Menú

El PP presenta una ambiciosa reforma fiscal con rebajas en los principales impuestos

El PP ha presentado su propuesta de IRPF con la que pretende elevar la deducción por vivienda hasta el 30 por ciento, para menores de 35 años, e incrementar el plazo de la cuenta vivienda hasta 10 años. Propone un impuesto con cuatro tramos, un tipo máximo del 40 por ciento y un mínimo del 12, lo que crearía 129.000 puestos de trabajo y aumentaría el PIB el 0,3 por ciento. En cuanto al Impuesto sobre Sociedades, apuesta por bajar los tipos hasta el 25 por ciento y el 20 por ciento, para régimen general y Pymes, respectivamente.

0
Arias Cañete, responsable de Economía del PP.
LD (Europa Press) El PP propone rebajar el IRPF y el Impuesto sobre Sociedades en 13.000 millones de euros a lo largo de una legislatura para mejorar la competitividad empresarial, fomentar el ahorro y apoyar a la familia, según anunció el secretario de Política Económica y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete.
 
Arias Cañete indicó que la reforma del IRPF planteada por el PP, que supone una rebaja hasta el 40 por ciento del tipo máximo y hasta el 12 por ciento en el caso del mínimo, tendría un coste de 3.500 millones de euros, con una rebaja del 10,8 por ciento; en tanto que la reforma de Sociedades, con una reducción del tipo nominal hasta el 25 por ciento y el 20 por ciento para las Pymes, lo que supondría un coste adicional de 9.500 millones de euros.
 
Para el dirigente del PP, este coste es perfectamente asumible, ya que supone aproximadamente el 1,4 por ciento del PIB, porcentaje similar a las reformas fiscales acometidas por los gobiernos del PP en las dos legislaturas anteriores. "Es una reforma que con valentía política se puede hacer", añadió.
 
La propuesta del PP es, según explicó el portavoz 'popular', acometer de forma inmediata la reforma del Impuesto sobre Sociedades y todos los aspectos previstos para fomentar el ahorro y aprobar, con posterioridad, la rebaja del IRPF, cuestión que para el PP no es tan acuciante, dadas las dos reformas anteriores aprobadas durante su mandato.  
 
Concretamente, la reforma del Impuesto sobre Sociedades del partido liderado por Mariano Rajoy contempla rebajar el tipo general del impuesto y el aplicado a las pymes diez puntos, con el fin de adecuarlos a los tipos actuales en los países del entorno, ya que la media en la UE-25 se sitúa en el 25 por ciento.   Asimismo, el PP propone mejorar al tratamiento de la inversión productiva a través de una nueva tabla de amortización y la libre amortización por dos años de determinados activos de especial impacto en la modernización de los procesos productivos. Al mismo tiempo, apuesta por mantener el actual sistema de deducciones y por mejorarlas en el caso de las destinadas a formación profesional y a I+D+i.
 
La reforma del PP contempla también ampliar la definición de pyme a todas las empresas que facturen menos de 12 millones de euros, en lugar de los 8 millones actuales, así como aumentar la base gravada con el tipo reducido a 200.000 euros.
 
Deducciones para las familias
 
En cuanto a la reforma del IRPF, además de la rebaja de cinco puntos del tipo máximo (40%) y de tres puntos del tipo mínimo (12%), el PP quiere aumentar los mínimos personales y familiares para apoyar a la familia, duplicando las reducciones por hijo. Así, para el primer hijo propone aumentarlas hasta los 2.800 euros, para el segundo hasta los 3.000 euros y para el tercero y sucesivos hasta los 4.400 euros.
 
Las reducciones para mayores también se elevan en la propuesta del PP, pasando de 800 a 1.000 euros para los contribuyentes mayores de 65 años, y de 1.000 a 2.000 euros para los que superen los 75 años. Al mismo tiempo, el PP propone aumentar las reducciones para minusvalías y dependencia en 2.000 euros.
 
Igualmente, la rebaja fiscal del PP, que se incorporará a su programa electoral y que servirá de guía en la tarea de oposición parlamentaria a la reforma propuesta por el Gobierno, contempla elevar la cuantía de la deducción para madres trabajadoras con hijos menores de tres años. Así, la deducción por el primer hijo se incrementaría hasta 1.500 euros al año (125 euros al mes), la del segundo hasta 1.800 euros (150 euros al mes) y la del tercero y siguientes hasta 2.400 euros (200 euros al mes).
 
Para fomentar el ahorro
 
Entre las medidas en ambos impuestos para fomentar el ahorro, Arias Cañete indicó que se trata de propuestas que deben adoptarse de manera urgente dado el nivel de endeudamiento de familias y empresas, cuya tasa de ahorro es "la más baja" de los últimos 25 años. De hecho, en 2004 las familias se endeudaron en 6.000 millones de euros en términos netos. Para ello, el PP propone crear una deducción similar a la de compra de vivienda (15% sobre un máximo de 9.000 euros) al ahorro generado en un mínimo de 5 años y si procede de rendimientos del trabajo. Además, apuesta por establecer un mínimo exento de 600 euros para los rendimientos del ahorro.
 
Apoyo a la vivienda
 
Respecto a las medidas de apoyo al acceso de vivienda, la reforma del PP contempla elevar la deducción por adquisición de vivienda habitual parea los jóvenes menores de 35 años, permitiendo que se deduzcan hasta un 30 por ciento de las cantidades invertidas, frente al 15 por ciento actual. Asimismo, los 'populares' abogan por ampliar a diez años (ahora son cuatro) el plazo de las cuentas ahorro vivienda, ya que el PP considera "insuficiente" el plazo actual. Además, proponen establecer como beneficio fiscal adicional para los seguros de tipo de interés, su exclusión a los efectos del cálculo del límite de la deducción, junto con la reducción del IVA soportado por los solares para viviendas de protección oficial.
 
Creación de 129.000 puestos de trabajo
 
Con todo, Arias Cañete afirmó que la rebaja del IRPF supondría la creación de 129.000 puestos de trabajo y el aumento de tres décimas del PIB, así como una rebaja de 676 euros por hogar, un incremento del 11,5 por ciento la progresividad y una mejora en un 7,5 por ciento la elasticidad del impuesto. La reforma de Sociedades implicaría además, según los cálculos del PP, un aumento de la inversión anual de entre un 3 por ciento y un 5 por ciento anual, y la productividad, entre un 1,5 por ciento y un 2 por ciento al año. Asimismo, aumentaría la base imponible en 2.975 millones de euros.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    0
    comentarios