Menú

Revilla monta en cólera por un "puro rechupeteado"

Miguel Ángel Revilla ha montado en cólera después de que el presidente del PP cántabro apagara y retirara de la ventana del Parlamento de Cantabria el "puro rechupeteado" que dejó allí abandonado. Ignacio Diego dice que es una "guarrada".

europa press
0

El presidente del PP cántabro, Ignacio Diego, ha asegurado que fue él quien "apagó" y "retiró" el puro que el presidente regional, Miguel Ángel Revilla, había dejado en una ventana del Parlamento, porque le parece una "una falta de urbanidad, de higiene y de respeto" a la Cámara, que es "la casa de todos".

En respuesta a preguntas de los periodistas en una rueda de prensa convocada para hablar de los Presupuestos Generales del Estado, Diego ha explicado que la decisión de apagar y retirar el habano fue un "gesto reflejo de educación", ya que le parecía una "guarrada" que hubiera un "desperdicio" como un puro "humeante y rechupeteado" en el alfeizar de la ventana de la Cámara.

Tras indicar que el edificio, tanto el interior como el exterior, merece "todo el respeto", el líder de la oposición ha considerado "lamentable" que Revilla "monte un escándalo" por una cuestión "absolutamente banal", algo a lo que, según ha dicho, "nos tiene muy habituados" ya que "siempre está montado en su noria particular".

Y es que, según ha indicado, para resolver este "lío" no hace falta que el secretario general del PRC y presidente autonómico "monte un escándalo" y pida las grabaciones de las cámaras de seguridad, ni "llame al FBI, al CSI, o a Sherlock Holmes" para que "estudien el cadáver de la colilla", ha ironizado.  

Al respecto, Diego ha asegurado que el asunto del puro se resolvió de una manera "tan fácil" como preguntando al vigilante de seguridad del Parlamento, que respondió que había sido Diego. "Tiene la respuesta desde el minuto uno", ha sentenciado, para señalar que todo esto es un "montaje" del líder regionalista. A su juicio, la polémica en torno a este asunto se debe a la "pretensión habitual" de Revilla, que quiere "ser el protagonista de todo en todo momento".

El líder de la oposición se ha referido así a la polémica del pasado día 12 durante el Desfile del Día de la Hispanidad entre la esposa de Revilla, Aurora Díaz, y la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre (PP). Según ha dicho Diego, el jefe del Ejecutivo cántabro "montó una noria" pero la "señora" Aguirre "no se prestó al juego de Revilla".

"No voy a dejar que Cantabria esté en esa noria del señor Revilla que tanto le gusta" y "en la que "quiere meter a Cantabria semana tras semana", ha sentenciado Diego, que se niega a "participar de esa noria" y "meter a Cantabria en un ridículo permanente y absurdo". "Conmigo que no cuenten para eso", ha insistido, para lamentar "tener que dedicarle tiempo a semejante cuestión de Estado".

En su opinión, en el caso del puro lo más "grave" es que el "Grupo Parlamentario Revillista" –en alusión al PRC– ha presentado una pregunta a debatir en la Cámara en relación a este asunto, tal y como les ha "exigido" el propio Revilla. "El Grupo Parlamentario Revillista se pliega ante el presidente y, en vez de decirle que la ventana del Parlamento "no es lugar para que deje sus colillas" y que eso es "una guarrada", "se presta" y formula una pregunta a debatir en la Cámara.

Ello obedece, en opinión del dirigente 'popular', a la pretensión de "distraer la atención" sobre los "asuntos importantes", como el paro, la formación, los ganaderos, los pescadores, los afectados por la Ley de Costas o las infraestructuras de la región. "Quieren que se hable de su puro", ha apostillado.

Al hilo de lo anterior, Diego ha recordado que en el Pleno del pasado lunes, mientras se debatía sobre el Plan de Empleo, la Formación Profesional o el "estrepitoso fracaso" de GFB de Orejo –fábrica en la que "se han tirado 45 millones de euros" y que supone un "monumento al despilfarro e incapacidad" del Gobierno–, Revilla estaba en el Hemiciclo "absorto en los dibujos que hace en su carpeta".  

Mostraba así "total indiferencia" a los asuntos que se trataban en la Cámara, ha considerado Diego, que ha añadido que después Revilla salió del Parlamento y vio "su colilla apagada". "Eso sí que le preocupa", ha lamentado. Preguntado por el hecho de que no haya trasladado personalmente a Revilla la "falta de respeto" que supone que deje allí su puro, Diego ha respondido que no se ve a sí mismo tratando de educar al regionalista. "No estoy yo para tratar de educarle", ha manifestado.

También ha señalado que "a dos metros" de donde Revilla dejó su habano había un cenicero que "usan todos los ciudadanos" que acceden al Parlamento "para apagar allí sus colillas". Además, ha añadido que si tiene "especial aprecio a sus restos de cigarro", lo "podía apagar" en el cenicero de su coche oficial, que le deja a la entrada del Parlamento.

Por último, y en relación a las declaraciones del consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Francisco Javier López Marcano, que cree que el comportamiento de Diego obedece a una "patología" marcada por un "odio enfermizo", el líder del PP ha lamentado que el vicesecretario general del PRC opine eso de él. Ha recordado que es un persona pública desde hace muchos años y que con López Marcano ha mantenido una relación "cordial" ya que en "otras épocas" llegaron incluso a jugar al mus o al futbito juntos. "Si él opina eso, lo lamento, pero son los cántabros los que tienen que juzgarme y no el doctor Marcano", ha concluido.

En Sociedad

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Telecinco da un disgusto a Paz Padilla y la deja sin uno de sus trabajos
    2. Sofía Suescun se desnuda para dar la bienvenida al verano
    3. Así es la nueva camiseta del Espanyol que horroriza a los aficionados: "No se la deseo ni al Barça"
    4. Cristiano Ronaldo no se plantea pagar los 14,7 millones a Hacienda
    5. Los documentos que tumban la defensa de Carlos Sánchez Mato y Celia Mayer
    0
    comentarios
    Acceda a los 11 comentarios guardados

    Servicios