Menú

Nueva Jersey rectifica y permitirá cazar osos tras triplicarse los ataques violentos a humanos

El gobernador reconoce que la estrategia de control no letal no es suficiente y están ante un problema de seguridad pública

El gobernador reconoce que la estrategia de control no letal no es suficiente y están ante un problema de seguridad pública
Oso negro en Banff National Park (Canada) | Cordon Press

En lo que llevamos de año, los ataques violentos protagonizados por osos negros en Nueva Jersey (EEUU) se han triplicado con respecto a años anteriores. Por ese motivo, el gobernador demócrata Philip D. Murphy ha tenido que rectificar y permitirá nuevamente la caza de osos en los terrenos estatales para tratar de controlar la población, protegida desde el año 2020.

"Si bien me comprometí a poner fin a la caza del oso", dijo el gobernador en un comunicado, "los datos exigen que actuemos ahora para evitar interacciones trágicas entre osos y humanos".

Los osos de todo el país se han alejado más de los bosques de lo habitual este año debido a las condiciones secas, ha señalado Carl Lackey, copresidente del comité de gestión de la Asociación Internacional de Investigación y Manejo de Osos, en declaraciones a The Wall Street Journal. Como resultado, se han registrado el triple de conflictos violentos.

Tras una votación unánime el pasado martes por parte del Consejo de Caza y Pesca del estado, y una serie de acciones de emergencia planificadas por el gobernador y su Departamento de Protección Ambiental, se espera que Nueva Jersey autorice durante seis días la caza del oso, a partir del 5 de diciembre. Si el 20% de la población estimada de osos no muere durante ese período, la caza podría extenderse otros cuatro días más, según la agencia ambiental.

Según el gobernador, en lo que llevamos de 2022, se han registrado 433 avistamientos de osos (190 el año pasado), 62 encuentros agresivos con humanos, 12 ataques a perros, 12 entradas a casas, 15 intentos de entradas a casas, 89 casos de daños a la propiedad y 52 ataques a ganado protegido.

Población de osos descontrolada

Las asociaciones animalistas como la Liga de Protección Animal de Nueva Jersey, se ha opuesto a la caza. Asegura que el aumento de los incidentes violentos entre osos y humanos es culpa de una mala gestión de las basuras. También aseguran que el gobernador Murphy ha tomado esta decisión por motivos políticos: "Estar a favor del control de armas y en contra de la caza lo perjudicaría entre los votantes de New Hampshire y Iowa", han asegurado los activistas a WSJ. "Está sacrificando osos por sus ambiciones políticas".

Sin embargo, el gobernador asegura que las estrategias no letales para controlar a la población de osos no son suficientes por sí solas para mitigar esta tendencia, especialmente cuando hay una preocupación sincera por la seguridad pública.

La población de osos negros en los condados de Morris, Passaic, Sussex y Warren, donde los animales son más frecuentes, ha alcanzado aproximadamente los 3.000, según funcionarios ambientales. Si no se controla, se espera que la población crezca hasta los 4.000 en apenas dos años.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Reloj España
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Cesta de navidad