Opinión
Noticias y opinión en la red
Libro de día 19

Textos para entender una época decisiva

La Reforma protestante del siglo XVI constituyó uno de los fenómenos sin los que resulta imposible comprender la Historia occidental. No sólo produjo la división de la cristiandad occidental en dos campos bien delimitados y beligerantes sino que, por añadidura, liberó una serie de fuerzas que acabarían cristalizando en el desarrollo del sistema capitalista, la aparición del pensamiento democrático moderno o la revolución científica. Para el lector hispano acostumbrado a una visión negativa de la Reforma, ésta suele quedar reducida a la figura mal conocida de Lutero o a Enrique VIII que, curiosamente, no era protestante sino cismático ya que la Reforma inglesa fue posterior. Precisamente por ello, la presente obra resulta de especial interés.

Aunque ceñida a Alemania y Suiza, lo cierto es que en sus páginas quedan acotados personajes como Lutero, Zuinglio y Calvino –los tres grandes de la Reforma en el centro de Europa– partiendo precisamente de sus propios textos. Este recurso a las fuentes originales ha permitido a los autores del libro señalar las diversas ramificaciones del protestantismo en la medida en que los distintos reformadores se acercaron a las Escrituras de maneras muy diferentes. Si para Lutero no se trataba más que de purificar la iglesia de las excrecencias surgidas durante la Edad Media, como el sistema de las indulgencias, para Calvino se trató de sistematizar la ideología reformadora de la primera generación. Sin embargo, no fueron los únicos.

Thomas Müntzer, por ejemplo, trazó una visión muy parecida a la teología de la liberación de finales del s. XX y, como ella, acabó defendiendo la rebelión armada contra las clases dominantes. Menno Simons, Conrad Grebel y Jakob Hutter, por su parte, decidieron regresar al Sermón del monte en toda su literalidad propugnando la libertad de conciencia, negándose a tomar las armas, a servir en el ejército y a jurar, y entregándose a prácticas económicas fraternales –los hutteritas llegaron a la comunidad de bienes– y a la celebración del bautismo sólo para adultos. Se trató, por lo tanto, no de una realidad distinta al catolicismo sino de una multiplicidad de realidades que propugnaban posturas que entonces podían resultar chocantes e incluso subversivas pero que hoy damos totalmente por asumidas aunque ignoremos su origen. Esa realidad, que resulta obligatorio conocer si deseamos comprender el mundo en que vivimos, es acercada de manera sugestiva y documentada en esta obra.


Pamela Johnston y Bob Scribner, La Reforma en Alemania y Suiza, Madrid, Akal, 179 páginas.