Sociedad
Noticias y opinión en la red
"de manera amistosa"

José Bono y Ana Rodríguez se separan

El presidente del Congreso de los Diputados, José Bono, y su esposa Ana Rodríguez han decidido anunciar su separación de mutuo acuerdo y de manera amistosa. La noticia se produce en un momento convulso para los Bono, cuando mayores sospechas se ciernen sobre su patrimonio y sus negocios.

LD/ Agencias

Las dos partes piden respeto a su intimidad y a la de sus hijos. Asimismo, este martes tienen previsto presentar en Toledo el escrito por el que se separan de mutuo acuerdo.

Será mañana cuando, tras treinta años de matrimonio, se formalice la separación con la presentación del escrito correspondiente en el juzgado de primera instancia de Toledo, ciudad en la que tienen su residencia el presidente del Congreso y su esposa. Durante este lunes, Bono ha mantenido su agenda y ha acudido a la localidad madrileña de San Lorenzo de El Escorial para participar en un curso de verano de la Universidad Complutense sobre "Cristianismo político y sociedad".

Este anuncio llega precisamente cuando las propiedades y negocios de la familia Bono están más en entredicho que nunca. Además de su abultado patrimonio, la Hípica que poseen – Almenara- está siendo investigada por un presunto caso de contratación ilegal de trabajadores.

El polémico patrimonio de Bono

El presidente del Congreso está en el ojo del huracán y bajo sospecha por su abultado patrimonio. Múltiples propiedades, la hípica Almenara, un informe elaborado por el Tribunal de Cuentas al que tuvo acceso El Mundo, en el que se apunta que el gobierno manchego, durante la época en que estaba al frente José Bono, y también en la posterior, con José María Barreda- no ejecutó "adecuadamente" sus funciones de ordenación, inspección y control.

El presidente del Congreso ha tachado de campaña de difamación de la derecha todas las revelaciones que el diario La Gaceta ha realizado sobre sus bienes. Pero no sólo el periódico de Intereconomía ha informado sobre este aspecto, Público, el rotativo afín al Gobierno por excelencia, también lo hizo.

Según publicó La Gaceta, Bono compró un piso en el centro de Madrid a su hijo valorado en 1,8 millones de euros. Para reformarlo contrató a obreros de tres empresas de Albacete a los que pagaba su estancia y alojamiento en la capital. Según el diario, tanto la empresa encargada de la reforma como el hotel en el que se hospedaban los obreros, estaban relacionados con un amigo de Bono al que supuestamente éste podría haber favorecido durante su periodo como presidente de Castilla La Mancha.

A partir de esta revelación han salido a la luz la existencia de numerosos inmuebles esparcidos por la geografía española propiedad de la familia Bono.

Respecto a las propiedades inmobiliarias, Bono aclaró que es propietario de la casa en la que mantiene el domicilio familiar y en la que vive con su mujer y con su hija pequeña, en la localidad de Olías del Rey, cerca de Toledo. Es dueño, también, de la casa heredada en 1981 de sus padres, situada en la localidad de Salobre. Allí mismo sigue siendo propietario de 2,5 hectáreas de terreno rural.

Por su parte, la mujer del presidente del Congreso gestiona seis tiendas de la joyería Tous y cobra según las ventas. Asimismo, una sociedad, SAJA, que tiene como propiedad un piso en la localidad malagueña de Estepona, en concreto en Guadalmancha.

La hípica Almenara

Y por su puesto la hípica Almenara. Se acusó al dirigente socialista de omitirla en su declaración de actividades, que registró en 2008 unas cifras de venta cercanas a los 300.000 euros. Entre otras irregularidades de las que se ha acusado a la hípica – de la que José Bono posee el 80% y el 20% se reparte entre sus hijos – está la investigación por un presunto delito contra la libertad de los trabajadores al mantener a cinco empleados de manera ilegal: cuatro de nacionalidad rumana y un brasileño.

El presidente del Congreso ha asegurado tener constancia notarial de todo su patrimonio y aclaró que sus ingresos procedían de su sueldo, del de su esposa, de los beneficios de las tiendas de su cónyuge y de los obtenidos por la sociedad familiar Hípica Almenara. Y decidió remitir al fiscal general del Estado, Cándido Conde Pumpido, un escrito especificándolo y donde también daba cuenta de su contrato con la editorial Planeta para publicar sus memorias. Sólo al Ministerio Público no le crean sospechas los abultados bienes de la familia.

Ahora, tras el anuncio de su separación, pueden surgir los problemas entre el matrimonio a la hora de repartirse sus múltiples bienes. ¿Cómo se repartirán los pisos y sus múltiples propiedades?

Acceda a los 59 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular