Menú

La digitalización de las empresas impulsada por Telefónica, el ejemplo de Auravant y Optimus Price

El cambio de paradigma ha llevado a muchas empresas a modificar sus hábitos digitales y gracias a Wayra algunas han alcanzado sus objetivos.

0
El cambio de paradigma ha llevado a muchas empresas a modificar sus hábitos digitales y gracias a Wayra algunas han alcanzado sus objetivos.
La digitalización de las empresas ha llegado para quedarse. | Pixabay/CC/PhotoMIX-Company

La pandemia del coronavirus, y los confinamientos domiciliarios que hemos sufrido durante el pasado año, ha impulsado una tendencia que estaba en auge desde el comienzo del siglo XXI.

La digitalización de la economía ha tenido un crecimiento notable en los últimos meses, algo que se estaba esperando desde hace muchos años, al igual que el teletrabajo, que ha llegado para quedarse. Muchas empresas han potenciado la posibilidad de que sus trabajadores puedan realizar sus funciones desde sus casas sin tener que ir presencialmente a la oficina.

Grandes empresas como Telefónica llevan años apoyando a las empresas para que consigan dar ese salto hacia la digitalización. El gigante de las telecomunicaciones español creó la división Wayra para servir como hub de innovación y así ayudar a escalar a las startups, a la vez que generando negocio conjunto.

Dos de estas empresas que han conseguido el apoyo de Telefónica son Auravant y Optimus Price. Sus CEO estuvieron en esRadio explicando su experiencia de la mano de la multinacional española y contando en qué consiste su aportación a la digitalización de la economía.

Auravant, la digitalización llega al campo

En el programa Es la Mañana de Federico, Leandro Sabignoso, CEO De Auravant, describió cómo esta empresa de origen argentino se vino a España para establecer la base de su internacionalización. La startup fue apoyada por Wayra para lograr este objetivo. Auravant se fijó en nuestro país por la "diversidad de cultivos" y "la potencia en la producción de alimentos".

maizal-de-maiz-el-cultivo-del-maiz.jpg
Un cultivo de maíz.

Sabignoso aseguró que su empresa viene a "facilitar la toma de decisiones, lo que se conoce como agricultura de precisión". Explicó que consiste en "hacer una agricultura más eficiente y más sustentable" y por ese motivo "lo fundamental es la digitalización". Con este proceso se consigue tener "un mayor control de la enorme cantidad de datos que tienen los agricultores" aunque "por una cuestión histórica, cultural y por la gran complejidad que tiene cuesta hacer ese tratamiento de datos". El CEO de Auravant explicó que desde su startup aportan "herramientas digitales que les permiten hacer una agricultura que contamine menos y que produzca más".

La empresa, que ya tiene "más de 16.000 usuarios en 60 países", ofrece la posibilidad de realizar un uso gratuito de la misma con la posibilidad de ampliar la experiencia con "paquetes de pago". Sabignoso añadió que ellos se ven como "facilitadores" entre el agricultor y los expertos gracias a la tecnología. "Lo que puede hacer a través de la plataforma un agrónomo es hacer un abonado variable o cualquier tipo de tratamiento variable de su finca", apuntó.

Una de las grandes ventajas que tiene la optimización de los recursos que propone la plataforma es que "suben los rendimientos pero se reduce la huella de agua, de carbono y se hace una agricultura no solo no contaminante sino regenerativa", contó el CEO de Auravant. Otra de las posibilidades que tiene es poder "anticipar ciertos fenómenos meteorológicos" para preparar los cultivos.

Optimus Price, en busca del precio justo

El caso de Optimus Price no sólo ayuda a los empresarios sino que también mejora la experiencia de compra de los propios clientes. En una entrevista en La Noche de Dieter el CEO de esta startup participada por Wayra, Carlos Fenollosa, explicó que ellos lo que hacen es "poner precios a los productos". Fenollosa aseguró que ayudan "a los comerciantes que tienen una verdadera dificultad para poner precios a sus productos y que tengan un precio óptimo en función de su competencia".

Para conseguir encontrar el precio adecuado de los productos, se basan en "algoritmos e inteligencia artificial" para "replicar lo que intenta hacer un comerciante cuando está delante con su hoja excel con un montón de productos intentando pensar cómo le va a poner de precio".

Esta empresa, que enfoca su actividad en el pequeño y mediano comercio, forma parte de portfolio de Wayra. Gracias al apoyo de esta división de Telefónica han encontrado a "muchos clientes" y de esos "algunos son de los más importantes que hemos conseguido", remarcó Carlos Fenollosa.

supermercado-estanterias.jpg
Productos en un supermercado.

"Cuando hay una persona activamente fijando precios, lo que suele pasar es que es demasiado conservadora y pone un precio demasiado bajo", dijo el CEO de Optimus Price. Por eso cree que con su herramienta ese comerciante puede subir el precio y bajar el precio de otros productos menos demandados "para generar ventas". Fenollosa aseguró: "Le estamos dando sin saberlo una herramienta al consumidor para que voten con su bolsillo. Si los consumidores deciden que este producto a este precio no lo van a comprar, el algoritmo automáticamente lo irá bajando hasta encontrar un punto en el que se empieza a vender y viceversa".

Sobre la crisis que ha supuesto la pandemia, el CEO de esta startup impulsada por Telefónica explicó las diferencias observadas entre los clientes de distintos sectores: los que están enfocados a la alimentación, los juegos o el mundo digital la han capeado mejor que los de la moda o el material deportivo. Para Optimus Price, sin embargo, "ha sido un año bueno" porque "al ser una herramienta que ayuda a la digitalización hemos ayudado a muchas tiendas físicas tradicionales a digitalizarse".

En este sentido, ha augurado una "cierta recuperación en sectores como la moda, la perfumería o la farmacia online" gracias a que desde Optimus Price también hacen "predicción de la demanda". Fenollosa aseguró haber visto un "cambio muy importante" en el "comportamiento del consumidor" y de "gente que jamás se había planteado comprar en un ecommerce y poner su tarjeta online".

En Tecnociencia

    0
    comentarios