Menú

Japón quiere poner una central de energía solar en el espacio hacia 2040

El Ministerio nipón de Economía, Comercio e Industria estima que una de estos paneles tendría una capacidad de producción de un millón de kilovatios.

0

Científicos nipones están desarrollando un método para producir energía solar espacial y transmitirla a la Tierra, con el que aspiran a generar electricidad a partir de esta fuente renovable para 2040, según publica hoy el diario Nikkei.

La tecnología, desarrollada por la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) y la empresa nipona Mitsubishi Electric, consiste en transmitir de forma inalámbrica la electricidad producida por gigantescos paneles solares en órbita hasta receptores ubicados en la superficie terrestre.

Los investigadores completaron con éxito una prueba de transmisión con este sistema el pasado marzo, entre un panel solar y un receptor ubicado a 55 metros de distancia, informó el citado diario económico nipón.

La principal innovación de este método consiste en convertir la electricidad generada por los paneles solares en microondas, que son enviadas vía antena hasta un aparato receptor capaz de transformarlas de nuevo en electricidad.

Tras obtener un resultado positivo en las primeras pruebas, el objetivo de los científicos es desarrollar una tecnología que permita realizar estas transmisiones a unos 36.000 kilómetros de distancia entre los paneles solares y los receptores.

Para ello, contemplan la construcción de paneles solares desplegables de hasta 2 kilómetros de diámetro situados en órbita geoestacionaria, que convertirían la energía solar en microondas para posteriormente transmitirlas a antenas sobre la superficie terrestre.

El Ministerio nipón de Economía, Comercio e Industria estima que una de estos paneles tendría una capacidad de producción de un millón de kilovatios, comprable al de un reactor nuclear, según consta en un informe recogido por el Nikkei.

El documento señala a la energía solar espacial como una alternativa para garantizar la sostenibilidad del suministro eléctrico de Japón, un país que dispone de escasos recursos energéticos. Otra de las ventajas del sistema es que permite producir energía solar sin verse afectado por las condiciones meteorológicas.

No obstante, algunos expertos han cuestionado la viabilidad del proyecto debido a su alto coste, ya que serían necesarios numerosos lanzamientos de cohetes para poner en órbita el equipamiento necesario. La construcción de uno sólo de estos paneles de generación de energía solar espacial costaría unos 1,24 billones de yenes (78.871 millones de euros), según estimaciones de la JAXA.

También quedan por resolver diversos problemas técnicos como conseguir un mayor aprovechamiento de la energía solar producida (el sistema actual sólo permite enviar entre el 5 y el 10 por ciento de la electricidad generada) o lograr que las transmisiones sean estables.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot