Menú

Elon Musk va a la guerra contra el autoritario Brasil de Lula

El empresario ha amenazado con cerrar la red social X en el país por las exigencias de censura contra la oposición a Lula.

El empresario ha amenazado con cerrar la red social X en el país por las exigencias de censura contra la oposición a Lula.
Lula da Silva y Alexandre de Moraes durante la ceremonia de investidura del primero en diciembre de 2022 | Cordon Press

El periodista Michael Shellenberger, en colaboración con periodistas locales, ha revelado en la red social X lo que ha denominado como los "Twitter Files" brasileños, que revelan hasta qué punto está extendida la censura en el país de Lula da Silva. Esta investigación complementa las realizadas desde que Elon Musk comprara Twitter en octubre de 2022 y permitiera a Shellenberger y otros periodistas acceder a las comunicaciones internas y documentación de la red social sobre su colaboración con las autoridades de Estados Unidos para bloquear usuarios y suprimir noticias relacionadas con la corrupción de la familia Biden.

El foco de estas revelaciones se centra en Alexandre de Moraes, ministro del Tribunal Supremo Federal, un organismo similar al Tribunal Constitucional español. Como integrante del Tribunal Superior Electoral, ha obligado a Twitter a censurar publicaciones de parlamentarios de la oposición a Lula en el Congreso Nacional, además de exigir acceso a detalles personales de los usuarios que escribían empleando hashtags que consideraba inapropiados e intentó abusar de las reglas de moderación de la red social para acallar a seguidores del entonces aún presidente Bolsonaro.

También se explica cómo multinacionales norteamericanas como Google, Meta y Uber traicionaron a sus usuarios brasileños facilitando sin mediar orden judicial los datos personales y números de teléfono de sus usuarios, pese a tratarse de peticiones ilegales del Ejecutivo de Lula da Silva. Además, ha alertado sobre un proyecto de ley contra la desinformación que pretende codificar todas estas restricciones a la libertad de expresión bajo la excusa de las "fake news".

Tras la publicación de esta información y ante la exigencia de Moraes de nuevos bloqueos contra usuarios populares de X en Brasil, Elon Musk ha anunciado este fin de semana que va a levantar todas las restricciones que existen en el país, aunque eso signifique cerrar su filial brasileña y perder todos sus ingresos allí. "En breve X publicará todo lo exigido por el magistrado y cómo esas peticiones violan la ley brasileña. Ese juez, descarada y repetidamente, ha traicionado la Constitución y el pueblo de Brasil. Debería renunciar o ser impugnado", afirmó el billonario.

La reacción de Moraes ha sido abrir una causa contra Elon Musk por los supuestos delitos de "manipulación criminal y dolosa" y advirtió a X que le impondría una multa de unos 20.000 dólares por cada cuenta que siguiera abierta. "La flagrante conducta de obstrucción a la Justicia brasileña, la incitación al crimen, la amenaza pública de desobediencia a las órdenes judiciales y la negativa de la plataforma a cooperar son hechos que le faltan al respeto a la soberanía de Brasil y que refuerzan la conexión de las actividades de la plataforma X con las prácticas ilícitas investigadas", dijo el magistrado en su decisión.

Mientras, Lula da Silva ha dejado que sean otros quienes lideren su ataque contra Elon Musk. Ha sido la presidenta de su Partido de los Trabajadores (PT), Gleisi Hoffmann, acusó a Elon Musk de amenazar la democracia en Brasil por sus ataques a la Justicia: "Las manifestaciones indebidas y abusivas del millonario estadounidense Elon Musk, dueño de la plataforma X, atentan contra la soberanía brasileña y merecen el más vehemente repudió". Durante este lunes, "usar VPN" se ha convertido en tema del momento en la red social X en Brasil ante el peligro de un bloqueo de la plataforma en todo el país ordenado por Moraes.

Temas

En Tecnociencia

    0
    comentarios