Menú

Correa, a Costa: "Tu serás el presidente del Gobierno de este país"

El sumario del Gürtel revela que Correa y El Bigotes tenían una relación muy cercana con Ricardo Costa y que éste incluso recurrió a El Bigotes para que mediase ante Camps para entrar en el Gobierno. En otra conversación, Correa le llega a decir a Costa que será "el presidente del Gobierno".

efe
0

El alzamiento de parte del sumario del caso Gürtel, ordenado este martes por el juez Pedreira, ofrece más datos de los ya filtrados a la prensa, sobre la amistad de los cabecillas de la trama, Francisco Correa y Álvaro Pérez El Bigotes con el secretario general del PPCV, Ricardo Costa.

Según las conversaciones contenidas en el sumario, Francisco Correa demuestra una relación estrecha con el número dos del PP valenciano. Costa se encuentra con Pablo Crespo cuando éste recibe una llamada de Correa (el 12 de noviembre de 2008) y se pone también al teléfono. "Tú serás el futuro presidente del Gobierno de este país", le dice Correa. "El candidato que tenéis ahora, espero que no le votéis en 2011, pero vamos, no vais a ganar nunca y entonces tú dentro de poco eres el que va a mandar ahí", añade el imputado. Costa le replica que ser presidente del Gobierno le toca "al otro Costa" –su hermano Juan– y termina la conversación pidiéndole que se cuide mucho.

El Bigotes se refiere a Costa como "un amigo de verdad", al que querría aunque fuera "un pobre de pedir". En una charla telefónica del 27 de diciembre de 2008, Costa le pide a Pérez que le transmita a Camps que le está quemando ("socarrando") y que le sería "más "útil" si le diera una "labor de coordinación política del partido del Gobierno". Dice que quiere ser como Alfonso Fernández Mañueco, consejero y secretario general del PP de Castilla y León y argumenta que ello le dará fuerza para "arreglar mucho" del PP de Alicante porque podrá hablar con su presidente, José Joaquín Ripoll, "institucionalmente en el mismo nivel".

Crespo y El Bigotes gestionaron la compra de un coche a Costa

En otra conversación, fechada el 3 de noviembre de 2008, el ex secretario de organización del PP gallego Pablo Crespo –supuesto número dos de Francisco Correa y que, como él, permanece en prisión– llama a Álvaro Pérez, El Bigotes, y ambos comentan lo sumamente interesado que está Costa en adquirir el vehículo a una tercera persona, llamada Eduardo.

El Bigotes afirma, refiriéndose a Costa, que éste le ha dicho "que a ver si esta semana podemos ir, para ver a Eduardo y tal, que por favor que le venda el coche", y que él le ha tranquilizado: "Digo, no te preocupes, que ya verás cómo te lo vende". Veintitrés minutos después se produce una nueva conversación entre Crespo y Álvaro Pérez, en la que vuelven a referirse al asunto.

Crespo: Mira..., eh..., tú, ya..., Ricardo ¿ya sabe cómo quiere el coche?

Pérez: Eh, sí, igual que tú, lo que no sabía era el color.

Crespo: Va...

Pérez: Todavía no está muy decidido.

Crespo: El color externo, para hacer el pedido hay que saberlo.

El Bigotes dice entonces que va a pedir a Costa que entre en internet para elegir el color, mientras Crespo le urge -"Dile por favor que lo decida, anda"- y añade: "Que si quiere otras llantas o lo que sea, el color interior. Lo único que puede decir es color exterior, color interior y las llantas. Si no quiere las mismas, yo las puse de ventilador". Al día siguiente, Costa ya se había decidido por el color negro y las llantas "de ventilador", según la conversación que vuelven a mantener Crespo y "El Bigotes". Este último le había comentado a su interlocutor el día anterior que Costa iba "como un niño con zapatos nuevos" porque el ex alcalde de Alicante Luis Díaz Alperi (PP) le había regalado un reloj de acero de la marca Frank Muller y de la serie limitada que se fabricó con motivo de la Volvo Ocean Race que, según "El Bigotes", estaba valorado en 20.000 euros.

"Lo ha 'flipao' Ricardo, claro... entonces se lo han ajustado, le han ajustado la correa y va como un niño. Ya le conoces, tío, con una cosa de estas se vuelve loco, pero no se lo puede poner por Valencia, ya se lo he dicho", dice Pérez, que justifica el consejo diciendo que el reloj "es un cante de cojones, aparte de que es muy grande, ¿sabes?".

En otra conversación, del 22 de diciembre, Costa y El Bigotes hablan para resolver los pagos que el partido tiene pendientes con su empresa, Orange Market S.L. –en una de las conversaciones Pérez habla de 100.000 euros– y Costa se compromete a pagarle todo lo que debe el PP aunque no pueda "pagar el alquiler en tres meses". "Ricardo, no vayas a hacer ninguna tontería por mí", le responde. En las conversaciones, Costa le pide además que no comente nada de lo que ha hablado con él sobre los pagos ni a Camps ni al vicepresidente Vicente Rambla y, de paso, aprovecha para pedirle a El Bigotes 100 gramos de caviar para Navidad. Éste dice que se lo pedirá a Vicente Cotino –sobrino del consejero Juan Cotino– porque "lo suele traer de Rusia".

Según los investigadores, en sus distintas conversaciones Pérez deja claro que Rambla "no le ayuda" con las facturas pendientes y, en una conversación con el dimitido presidente de la Radiotelevisión valenciana, Pedro García, reprocha los impagos a Camps. El Bigotes le cuenta que Estrella Camps ha ido a pedirle ayuda con el Festival de Benidorm: "el hijoputa del presidente, en vez de pagarme, me manda a su hermana para darme un marroncito". En todo caso y a raíz de otras conversaciones, los investigadores han concluido además que Rambla tenía interés en "favorecer a la empresa Orange Market con distintos negocios de los que tiene conocimiento por su posición". Es más, señalan que en la Comunidad Valenciana hay empresarios que se acercan a Pérez para intentar obtener contratos de la Generalidad y del PP.

En otro momento, Pérez afirma estar resolviéndole "un marrón a Ricardo" de cara al Congreso del PP de Alicante. Tres días después, el 12 de diciembre, le envía un sms al propio Costa y le dice que imagina que Castellón lo tiene controlado y "Alicante, Dios dirá" y termina diciéndole "que es el mejor y que le quiere", según el sumario.

Por otra parte, el sumario revela que Orange Market estaba intentando organizar en Valencia la celebración de los premios Grammy Latinos de 2009 y tratando de evitar por todos los medios que la Generalidad lo hiciera por su cuenta, porque Correa se había informado en Miami de que la organización costaría unos 4 millones de euros más gastos de hotel y desplazamientos y El Bigote había hablado a la Generalidad de 18 millones.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La exjuez Carmena: es "enormemente perjudicial para el diálogo" el encarcelamiento de los Jordis
    2. Podemos, noqueado por Cataluña
    3. La carta sobre 'los Jordis' que revienta las redes sociales
    4. Corte de mangas a la iniciativa de Ciudadanos contra el adoctrinamiento en las aulas
    5. Demoledora carta de Álvaro de Marichalar a Jorge Javier Vázquez tras su expulsión de 'Sábado Deluxe'
    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios