Menú

Alaska contesta a la gran pregunta que todo el mundo se hace sobre su reality

Alaska contesta a la gran pregunta de si se lanzaría a hacer más Alaska y Mario.

0
Crónica Rosa: El reality de los Matamoros Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Alaska contesta a la gran pregunta de si se lanzaría a hacer más Alaska y Mario.
Alaska y Mario | GTRES

La crónica rosa de Es la mañana de Federico ha contado con Isabel González, Alaska y Daniel Carande para hablar de todos los temas de la actualidad social. Incluyendo el nuevo reality que Telecinco planea para una de sus familias estrella, los Matamoros.

¿Interesaría un reality que siguiera los pasos de Kiko, Makoke, Ana, Laura o Diego Matamoros? Eso se preguntaron en esRadio y la respuesta fue tajante, al menos respecto a uno de los personajes enunciados: "Yo no veo a Laura haciendo eso", dijo el periodista Daniel Carande sobre la que fue participante de GH VIP.

En todo caso, esa pregunta llevó a otra clave: ¿tendría el mismo interés que, por ejemplo, el de Alaska y Mario cada vez que se repone?

La cantante, presente en el estudio, respondió desvelando alguno de los secretos de la realización del programa que emitió la cadena MTV… y si estaría dispuesta a firmar por otra nueva temporada.

"Sí que haría otra entrega, es algo que no me cuesta nada hacer", desveló Alaska en Es la mañana de Federico.

Y explicó, además, lo que distinguía la realización de Alaska y Mario de la práctica totalidad de los realities de todo el mundo. "Hay un redactor que te acompaña y que toma nota de todo lo que hacemos y decimos para que luego lo encuentren los de emisión. Son guionistas, y se creen que siempre funciona así", dijo sobre las figuras que les siguen a todas partes y tratan de "dirigir" la acción del programa.

"Pero lo nuestro no funciona así, te tienes que limitar a apuntar lo que hacemos si vale, vale, y si no vale, no vale. Es algo que hacemos por convicción y porque nos gusta", dijo Alaska sobre su concepción del reality y la de su marido, Mario Vaquerizo.

A ello se añade un nuevo dato señalado por la subdirectora de Es la mañana de Federico, Isabel González, y es que en el caso de Alaska y Mario el seguimiento de las cámaras y los redactores era constante. "En nuestro caso las horas predeterminadas eran ocho o diez, para desesperación de Mario, que querría veinticuatro". Nada más lejos del escaso margen que permiten, por ejemplo, figuras como las Kardashian, donde todo está pactado y estudiado de antemano.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios