España
Noticias y opinión en la red
QUIERE PACTAR "PARCHES"

Rajoy rechaza reformar la Constitución para acotar el Estado autonómico

Rajoy descarta, de momento, una reforma de la Constitución para atajar "la deriva confederal" de España. Por el contrario, urge a los suyos a buscar un "gran acuerdo nacional" con el PSOE a fin de encontrar "parches" que eviten el deterioro del Estado autonómico. No quiere que el tema centre la actualidad.

El Partido Popular descarta una reforma de la Constitución para salvar a España de “la deriva confederal”. Es una de las conclusiones del Foro Institucional que la formación ha celebrado en Córdoba, pero no la única.

Según ha podido saber Libertad Digital, el líder de los populares, Mariano Rajoy, ha pedido a los suyos un esfuerzo para alcanzar “un gran acuerdo nacional” con el PSOE a fin de abordar una descentralización “eficiente y equitativa” que no necesite tocar la Carta Magna.

“Rajoy nos ha pedido que busquemos el consenso, que intentemos llegar a un acuerdo con los socialistas y a eso nos vamos a poner”, asegura uno de los integrantes del Foro, al que ha asistido la cúpula del partido casi al completo, dirigentes especializados en la Justicia y las instituciones y personas del mundo académico sin relación con el PP.

En uno de los varios documentos para consumo interno, a los que ha tenido acceso este diario, el PP reconoce que “es crucial un acuerdo entre al menos los dos grandes partidos para fijar las reglas del juego o una bisagra no nacionalista”. Y en ello se centró Rajoy en su discurso, según las fuentes consultadas.

“Este no es un tema que vaya a estar en el discurso político diario pero tenemos que abordarlo, la situación es grave, la descentralización del país es extrema”, interpreta otro dirigente popular, tras haber participado a una de las sesudas sesiones. Las reuniones se han prolongado durante más de tres horas.

Las conclusiones a las que han llegado no pueden ser más contundentes: España tiene un sistema “claramente mejorable” con deficiencias significativas en dos dimensiones. Por un lado, un diseño institucional “incompleto” del que es de destacar que “el Senado actual no sirve para nada”. Y por otro, una falta de “cultura autonómica” que se demuestra con “la deslealtad de los partidos nacionalistas” que “no aceptan el sistema pero que lo usan para socavarlo”.

Acceda a los 18 comentarios guardadosClick aquí