyado el decreto-.La única propuesta era la de dar un palo al Gobierno pagado por el bolsillo de todos los ciudadanos", denunció el titular de Fomento. Ahora, el Gobierno esperará a la reunión el próximo martes entre patronal y sindicatos para aclarar su plan, que pasaría por presentar de nuevo un decreto. "Convendría esperar a ver que pasa en esa reunión y ver si se va a firmar un acuerdo", en palabras de De la Serna.

Así las cosas, tras el escollo de la estiba, el entorno de Rajoy reconoció que se enfrenta a un calendario parlamentario "muy complicado". Y, aunque en principio tiene atado el respaldo de Rivera para aprobar las cuentas públicas, el Gobierno transmitió al más alto nivel que "si incumple ahora" también "podría hacerlo mañana"."¿Y si Ciudadanos se desdice de su posición con los PGE y cambia un minuto antes de la votación?", se preguntaron. "El cambio de posición sobre la estiba no se debe a un planteamiento ideológico sino estratégico. No querían aparecer en la foto de la derrota", insistieron las fuentes consultadas.

Un nuevo choque que se suma a los ya vividos en las últimas semanas por la crisis política en Murcia y el incumplimiento del PP en el capítulo de regeneración. Si bien, Rajoy evitó entrar en el cuerpo a cuerpo con Rivera y envió a sus portavoces a dar el toque de atención. "Si viéramos que todo está perdido, iríamos a elecciones. Vamos a intentar sacar los PGE", precisaron a última hora de la tarde desde Moncloa. De hecho, Cristóbal Montoro quiere presentar el proyecto de las cuentas en el Consejo de Ministros del día 31. "No quiero convocar elecciones. No voy a hacer juegos", contestó el presidente el viernes pasado, prometiendo un acercamiento a Rivera que sigue sin llegar.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Las secuelas que le han quedado a María Teresa Campos tras el ictus cerebral
    2. La Generalidad presenta el uniforme de los Mossos de la República
    3. Rifirrafe de Rajoy y Espinar en el Senado: "En vez de tanta coca-cola, tome tila"
    4. 'El pene es el causante del cambio climático' deja en ridículo la ciencia feminista
    5. Mónica Naranjo se casó con el mosso que acudió a su casa tras un robo
    0
    comentarios

    Servicios