Menú

¿Merece la pena iniciarse en el bricolaje?

Todo el mundo puede ponerse a ello. El bricolaje es útil y existen maneras de dominar la técnica. 

Publirreportaje
0
¿Merece la pena iniciarse en el bricolaje?
Iniciarse en el bricolaje | Cordon Press

El bricolaje es practicado hoy en día en todos los lugares del mundo y puede resultar bastante útil en nuestras vidas. Gracias a él podemos emprender proyectos personales, hacer arreglos e incluso reutilizar objetos, todo esto sin tener que contar con ayuda profesional.

La ventaja de todo esto es que con un poco de esfuerzo y dedicación todo el mundo puede llegar a practicarlo. Puede que a la hora de iniciarnos necesitemos algo de ayuda que podemos obtener de amigos o algún video en internet, pero una vez vayamos avanzando podemos ver nosotros mismos como cada vez somos capaces de realizar proyectos más complejos.

El bricolaje engloba muchos apartados, como pueden ser la pintura, decoración, carpintería, albañilería, manualidades... Para poder realizarlo necesitamos tener las herramientas necesarias, es importante que cuenten con buena calidad si no queremos que se rompan a la primera de cambio.

Desde nuestra propia experiencia recomendamos Bricolemar, tu tienda de bricolaje online, es una tienda con presencia varios países de la Unión Europea, incluido el nuestro y desde donde podemos comprar todas las herramientas que necesitemos con una relación calidad precio increíble.

Beneficios de iniciarse en el bricolaje

Como no tendremos que hacer uso de aquellas personas dedicadas a la parte profesional del sector desarrollaremos mucha independencia y podremos modificar todos los elementos a nuestro gusto, lo cual nos produce una sensación de bienestar increíble cuando está completamente acabado.

Si somos de esas personas que siempre nos hemos sentido atraídos por las manualidades no hay ninguna duda de que el bricolaje nos fascinará y obtendremos mucha libertad con el paso del tiempo, además de mejores conocimientos sobre todo tipo de procesos y materiales.

Desvincularnos de los profesionales del sector tiene una ventaja añadida, y es que ahorraremos mucho dinero en cuanto a mano de obra o la utilización de materiales más baratos y que se adapten más a nuestros gustos, preferencias y presupuesto.

Como no, disfrutaremos de lo que hacemos. Además, hacer obras con nuestros hijos es de lo más gratificante que existe, mientras ellos también aprenden divirtiéndose.

La única limitación es nuestra imaginación. Si tenemos una idea, tenemos un diseño, lo único que necesitamos son los materiales, por lo que cualquier cosa que imagines podrás hacerla realidad en unas pocas horas o días de trabajo y dedicación.

Al estar trabajando estaremos realizando actividad física a la misma vez, cosa que nos puede ayudar si queremos bajar algo de peso mientras hacemos lo que más nos gusta. El tener un hobby tan noble como es el bricolaje hará que disfrutemos en cada minuto que pasamos realizándolo, sin importar el dinero que invirtamos en él, lo que nos aportará esa gratificación final será el ver nuestro proyecto totalmente terminado y saber que detrás de esa creación estamos nosotros, como hace poco tiempo no teníamos mucha idea, pero con el paso de los años conseguimos hacer creaciones que muchos otros no podrían. Ahí reside la verdadera magia del bricolaje, por lo que os animamos a todos a practicarlo si aún no lo habéis hecho.

¿Cómo empiezo a hacer bricolaje?

Lo más importante es destinar una habitación que no utilicemos o un pequeño espacio de nuestra casa para este fin. En este lugar colocaremos todas las herramientas que vayamos necesitando, puede que al principio parezca algo pobre, pero conforme vayan pasando los días y vayas añadiendo más herramientas parecerás un auténtico especialista.

Por norma general, el espacio por excelencia dedicado a este fin es el garaje. Esto se debe a que cuentan con un espacio amplio y se encuentran aislados del resto de la casa, por lo que los factores de ruido o de que otras personas sufran un accidente es mucho más bajo.

Una buena opción es contar con un panel de pared donde organizar nuestras herramientas, del mismo modo podemos tener un acceso fácil a ellas, además de que podemos colocarlas según su utilidad si queremos.

Otra opción es la típica caja de herramientas. Las más avanzadas cuentan con muchos más compartimentos donde almacenar todas nuestras herramientas, de este modo nuestra experiencia organizativa se verá mejor reflejada.

Por último, podemos hacer uso de estanterías, cajones y armarios de algún mueble antiguo que tengamos por casa. Nuestro consejo es que este mueble esté únicamente destinado a este fin, si lo utilizas también para guardar ropa lo más probable es que tarde o temprano la acabes manchando.

Una vez tengamos todo listo tenemos que pensar las ramas del bricolaje a las que nos gustaría dedicarnos, dependiendo de esto es posible que las herramientas varíen, pongamos el ejemplo de que te decantas por la jardinería, necesitarás alicates, cortatubos e incluso un soplete. También hay herramientas que sirven para todas las áreas del bricolaje, como el martillo o el pegamento fuerte.

Como dijimos anteriormente, lo más complejo es dar nuestros primeros pasos, por lo que te aconsejamos tomártelo con calma y no abrumarte si algo no te sale bien. Si es necesario tómate 15 minutos de descanso, respira hondo y vuelve a intentarlo, poco a poco serás capaz de crear mejores cosas y con mucha más calidad.

¿Qué herramientas necesito?

Las primeras compras que realices serán de materiales más básicos que tarde o temprano acabarás necesitando, con el paso del tiempo irás actualizándolas y añadiendo muchas de usos más específicos.

Lo primero que necesitarás es:
● Distintos tipos de destornilladores (lisos y de estrella) o con puntas intercambiables.
● Un juego de llaves allen.
● Llave inglesa.
● Tijera y buscapolos para trabajos eléctricos.
● Martillo.
● Clavos con cabezas diferentes.
● Una tenaza para poder extraer clavos.
● Alicates.
● Tijeras.
● Cúter.
● Espátula.
● Cinta métrica.
● Cinta americana.
● Papel de lija.
● Pegamento.
● Brochas.
● Tacos.
● Sierra.

Como herramientas eléctricas complementarias la principal es un taladro, aunque debemos de tener en cuenta que si nos decantamos por su compra debemos comprar brocas para distintos usos (madera, metal...), dependiendo de la que necesitemos optaremos por un diámetro u otro.

Conforme vaya pasando el tiempo y tu habilidad y experiencia mejoren querrás hacer trabajos cada vez más complejos, por lo que es muy probable que necesites utensilios específicos como una selladora, grapadora mecánica, etc.

Como en todos los trabajos, tu seguridad es lo primero, por lo que contar mínimo con unas gafas y unos guantes especiales harán que tengas muchas menos probabilidades de sufrir cualquier tipo de lesión.

En Chic

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation