Internacional
Noticias y opinión en la red

Clarín, nueva víctima de los ataques de Correa

Si hace algún tiempo fue contra un diario peruano, ahora Rafael Correa arremete contra el diario argentino Clarín.

Correa, otra vez enfrentado a la prensa. | EFE
/ Iberoamérica

No hay duda de que una de las cosas que más detesta Rafael Correa es la prensa, o al menos aquella que se atreve a criticar algo de su política, una situación muy parecida a lo que ocurre en la Venezuela de Hugo Chávez.

En agosto de este año, el presidente ecuatoriano viajó a Perú para presentar un libro y ahí habló del "mal entendido concepto de libertad de expresión, para poder sacar presidentes y seguir dominando y manejando nuestro país". Esto provocó serias críticas del diario peruano Correo que presentó una portada contra el mandatario al que declaraba como "persona non grata" en Perú. La respuesta del ecuatoriano no se hizo esperar y atacó a la prensa.

Ahora, Correa vuelve a arremeter contra un diario. El elegido esta vez es Clarín, uno de los principales diarios argentinos y opositor a Cristina Fernández. El presidente de Ecuador ha asegurado que el "mayor peligro para la libertad de expresión no son los políticos ni los presidentes, son los malos periodistas", en clara referencia al citado periódico.

Durante la XXI Cumbre Iberoamericana celebrada este fin de semana, Correa arremetió contra un periodista de Clarín. "¿Por estar en contra de esta clase de prensa somos autoritarios? ¿Quiere decir que Cristina Kirchner también es autoritaria? ¿Usted cree que las cárceles en Ecuador están llenas de periodistas perseguidos porque piensan diferente al presidente? No hay nadie preso", aseguró. También hubo un ataque directo: "Usted es la mejor muestra de cómo nos puede manipular cierta prensa".

Sin embargo, Correa olvida que la justicia de su país condenó a tres años de cárcel y a una multa de 20 millones de euros a tres propietarios del periódico "El Universo" y al periodista Emilio Palacio del mismo medio por afirmar que durante la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010 Correa ordenó al Ejército "disparar a discreción a un hospital lleno de civiles sin previo aviso", algo que se intentó probar a través de un polémico vídeo aparecido días después.

Al respecto, Correa dijo que dicho diario "dijo que durante el levantamiento policial del 30 de setiembre de 2010 yo di la orden de disparar contra civiles desarmados, contra un hospital y que soy un criminal de lesa humanidad. ¿Por qué tengo que aguantar esas difamaciones?". Agregó que "por supuesto que cierta prensa necesita de una regulación. Son negocios privados con fines de lucro. Pero ellos no están vendiendo corbatas. Están vendiendo información, un bien público que perjudica o beneficia a toda la sociedad. Una mala información nos puede crear una guerra civil o una catástrofe, poner en riesgo la seguridad de la nación".

Sobre esta sentencia, Human Rights Foundation (HRF), una organización de defensa de los derechos humanos con sede en Nueva York, instó a la Corte Nacional de Justicia de Ecuador a revocar la condena ratificada hace un mes por un tribunal de apelaciones contra Emilio Palacio y tres ejecutivos de El Universo. "El máximo tribunal de justicia de Ecuador debe mostrar que es independiente del Poder Ejecutivo y revocar esta sentencia vergonzosa", afirmó en una carta enviada (aquí en PDF) a los magistrados Thor Halverssen, presidente de HRF. Además, en la misiva señaló que "en las dictaduras, quien ofende o critica al dictador se va a la cárcel o al exilio. En Ecuador, quien ofende o critica al presidente Correa no solamente se va a la cárcel o al exilio, sino que también se va a la quiebra".

Acceda a los 2 comentarios guardadosClick aquí

En Internacional