Menú

Mejora tu espacio: aumenta tu motivación

Proponemos una serie de consejos para que puedas organizarte de la mejor manera posible.

Proponemos una serie de consejos para que puedas organizarte de la mejor manera posible.
Un ordenador en una mesa de trabajo. | Pxhere

Mantener un espacio de trabajo ordenado y limpio tiene un impacto directo a la hora de ser más productivos durante nuestra jornada laboral. Independientemente del lugar desde el que la desarrollemos, tanto si trabajamos en remoto desde una oficina en tu casa como desde una oficina tradicional o, incluso, en un coworking, es vital que prestemos especial atención a todos los objetos que asumen el protagonismo en el lugar que utilizamos para trabajar.

A continuación, una serie de tips que te ayudarán a organizarte de la mejor manera posible, así como a aumentar tu productividad y tu concentración a lo largo de toda la duración de tu jornada.

¿Tienes la mesa ordenada?

Un entorno ordenado tendrá un impacto directo en el desarrollo de nuestra actividad profesional. Antes de comenzar a trabajar, reúne todos los objetos que pueden hacerte falta durante la jornada y sitúalos en un lugar cercano al que puedas acceder fácilmente. De esta manera, tendrás todo lo necesario al alcance de tu mano y no tendrás que estar constantemente levantándote de la mesa en busca de todo aquello que pueda hacerte falta.

Del mismo modo, también es importante que intentes evitar que tu mesa se llene de objetos que no vayan a tener uso de manera continuada, como las tazas del desayuno o los vasos de café o refresco. Así, tendrás un espacio mucho menos estresante visualmente.

Del mismo modo, el resto de espacios que frecuentemos habitualmente también deben de estar cuidados al máximo. Como es el caso del baño, por ejemplo. El uso de pastillas de WC nos permitirá mantener un ambiente más agradable en los espacios comunes.

Asegúrate de tener la iluminación correcta

Es preferible que la luz sea natural y que provenga directamente de las cristaleras o las ventajas que tengamos en nuestra casa o en nuestra oficina. Sin embargo, esto no siempre es posible. Especialmente dependiendo de la orientación del espacio en el que solemos trabajar habitualmente.

Cuando esto ocurre, podemos suplirlo con luz artificial a través de un flexo o de diferentes puntos de luz situados en el techo. Sin embargo, en este caso es importante que tengamos en cuenta que la luz debe estar bien centrada y con la intensidad suficiente como para permitirnos trabajar cómodamente a cualquier hora.

Posición de la silla y del monitor

Especialmente las personas que trabajan sentadas frente a un ordenador, son especialmente propensas a sufrir determinadas dolencias y lesiones como consecuencia de la cantidad de horas que se pasan en una misma posición. Por este motivo, es conveniente cuidar al máxima la posición de todos los elementos que intervienen en nuestra jornada diaria.

Especialmente en los casos en los que no llegues bien al suelo desde tu silla, es importante que conozcas que es responsabilidad de la empresa facilitarte un reposapiés en el que descansar de manera correcta las piernas, con el impacto que eso supone a nivel de circulación.

Evita las distracciones

Pese a que no está directamente vinculado con tu espacio de trabajo, la realidad es que es importante que no tengamos distracciones encima de la mesa que puedan hacer que perdamos la atención que tenemos depositada sobre nuestras tareas habituales.

Es el caso de nuestro teléfono móvil. Si no trabajamos directamente con él, es importante que tengamos un lugar en el que guardarlo como, por ejemplo, un cajón. Si bien es cierto es que normal consultarlo de manera periódica, no es menos cierto que si lo evitamos hacerlo cada vez que se ilumina la pantalla, lograremos maximizar nuestro rendimiento laboral.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro