Menú

Astenia primaveral: qué es y cómo combatirla

No hay estudios científicos que avalen su existencia pero muchos dicen experimentar cansancio y apatía al principio de la primavera. ¿Cómo evitarlo?

Libertad Digital
0
Astenia primaveral: qué es y cómo combatirla
La primavera provoca cansancio y cambios de humor en muchas personas | Pixabay/CC/jill111

A pesar de que el aumento de las horas de luz y la llegada del buen tiempo parecen invitar a lo contrario, hay personas que dicen experimentar fatiga y cansancio intensos en los primeros días de la primavera. No hay estudios científicos que avalen la existencia de la astenia primaveral y los médicos rechazan considerarla una enfermedad, pero son muchos los que notan sus síntomas. Entre ellos están el cansancio generalizado, la excesiva somnolencia o el insomnio, cambios en el apetito, dolor de cabeza, irritabilidad, falta de energía, tristeza…

Psicólogos atribuyen esta sensación de malestar a los cambios que experimenta nuestro cuerpo en esta época del año. La adaptación a las horas de sol (en estas fechas se produce el adelanto de la hora) así como los cambios en las rutinas por el buen tiempo podrían provocar esa indefinida sensación de cansancio y apatía. A ello se suman las alergias: en España ocho millones de personas son alérgicas, de los cuales el 80% tiene alergia a las gramíneas, la principal responsable de las alergias primaverales. Aunque según la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica se espera una primavera suave para los alérgicos por la escasez de lluvias, la rinitis y los medicamentos para combatirla pueden ser un factor decisivo para desencadenar el desánimo que asociamos con la primavera.

Para superar la astenia y recuperar el ritmo, los expertos recomiendan cambios en nuestros hábitos que nos pueden ayudar a mejorar nuestro humor. En lugar de complejos vitamínicos y medicamentos, lo más recomendable contra la astenia es seguir estas pautas:

- Cuidar nuestra alimentación: cereales, legumbres, verduras y frutas deberían ser la base de nuestra alimentación siempre y más si nos invade el cansancio. En general, apostar por los alimentos frescos y huir de los procesados nos dará la energía extra que necesitamos.

- Cuidar nuestra rutina de sueño: para combatir el insomnio y el cansancio es recomendable respetar pautas como acostarnos siempre a la misma hora, dejar fuera del dormitorio los dispositivos electrónicos, mantener una temperatura adecuada y evitar las cenas copiosas.

- Movernos: la fatiga se combate, paradójicamente, con la actividad. Practicar ejercicio de forma moderada ayuda a descansar mejor y a librarnos del estrés. Mantenernos activos, plantear nuevos proyectos y aprovechar el buen tiempo para hacer más planes puede ayudar también a luchar contra el cansancio.

Lo habitual es que la astenia primaveral dure sólo unos días, los necesarios para que el cuerpo se adapte al cambio de estación.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation