Menú

5 reglas de oro para conseguir una piel bronceada y bonita

Te damos todas las claves para alcanzar un bronceado dorado, luminoso y bonito de forma sana y saludable.

Te damos todas las claves para alcanzar un bronceado dorado, luminoso y bonito de forma sana y saludable.
5 reglas de oro para conseguir una piel bronceada y bonita | Shutterstock

Los días soleados ya están aquí y nuestra mente ya está puesta en la playa o la piscina, eso sí, sin olvidar nunca en proteger la piel del sol a cualquier hora del día y más durante el verano.

Te damos cinco consejos para conseguir un bonito bronceado, que no está reñido con proteger de manera óptima nuestra piel, para que le puedas dar los cuidados específicos que necesita durante los meses de más calor.

No te olvides de exfoliar la piel hasta de la primera exposición al sol

Al igual que retiramos el exceso de células muertas de la piel del rostro con una exfoliación, es importante realizar el mismo proceso en nuestro cuerpo.

Lo ideal es exfoliar la piel 3 días antes de tomar el sol para retirar estas células y estimular la circulación, de esta manera la estamos preparando para que el bronceado sea más uniforme y duradero. Y no olvides exfoliar la piel una vez por semana no solo para mantener la piel suave, sino también para un bronceado más liso e igualado, y que te ayudará a minimizar el aspecto de las finas líneas de sequedad, que se acentúan por la pérdida de hidratación tras la exposición solar.

La alimentación, es clave

La alimentación influye en el bronceado, así que para potenciar el bronceado que deseas, es recomendable realizar una alimentación rica en betacarotenos, que contribuye en la producción de melanina que es la que da el color a la piel. No te olvides de consumir zanahoria, albaricoque, tomates, pimientos, espinacas, batata, o calabaza, así como alimentos ricos en vitamina C, como la acerola, el limón y la naranja que ayudan a combatir los radicales libres, responsables del envejecimiento de la piel.

Modera la exposición solar

La piel tiene memoria, así que para evitar complicaciones a largo plazo, es importante reducir el tiempo de exposición al sol, evitando sobre todo horas donde el sol aprieta con más fuerza, entre las 12 y las 16h, por el alto riesgo que es sufrir quemaduras.

Lo recomendable para la salud de la piel y conseguir un bronceado bonito es limitar el tiempo de exposición solar a un máximo de 30 minutos para evitar que la piel se queme, consiguiendo un bronceado gradual y más duradero en el tiempo.

Utiliza siempre, protección solar

La protección solar es parte esencial del proceso de un bronceado saludable y bonito. Aplícate un protector solar adecuado para no causarle daños irreparables, utilizando un factor de protección alto de entre 30 y 50+, que no solo proteja tu piel también que, proporcione una acción antiedad global.

Hidratar la piel después de la exposición solar

Es necesario aplicar un aftersun o una crema hidratante corporal tras la exposición al sol, en forma de bálsamo o crema reparadora el mismo día después de la exposición solar, tras la ducha y que la reapliquemos todos los días.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso