Menú

Rania veta el hebreo en la traducción de su libro sobre multiculturalismo y tolerancia

Según publica el diario israelí Hareetz, la Reina Rania de Jordania se niega a que se traduzca al hebreo su libro para niños publicado en abril. Curiosamente, el liro habla de la tolerancia y diversidad cultural.

libertad digital
0
La reina Rania de Jordania. Archivo

La información señala que algunas editoriales israelíes se mostraron interesadas en la traducción y edición pero obtuvieron una negativa como respuesta, según informa el periódico israelí. El libro "The Sandwich Swap" o el "Intercambio de sándwiches" fue editado en Nueva York en inglés y, en junio, conoció su versión en árabe. La Reina lo escribió en colaboración con la escritora Kelly Pucci y la ilustradora norteamericana Trisia Tusa. La publicación está destinada a los niños, entre cuatro y ocho años. En el argumento principal del cuento aparecen dos niñas que se ve en medio de un enfrentamiento por los ingredientes de sus sándwiches.

Sin embargo, las pequeñas Lily y Salma, sus protagonistas, comparten un interés común a pesar de que Lily prefiere su sándwich con manteca de maní y mermelada, alimento muy norteamericano, y Salma quiere un pan árabe con humus. Sin embargo, ambas se comprenden y pese a las diferencias culturales de una y otra finalmente prevalece su amistad. Eso sí, no sin antes protagonizar alrededor de los sándwiches un combate escolar, que finaliza con una fiesta de intercambio de alimentos. Los mensajes son claros y bellos: conocimiento del otro, apertura y diversidad cultural.

En la campaña de promoción, la Reina jordana dijo que el libro describe lo que ocurre cuando dos niñas permiten que, la comida, altere su amistad, dado que cada una juzga a su amiga según lo que come durante el almuerzo, símbolo de las diferencias culturales.

El cuento infantil llegó a la lista de más vendidos en The New York Times y lo califico en primer lugar durante dos semanas consecutivas. En el marco de la promoción, la Reina visitó el programa televisivo de Ophra Winfrey y Barbara Walters y hasta leyó fragmentos en un evento que tuvo lugar en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, a finales de abril.

El cuento de la Reina jordana se basa en su propia historia. Como hija de una familia palestina exilada, Rania estudió en un colegio internacional en Kuwait, donde compartía sus clases con alumnos de diferentes países, en lengua inglesa. En las entrevistas que mantuvo para promocionar el libro, la reina dijo que la historia se vio influida por su la niñez y que su madre acostumbraba a prepararle un pan árabe con humus que llevaba a la escuela. La Reina describió la impresión que sintió cuando, por primera vez, se encontró frente a un sándwich con manteca de maní que comía su compañera de banco.

Desde el 2007, la reina Rania trabaja con las fuerzas de UNICEF a favor del bienestar de los niños y se desempeña como Presidenta Honorífica, por iniciativa de Naciones Unidas, en la promoción de la instrucción para las niñas. En su sitio de Internet, destaca que los ingresos por la venta del libro serán transferidos a una organización para la reconstrucción de 500 escuelas públicas en Jordania.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Una niña de dos años es golpeada por un bola de béisbol a más de 100 km/h
    2. Federico Jiménez Losantos: 'Por qué fracasó el 23-F y está triunfando el 1-O'
    3. Socios del Espanyol echan en cara al club su postura sobre el referéndum
    4. Las hijas gemelas de Julio Iglesias son las nuevas estrellas de la familia
    5. Vídeo: Una niña de dos años es golpeada por un bola de béisbol en el Yankee Stadium
    0
    comentarios
    Acceda a los 19 comentarios guardados

    Servicios