Menú

¿Por qué se 'divorciaron' Lina Morgan y Juanito Navarro?

El desaparecido gran actor Juanito Navarro tuvo bastante responsabilidad a la hora de lanzar la carrera de Lina Morgan. 

0
El desaparecido gran actor Juanito Navarro tuvo bastante responsabilidad a la hora de lanzar la carrera de Lina Morgan. 
Juanito Navarro y Lina Morgan | Cordon Press

Nadie, creemos, ha puesto nunca en duda la eficacia de Lina Morgan como estrella de la revista musical española: la mejor en su género. Lo que no ha de olvidarse es quién fue partícipe de su éxito, ayudándola generosamente gracias a su veteranía: el desaparecido gran actor Juanito Navarro. Pudiéramos decir que fueron "uña y carne" durante los años que formaron una de las parejas cómicas más populares, la más cotizada en su época. Y luego, de la noche a la mañana, se fueron cada uno por su lado. Lo que, si se me permite, puede calificarse como un "divorcio"… artístico.

Mantuve con él varias conversaciones con el transcurso de los años y supe que estudiaba para ingeniero aeronáutico, hasta que en 1945 abandonó la carrera impulsado por su afición teatral y entró en la compañía del Español con el papel de aguacil segundo del Tenorio. Le siguieron otras representaciones de corte clásico pero, aconsejado de que lo suyo era "hacer reir" se contrató como galán cómico y, como tal, representaría hasta poco antes de su muerte un elevado número de comedias y revistas. Juanito Navarro y Lina Morgan coincidieron por vez primera en un escenario con el estreno de El Conde de Manzanares, en 1962 en el teatro Martín, feudo madrileño del empresario Muñoz Román. Un año después volvieron a coincidir en una gran compañía encabezada por Antonio Casal, Manolito Díaz y Lina Canalejas, representando Todos contra todos, que había escrito Tony Leblanc. Socio en la empresa fue Matías Colsada, que tanto tuvo que ver posteriormente con nuestra pareja de cómicos.

Otras revistas musicales en las que ambos trabajaron fueron: Un matraco en Nueva York y ¡Ay, qué ladronas!. En esta última función incluyeron una parodia de la canción "Dí, papá", que había sido un éxito discográfico en las voces de José Guardiola y su hija Rosa Mari, y que ya habían estrenado durante un homenaje a Tony Leblanc. La titularon "El papá y la niña". Tuvo tal repercusión que durante unos años tuvieron que repetirla en sus galas y actuaciones televisivas y lo que no era muy corriente: en otros espectáculos revisteriles. El diálogo que sostenían padre e hija convertido en pieza musical daría origen a que Juanito Navarro y Lina Morgan fueran mucho tiempo un trasunto de aquel tierno argumento. Nueve temporadas seguidas duró aquel dúo irrepetible en el que él venía a ser un "paleto" ignorante que llegaba a la gran ciudad acompañado de una niña lenguaraz y patizamba. Un público sencillo y nada complicado era el destinatario de aquellos diálogos, bien a través de un programa que emitía periódicamente Radio Madrid, luego con un disco, y también como decíamos con sus siguientes revistas musicales "¡Qué vista tiene, Calixta!", una reposición de "Las Leandras" y "El táxi de los conflictos", película en homenaje a Benito Perojo.

"Nos conocíamos con sólo mirarnos, tal era nuestra capacidad para improvisar en cada función". Ni qué decir que dieron la vuelta a España varias veces. Juanito se convirtió en empresario de Lina. Ganaron muchísimo dinero. Si en esos años mediados los 60 un cómico solía cobrar trescientas pesetas diarias llegaron a percibir, cada uno, cien mil pesetas por gala. Eran la atracción cómica más taquillera. Juanito Navarro fue quien más ayudó entonces a que Lina Morgan se convirtiera en una primera actriz cómica. "Excepto los días de Semana Santa –me decía él- de obligado descanso entonces, no dejábamos de trabajar el resto del año. Eran once funciones semanales. Nueve meses permanecíamos en Madrid y el resto en Barcelona y otras capitales". Otros títulos de la sensacional pareja fueron: Quiero un bebé, Dos maridos para mí, Y parecía tonta, La rompeplatos, La chica del barrio, La chica del surtidor, Nena, no me des tormento… Comenzaron a llamar a Lina "La Charlot con faldas" y "El terremoto cómico", y a Juanito "El cómico del momento".

Comenzarían los primeros bulos sobre Juanito Navarro y Lina Morgan. Pero entre los dos no hubo jamás ningún atisbo de romance. Ella estaba entonces enamorada de otro hombre y él tenía resuelta también su situación sentimental. Pero como viajaban fuera de Madrid, su ciudad de nacimiento y residencia, era lógico que compartieran muchos ratos juntos a la hora de comer y cenar, en los ensayos, o en sus muchos desplazamientos. En una palabra: eran grandes amigos. A la simpatía de ella y las ganas de aprender más de un actor tan eficaz para el género cómico como Juanito, se unía la bonhomía de éste. Y nunca tuvieron problemas en su trato personal o profesional. Hasta que llegó ese día en el que la pareja fue rompiéndose…

Tarde o temprano en el mundillo artístico las parejas terminan como el pero y el gato. ¿Por qué se dijeron adiós para siempre Juanito Navarro y Lina Morgan? Se lo pregunté a ambos y no obtuve una respuesta concreta, mas deduje que la ambición de ella, las ganas de volar sola, de tener una independencia mayor económica y artísticamente, pesaron mucho en la disolución del dúo. Por medio estaba el empresario Marías Colsada, quien viejo zorro del negocio prefería, si tenía dos figuras en cartel, separarlas y formar con cada uno de ellos compañía propia. Cuando Lina se despidió de Juanito dio su siguiente paso ya colocada como gran estrella de una revista, junto a Zorí-Santos. Ello sucedió en 1972. Estrenaron Un, dos, tres… cásate otra vez, jugando con el título del popular programa de televisión. Entre tanto, Juanito Navarro se fue con Vicky Lusson y la revista Tu novia es mi mujer. Años más tarde se haría muy popular también con el personaje de "Don Cirilo". Estuvo trabajando hasta poco antes de su fallecimiento acaecido el 10 de enero de 2011. Contaba ochenta y seis años. En cuanto a Lina Morgan murió el 19 de agosto de 2015. Nunca reanudaron su antigua amistad, aunque disimularan al encontrarse.

Temas

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD