Menú

Las frases más surrealistas de '¿Quién quiere casarse con mi hijo?'

"A una chica le puedo ofrecer: mi cariño, un Ferrari, un Mercedes, otro Ferrari...", decía uno de los concursantes.

0

Este miércoles, Cuatro presentaba su nueva edición del programa ¿Quién quiere casase con hijo?, y volvió a sorprender a la audiencia con unos participantes que dejaron situaciones y frases cuando menos surrealistas. Casi dos millones de espectadores respaldaron el espacio dirigido por Luján Argüelles.

En el programa, los protagonistas y sus madres tuvieron la oportunidad de conocer a sus diez candidatos y candidatas, y seleccionar a los seis que continuaban en el concurso.

Durante las entrevistas a los pretendientes, algunos dejaron frases para el recuerdo. David y su madre, Rosa, fueron los primeros. Una de sus candidatas les sorprendió al entrar en la sala hablando con susurros: "Soy de Málaga, aunque, en realidad, nací en Cádiz, y descubrí que soy de origen sefardita. Cuando Nabucodonosor expulsó a los judíos de Babilonia y estuvieron en la región de Asturias, pues lo adiviné por eso. También cuento fábulas con moraleja para elevar mi espiritualidad", explicaba. David y Rosa también tuvieron un show privado: una candidata les hizo lo que consideraba el "baile culebrilla".

Tras ello, llegaron Diego y su madre, Estrella. Él se presentaba de una forma peculiar: "Mis amigos y yo somos como la Generación del 27, pero en subnormal".

La tercera pareja madre-hijo fue la formada por María José y Markus. Él aclaró desde el principio lo que buscaba: "Me gustan operadas, que parezcan travestis, muy putones familiares". Sus pretendientas también dejaron alguna que otra perla, como el análisis político de Mei, Miss World Alhaurín de la Torre 2014.

Sandro y su madre, Rosa fueron los siguientes. Ella es exconcejala del PP y él se presentaba así: "Yo soy de derechas, soy juancarlista. Creo que deberíamos ser todos apolíticos, me gusta Podemos". "¿Tú eres un chico independiente?", le preguntaba Sandro a uno de sus pretendientes. "No, soy dependiente, trabajo en una tienda", explicaba.

Rafa y María Luisa fueron los últimos. Rafa, en su presentación, afirmaba que "a una chica le puedo ofrecer mi cariño, un Ferrari, un Mercedes, otro Ferrari...". La madre, por su parte, hablaba así de Marbella: "Es un mundo sin problemas, toda la gente contenta… eso es bonito, tú vas a un lugar y en la mesa de al lado la gente está triste o llora… te corta toda la alegría que tú tienes".

Sus pretendientes estuvieron a su altura: "Soy la reencarnación de Marilyn Monroe y sé hacer milagros", afirmaba una, mientras que otra explicaba que "no le gustan los obreros" ya que tiene "mucha fobia a la pobreza".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD