Menú

El comportamiento homosexual tiene influencias genéticas

Un estudio ha localizado cinco marcadores genéticos con una pequeña influencia sobre la sexualidad, pero ningún gen determinante.

0
Un estudio ha localizado cinco marcadores genéticos con una pequeña influencia sobre la sexualidad, pero ningún gen determinante.
Montaje de la genética humana. | Archivo

La idea de que se nace gay puede sonar absurda cuando se enfrenta con la teoría de la evolución. Al fin y al cabo, sentirse atraído por personas de tu mismo sexo no facilita la reproducción, de modo que el destino final de cualquier variación genética que lo provocara sería desaparecer. Frente a esto, se oponía que la causa podría estar más en la acumulación de varios genes cuya expresión no tendría por qué estar necesariamente relacionada con la orientación sexual que no en un hipotético "gen homosexual"; ahora un nuevo estudio que analiza el genoma de medio millón de participantes parece apoyar esta teoría.

Aunque el estudio ha sido publicitado por varios medios como si dijera que no existen causas genéticas de la homosexualidad, lo cierto es que la novedad del mismo es justamente la contraria: por primera vez se han encontrado marcadores genéticos que podrían explicar conjuntamente entre el 8 y el 25% de las diferencias individuales en el comportamiento sexual hacia personas del mismo sexo. El resto, aseguran, podría estar explicado por influencias del entorno, incluyendo entre éstas otras causas biológicas como la exposición a hormonas durante la gestación.

El trabajo, que involucra a investigadores de Reino Unido, Estados Unidos, Holanda, Australia, Suecia y Dinamarca, analizó la información que 477.522 personas proporcionaron sobre su comportamiento sexual y la compararon con millones de marcadores de ADN de sus respectivos genomas, recogidos por UK Biobank y la compañía 23andMe. Los científicos descubrieron miles de marcadores genéticos relacionados con este comportamiento, aunque solo cinco lo estaban más significativamente. Los autores creen que con estudios aún mayores podrían encontrar nuevos marcadores de este tipo.

Este estudio vendría a confirmar lo avanzado en otros trabajos anteriores sobre distintos rasgos de personalidad y aptitudes: una parte estaría en la influencia de numerosos genes (tampoco existe "el gen" de la propensión a estudiar o de la apertura a nuevas experiencias), otra en el entorno biológico y otra en las influencias sociales posteriores. En todo caso, advierten que para considerar a una persona homosexual dentro del ámbito del estudio basta con que hayan tenido una relación sexual con alguien de su propio sexo. Esto es debido a que el UK Biobank tenía datos de comportamiento y no de orientación sexual.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios