España
Noticias y opinión en la red
TRAS LA QUEJA DE LA DICTADURA

En el CNI creen "un signo de debilidad" la retirada de un equipo de Cuba

Tres agentes del Centro Nacional de Inteligencia tuvieron que abandonar el país caribeño tras una queja a España de las autoridades cubanas. Desde del centro, interpretan que el Gobierno aceptase retirarlos como un "signo de debilidad".

(Libertad Digital) Tres agentes de los servicios de inteligencia españoles abandonaron Cuba la pasada semana, aunque las diferentes fuentes no coinciden en el tiempo que llevaban en la isla. Europa Press informa de que "uno de ellos llevaba cinco años de estancia en Cuba y un segundo agente había llegado a la misión hacía trece meses". El diario El Mundo reduce la estancia: "apenas estuvieron en el Caribe unos días".

Según publica Fernando Lázaro este jueves en el diario de Unidad Editorial, el objetivo de los agentes del CNI era "elaborar un dispositivo especial sobre la colonia de miembros de la organización terrorista ETA que residen en la isla", y que se acercaría a la veintena, llegados a la isla tras el fracaso de la negociación de Argel entre ETA y el Ejecutivo de Felipe González.

Estos exiliados contarían en la isla con empresas que les permitirían dar buenos réditos económicos a la organización terrorista, desempeñando asimismo labores de logística para ETA.

El origen de la salida de los tres agentes del CNI está en la queja que, por vía diplomática, habían cursado las autoridades cubanas. Esa queja hacía referencia a distintas actividades de los espías. El Mundo señala que "nadie informó a Cuba de la llegada de un grupo especial de agentes del Centro Nacional de Inteligencia. De hecho, este grupo estaba al margen del despliegue que el CNI tiene en Cuba y que cuenta ya con el visto bueno diplomático del Gobierno cubano".

Vista la queja, las autoridades españolas decidieron retirar a los espías del país antes de que fueran expulsados. Si los tres miembros del CNI –una mujer y dos hombres–hubieran llegado a ser expulsados, las autoridades cubanas les habrían retirado previamente la acreditación con la que trabajaban en la Embajada española y que, sin embargo, aún conservan, informa Europa Press. Es más, la agencia añade que la apresurada retirada de las "antenas" del CNI ha causado malestar en el seno del Centro, ya que sus miembros consideran que se puede interpretar como un "signo de debilidad".

Casi al mismo tiempo que los tres miembros del CNI abandonaban Cuba, el embajador español en la isla, Manuel Cacho, viajó a Madrid y se reunió con el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos. El departamento de Exteriores dijo este jueves a Europa Press que la visita del embajador tenía una motivación personal, pero reconoció la celebración del encuentro entre Cacho y el jefe de la diplomacia española durante los cuatro o cinco días que el embajador en Cuba permaneció en Madrid.

Miguel Ángel Moratinos se refirió este jueves desde Sarajevo al incidente como un "relevo" de agentes del CNI que no tiene la "mayor trascendencia" para las relaciones "positivas" entre dos "gobiernos y países amigos" como Cuba y España. Sin embargo, las fuentes consultadas por Europa Press descartan que un cambio de destino tras cinco o trece meses en cualquier misión del CNI constituya un relevo habitual.

Acceda a los 3 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular