Menú

Los secretos de 'En tierra hostil', al descubierto

Jalis de la Serna y Alejandra Andrade relatan en Es la Tarde cómo han vivido la grabación de peligrosos episodios en Venezuela o sobre el yihadismo

0
Entrevista a Jalis de la Serna y Alejandra Andrade, de 'En Tierra Hostil' La Noche de Dieter

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Jalis de la Serna y Alejandra Andrade son los responsables del éxito del nuevo programa de Antena 3 En tierra hostil en el que con valentía y determinación se adentran en las entrañas de algunos de los lugares más peligrosos del mundo. En Es la Tarde de Dieter de esRadio han desvelado los secretos del programa y cómo han vivido algunos momentos especialmente peligrosos.

Este martes el programa trató sobre el yihadismo en Ceuta y en la frontera marroquí. Jalis de la Serna confiesa que al observar todo lo que vio "te quedas perplejo del caldo de cultivo que hay" y aclara que ellos simplemente se refieren "a una realidad que existe y que fomenta la adscripción al yihadismo".

Sobre la barriada de El Príncipe, marginal y de mayoría musulmana en Ceuta, afirma que la mayoría no apoya la violencia pero "hay un caldo de cultivo" y recuerda que de este barrio han salido al menos quince personas para luchar en Siria. "¿A qué juegan? ¿Qué les enseñan? Para ellos la broma es que dicen que quieren ser terroristas y matar a miles de personas", reflexionaba Jalis.

Por ello, añade que a los adolescentes les meten tardes enteras en "cafetines" donde les ponen delante de un ordenador a ver propaganda. "Reclutan así a la gente. Se pasan la tarde viendo videos de propaganda terrorista y salen dándose abrazos y llorando de emoción".

La realidad de Venezuela

Alejandra Andrade ha grabado otros episodios de 'En tierra hostil' y que se emitirán en breve. Uno de los más interesantes es el que tiene como protagonista a Venezuela. "Hemos visto el desabastecimiento de alimentos y de bienes de primera necesidad", cuenta.

Además, revela que los españoles que entrevistaban en Venezuela "tenían miedo a hablar de esto, a mostrarnos las colas, las colas de ocho horas para poder comprar azúcar o leche". De hecho, Alejandra confiesa que "fue complicado conseguir que los españoles hablaran delante de la cámara".

También constata los graves problemas de seguridad en el país. "Fue todo muy complicado porque apenas podíamos sacar la cámara en la calle por si nos la robaban", asegura Alejandra, que añade que los protagonistas querían que todo se hiciese "dentro de las casas y no en la calle". Incluso explica que los españoles temían que seguidores de Maduro les quitaran las imágenes y el material grabado.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot