Menú

"Las cosas que no se cuentan pero se saben" detrás de las demandas de Isabel Pantoja y Mila Ximénez

Las demandas de Isabel Pantoja contra Mila Ximénez parecen ser ahora historia tras el histórico abrazo de ambas en Sálvame.

0

Mucho se ha hablado del sustancioso contrato de Isabel Pantoja con Mediaset: dos millones de euros, varios programas (uno de ellos, el ya extinto Supervivientes) pero, también, la retirada de todas sus demandas contra el grupo mediático.

Ahora, con la comparecencia de la Pantoja en Sálvame y esa imagen histórica suya fundiéndose en un cálido abrazo con Mila Ximénez, sale a la palestra otra de las múltiples colecciones de demandas de la cantante: las mantenidas contra la ex de Manolo Santana.

Una escenificación que muchos han tildado de falsa, dadas las contundentes denuncias contra Mila que Pantoja interpuso en los juzgados hace ya tiempo. El origen de la enemistad de ambas amigas se remonta a tiempos de la cadena COPE, y en concreto al programa radiofónico de Encarna Sánchez. Allí –tal y como contaron Carlos Pérez Gimeno y Beatriz Cortázar en esRadio– "hubo cosas que se contaron y no se debieron contar, o cosas que no se cuentan pero se saben".

La propia Mila Ximénez, en esa época, alimentó algunos rumores sobre supuestas noches de pasión de ella misma con la locutora, fallecida de cáncer en 1996. Era la época de máximo esplendor de la periodista, con programas como Directamente Encarna y Encarna de noche. Mila, una vez fallecida Encarna, abundaría en el tema en el célebre programa Crónicas Marcianas, alimentando esa leyenda en torno a la vida privada de Encarna... todo ello en un escenario molesto para Pantoja, también metida en ese triángulo de amistades.

Hay que retroceder a septiembre de 2003, cuando Mila se erigió en el Aquí hay tomate en el verdadero azote de Cantora. Allí habló de su pasado en Marbella y le dedicó lindezas capaces de acabar con cualquier resquicio de amistad. Isabel respondió con igual contundencia, con una demanda de 300.000 euros por injurias y calumnias continuadas. La sentencia salió en 2009 y obligaba a Mila Ximénez a pagar algo más de 6.000 euros, con Mila tildando en antena de "mosca cojonera" a Isabel Pantoja mientras recibía la sentencia en directo.

Más tarde, en el año 2015, Isabel Pantoja volvió a demandar a la colaboradora por atribuirle una relación sentimental "íntima" con María del Monte y Encarna Sánchez. Fueron, de nuevo, tiempos tempestuosos en Sálvame y la guerra se recrudeció.

No obstante, tras el fichaje millonario de Pantoja, muchas cosas parecen haber cambiado. La propia Mila, desde el mismo momento en que la tonadillera pisó Honduras, suavizó inesperadamente su postura. En vez de convertirse de nuevo en su peor crítica, la ex de Manolo Santana ha recortado distancias defendiendo las acciones de Isabel Pantoja en la isla... incluso cuando éstas se revelaron de lo más polémicas. El propio Kiko Rivera acabó abrazando en una ocasión a Mila, una especie de prólogo para lo que después pasaría en Sálvame.

Hay que recordar también la entrevista más bien bondadosa de Mila en Lecturas a Chabelita, la hija de Isabel. Otro gesto significativo que indicaba que, en la distancia, ambas deseaban acercar posturas o, al menos, suavizar la situación.

Ahora, con el encuentro de esta semana, Isabel incluso ha invitado a Cantora, la criticada Cantora, a Mila Ximénez. "Soy la más feliz del mundo dentro de Cantora porque abres la puerta y hay 500 hectáreas para disfrutar… ¿Tú te quieres venir conmigo? Vente", dijo Pantoja, probablemente con mucha intención. Incluso se especula con que Mila pueda asistir al esperado cumpleaños de la tonadillera, el 2 de agosto.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios