Menú

La curiosa manera de José Blanco de hacer negocios con sus amigos

Los sindicatos son la gran estrella de la prensa y no por su protesta de mañana sino por cómo sortean la crisis sus principales líderes.

0

Aún con la resaca de los abultados sueldos de algunos sindicalistas, obreros de cara a la galería pero con varios ceros en sus cuentas bancarias, se siguen conociendo nuevos detalles sobre sus dobles vidas. El Mundo asegura que 60 sindicalistas cobraron 3 millones de euros en las cajas en 2011. Mientras tanto, Cándido Méndez, el jefe de la estrella mediática de la semana, José Ricardo Martínez, dice que no ve "dilema moral" en cobrar de consejos de bancos. Sindicalismo a la carta, sí señor.

En el editorial, este diario deja muy claro que "no se puede ser sindicalista y banquero" por lo que instan al líder del UGT-Madrid a que "haga pública su declaración de la renta. Entre otras razones para saber cómo paga sus impuestos".

Del mismo modo, el diario de Unidad Editorial muestra la curiosa forma de ver la gestión de los recursos públicos que tiene el exministro de Fomento. José Blanco declaró al Tribunal Supremo que "agilizar procesos" en pro de un amigo no es influir. Y menos si se es ministro. ¿No, señor Blanco?

Mientras tanto, La Razón no podía abrir su portada este sábado con otra cosa que no fuera el Partido Popular. En portada asegura que "hay partido" y señala que "Arenas, Floriano y Pons arroparán a Cospedal en el ‘nucleo duro’ del PP".

El caso de los sindicalistas también merece un apartado en su portada y en este caso el diario de Planeta afirma que "casi 100 sindicalistas cobran hasta 75.000 euros por asistir a reuniones de las cajas de ahorros" y específica que el ‘sindicalista millonario’ vive en una casa de 3.300 euros el metro cuadrado.

El que aprenda euskera el lehendakari López le va a salir por un pico a los vascos. Si ayer se conoció lo qué costó el curso para que el socialista pueda manejarse algo en esta lengua ahora se publica que "la escuela de euskera de Patxi López ha recibido 4,5 millones en subvenciones del Gobierno vasco". Vamos, que con este dinero deberían saber vascuence de París a Tombuctú.

Por su parte, ABC también abre con el Congreso del PP y habla de "muestra de unidad para ganar en Andalucía". Últimamente parece que todo gira en torno a Andalucía y sus próximas elecciones, hasta las reformas económicas.

Sin salir de Andalucía, que de escándalos anda sobrada, el diario de Vocento saca un nuevo episodio de los ERE y van ya... "El informe sobre la destrucción de pruebas, en manos de la juez", titula este periódico, que añade que "funcionarios de la Junta recibieron orden de eliminarlas".

El País da una vuelta de tuerca más al asunto de los escándalos sindicales. "El Gobierno tensa la relación con los sindicatos ante el día de la protesta", titula el diario de Prisa, que casi responsabiliza al Ejecutivo de las fechorías e insultos de algunos líderes sindicales. Además, añade que "la vicepresidenta afirma que UGT y CCOO no defienden a los parados". Pero eso no lo opina Soraya solamente sino que en una reciente encuesta la mayoría de los parados piensa exactamente lo mismo.

El almacén nuclear que se instalará en Villar de Cañas y que ha dado esperanza a los vecinos ante un paro galopante tampoco gusta nada a El País. El diario asegura que "la especulación atómica llega a Villar de Cañas" y critica que esta nueva instalación ha triplicado el precio del suelo.

Llega el turno de Público. En una portada con grandes caracteres habla de la "contrarreforma conservadora" y titula que "el Gobierno revisará el derecho de huelga" y se lleva las manos a la cabeza porque el Ejecutivo pida a los líderes sindicales "que desvelen su sueldo".

Sobre el Congreso del PP también tiene su peculiar enfoque. "Cospedal olvida la corrupción en su triunfal informe de gestión", titula el diario de Mediapro, que sufre de amnesia selectiva para otros casos de corrupción que se sitúan algo más a la izquierda del PP.

Por último, La Gaceta sigue con el tema estrella del día y asegura que "la mitad de los dirigentes de UGT y CCOO cobra de empresas públicas y privadas".

Del mismo modo, el diario de Intereconomía hace una comparación muy actual y que se podría ampliar a otros personajes de todo pelaje. "Wulff y Griñán: dos formas de pagar por la corrupción". Con este paralelismo compara la dimisión del presidente alemán y el ejemplo de aferrarse al sillón del presidente andaluz.

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Jordi Cuixart: "El objetivo era protestar, no impedir los registros"
    2. El 'Girautazo': antológico repaso del portavoz de Cs a CiU sobre Tarradellas en La Sexta
    3. Crece el temor a un "enfrentamiento civil" y ya se habla del Ejército
    4. Federico Jiménez Losantos: 'Del Camino de Santiago a la cuesta de Rajoy'
    5. Los muertos podrían seguir conscientes durante horas
    0
    comentarios
    Acceda a los 1 comentarios guardados

    Servicios