Menú

Roberto Verino: "Solo nos juntamos para dividir, cuando lo importante sería unir"

El diseñador que rescata España en la primera jornada de la 56 edición MB-FWM es Roberto Verino.

0
El diseñador que rescata España en la primera jornada de la 56 edición MB-FWM es Roberto Verino.
Desfile de Roberto Verino | EFE

Ni los sevillanos Victorio&Lucchino, ni los hermanos Muñoz con la firma Ailanto, ni Roberto Torretta o Juan Duyos han sabido ser tan oportunos en momentos tan delicados como éstos que atraviesa España. Y no hablo de crisis económica sino de una terrible crisis de identidad.

Cansados estamos de ver en la moda los guiños hacia otras culturas o, lo que es aun peor, simplemente la inspiración de los creadores en otra década, y ya. ¿Eso es todo? Falta algo más, ¿no? ¿Una historia?, ¿un mensaje?, ¿una idea? Roberto Verino es de esos pocos diseñadores que hablan corporalmente, a través de sus diseños, en cada desfile. Dicen, comunican, transmiten. Y es que esta colección llamada Carmen, solo con el nombre, dio mucho que pensar.

El diseñador gallego decidió presentar para la próxima primavera-verano de 2014 una mujer inspirada en este personaje. Evidentemente, cuando hablamos de Carmen debemos apartar las asociaciones semánticas que se nos vienen a la cabeza relacionados con los pecados capitales como la avaricia y la lujuria; una vez aislados tales pensamientos, hemos de centrarnos en la parte más virtuosa de esta figura que inspiró a compositores, escritores, directores de cine y ahora diseñadores. Esa otra parte de Carmen que a tantos ha cautivado es su fortaleza, su carácter, su sensualidad, su pasión, su raza castiza. Y estos son los rasgos que, sin llegar a dudas, Verino también supo apreciar para tomar a esta mujer como inspiración, como eje del que partir para recrear una fantasía que pasa a materializarse en la moda.

"Estoy intentando poner en valor lo nuestro: la cultura española. Creo que solo nos juntamos para pelearnos, todo aquello que significa dividir, cuando lo importante sería unir", afirmaba este viernes el creador unas horas antes de su desfile. Indirectamente se entiende que hacía alusión a los independentistas catalanes. Como bien dijo, yo repito: ¿por qué dividir?

"Carmen es la fuerza de una mujer que sabe cuándo tiene que ser elegante y cuándo tiene que ser sensual. Y eso empieza a generar un discurso. Sois mujeres que tenéis que adaptaros a la vida laboral, que tenéis la obligación de ser vosotras mismas; pero también tenéis que ser sensuales y ser capaces, de alguna manera, de marcar las diferencias. Os gusta seducir para ser admiradas y luego elegir, porque al final, sois vosotras las que nos elegís (Roberto sonríe). Elegís con quién, cuándo y cómo. Otra cosa es que nosotros nos creamos que hemos sido nosotros" afirma Verino, entre risas.

Con turbantes o sombreros salían a desfilar las modelos. Caminaban con mucha seguridad sobre el pódium, cuales Cármenes, escapadas de una fábrica de tabaco, combinaron prendas masculinas con otras más femeninas, mientras en una de las manos llevaban un cigarrillo. ¡Hasta fumar, de pronto, parecía algo más estético!

Entre los estampados pudimos apreciar mucho animal print y flores –al más estilo sevillano, ciudad natal del personaje-: "Quiero mostrar la esencia de lo étnico, de lo racial que, a fin de cuentas, nos pertenece como pueblo que es España y que está mezclado con muchas razas".

Aunque el diseñador me insistiera en que no buscara similitudes exactas entre Carmen y su desfile, y que me limitara a entender por la colección Carmen más una personalidad que similitudes directas, no podía echar en falta algún fragmento de música de la Ópera Carmen de Bizet. Pero, sin lugar a dudas era la Carmen del s. XXI. Con toques de agresividad combinados con la elegancia que es lo que hace bella a la mujer.

Novedosa estrategia comercial. Una gran novedad es que el 100% de las prendas que se apreciaron en la colección de Carmen pasarán a venderse a las tiendas de Roberto Verino a partir de la próxima primavera. Siempre se ha criticado que los diseñadores de Cibeles crean prendas imposibles de poner en la calle o el trabajo e imposibles también de pagar. Verino ha decidido buscar el pragmatismo y el realismo para potenciar, por un lado, su empresa, y por otro, para hacer posible que cada mujer, el próximo verano, se sienta un poco Carmen.

En Chic

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD