Menú

Rodrigo (‘GH 17’) desvela su drama personal antes de la final

El madrileño se abrió para quitarse su imagen de niño pijo.

0
El madrileño se abrió para quitarse su imagen de niño pijo.
Rodrigo y su madre Rosa | Telecinco

Gran Hermano 17 ya tiene a sus tres finalistas: Bea, Rodrigo y Meritxell. El próximo jueves 22 tendrá lugar la gran final de una de las ediciones más criticadas de la historia del reality. El madrileño ha llegado a la recta final del concurso a pesar de que muchos no apostaban por él, pero es muy posible que lo haya conseguido gracias a su relación con su compañera Bea.

Es cierto que Rodrigo ha sido uno de los personajes más enigmáticos de esta edición y poco ha desvelado sobre su vida. Sin embargo, casualidad o no, decidió sincerarse con su novia a las puertas de la final. El joven decidió tumbar la imagen de niño pijo que hemos visto en su vídeo de presentación y a lo largo del programa contando un mal momento personal.

"Era el típico gilipollas mimado. Pasé de tenerlo todo a no tener nada". Cuando los padres de Rodrigo se separaron, el concursante vivía solo con su madre y empezaron las dificultades económicas. "He tenido sólo unos calcetines de regalo por Navidad, muy bien envueltos, pero sólo eso", confesó sin sentir vergüenza.

Rosa, su madre y defensora en el plató, de la que hace poco se conoció su pasado en televisión, corroboró la historia con total normalidad. "Hemos pasado dificultades en casa muy serias. Él me veía que lo pasaba mal y yo le decía: 'Esto no te lo puedo comprar…', pero gracias a Dios hemos salido adelante. Rosa desveló que, a pesar de que no había dinero, Rodrigo ayudaba en casa a su madre y se está pagando la última etapa de sus estudios universitarios, pero "afortunadamente, todo se soluciona".

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios