Menú

Instituto de Coordenadas dice que una legislación del vapeo es una "alternativa real" para reducir el tabaco

Según el Instituto Coordenada, "los problemas de salud en EE.UU relacionados con el vapeo podrían estar relacionados con derivados del cannabis".

LD/Agencias
0
Según el Instituto Coordenada, "los problemas de salud en EE.UU relacionados con el vapeo podrían estar relacionados con derivados del cannabis".
Mujer vapeando | MyBlu

El Instituto Coordenadas señaló este lunes que, "empleado correctamente", el cigarrillo electrónico es "una alternativa efectiva y real para fumadores que buscan deshabituarse, pero no lo consiguen, y es importante tenerlo en cuenta y apoyarlo, junto con otras medidas, desde el control y la regulación institucional".

La entidad indicó que cualquier iniciativa que contribuya a paliar y reducir un problema "que causa actualmente más de 56.000 muertes anuales en nuestro país, con un consumo generalizado de más del 23% de la población y que comporta un gasto sanitario por encima de los 7.000 millones debe ser valorada de forma equilibrada y potenciada para los usuarios que necesitan nuevas herramientas en la lucha contra el tabaco".

Jesús Sánchez Lambás, vicepresidente ejecutivo del Instituto Coordenadas, dijo que "es necesario valorar el cigarrillo electrónico como una opción más que tiene el fumador para conseguir la deshabituación del tabaco. Actualmente para conseguir la deshabituación del tabaco. El tabaquismo es un problema social y sanitario de primer orden que necesita de nuevas formas de abordaje más acordes con la realidad de los fumadores que contribuyan al éxito en el abandono del tabaco".

En este sentido, consideró que "el ministerio debe analizar, desde la evidencia científica y las experiencias internacionales, la aportación real que puede tener el cigarrillo electrónico en la estrategia antitabaco en nuestro país".

"Además de campañas institucionales con falta de precisión y poco eficientes", añadió, "existe una presión sobre el cigarrillo electrónico en nuestro país que está impactando sobre la libertad de elección en las opciones de deshabituación para muchos ciudadanos que lo ven como alternativa. Nadie pone en duda que ningún método de deshabituación del tabaco es inocuo, ya sean pastillas, parches o vapeadores, pero todos ellos bien usados están demostrando mayores beneficios que riesgos y claras ventajas frente a tabaco".

Según el Instituto Coordenadas, los últimos informes "demuestran que los problemas de salud en EE UU que se relacionaron inicialmente con el vapeo podrían estar relacionados con un ingrediente que contiene THC, derivado del cannabis, y tienen que ver con líquidos adquiridos en el mercado negro".

Asimismo, afirma que diversos estudios científicos publicados en medios especializados sostienen que los cigarrillos electrónicos son un 95% menos dañinos que los convencionales. "Otros estudios, a los que se remiten las autoridades sanitarias británicas, demuestran que casi un 70% de quienes usaron cigarrillos electrónicos para dejar el tabaco consiguió dejar de fumar. También hay estadísticas afirmando que el 80% de quienes recurren a estos dispositivos lo hace con el objetivo de no fumar tabaco".

El Instituto Coordenadas, "si bien no se especializa en cuestiones clínicas", cree que en torno a este fenómeno del vapeo se han producido informaciones y posicionamientos públicos contradictorios, "lo que exige una valoración del estado de la cuestión sobre la situación en términos comparados en Occidente y la evolución tras las alarmantes noticias generadas en EEUU y tomadas como verdad revelada en España, sin las comprobaciones rigurosas y científicas que requiere cualquier tema que afecta a la salud y calidad de vida de los ciudadanos".

La entidad relata que el análisis que ha realizado de las normativas revela que la Unión Europea tiene una legislación "muy clara y rigurosa sobre el vapeo, con una directiva que se aplica desde mayo de 2017. En todos los países de la UE el vapeo está permitido y, mayoritariamente, su uso restringido a las zonas en que se permite fumar".

Indica que de los estados miembros de la UE, el Reino Unido es uno de los mayores defensores del vapeo como método para dejar el tabaco y que incluso se plantea hacer la legislación más permisiva una vez estén fuera de la UE, tras el 'Brexit'.

Visión por países y estudios internacionales

"Desde el Nacional Health Service, el servicio público de salud, recomiendan el uso de cigarrillos electrónicos para dejar de fumar, entre otras recomendaciones. Han efectuado numerosos estudios científicos que apoyan su política y las numerosas tiendas de vapeo repartidas por todo el Reino Unido hacen muy fácil hacerse con estos dispositivos", agrega.

En el caso de Francia, el Instituto Coordenadas apunta que compite con el Reino Unido en el ranking de mayor número de vapeadores en Europa, aunque hay una política más restrictiva. "El auge del vapeo entre los franceses se inició en 2006, año en el que se prohibió fumar en público. A partir de 2013 las autoridades sanitarias francesas cambiaron su política permisiva y se alejaron del Reino Unido en cuanto a las recomendaciones de los cigarrillos electrónicos para dejar de fumar. A pesar de la postura oficial, el vapeo tiene en Francia una excelente aceptación y hay posicionamientos de colectivos científicos a su favor".

Añade que también Italia es de los países donde hay mayor número de vapeadores a nivel europeo y expone que se rige por las directivas de la UE en el ámbito de la salud, "pero desde finales de 2017 se aplican medidas tributarias muy duras que hacen más caro vapear que fumar. El gravamen impositivo ha hecho que hayan cerrado muchos establecimientos donde se podían adquirir los dispositivos de vapeo, ya que el elevado precio ha frenado el creciente número de usuarios".

Portugal, continúa el Instituto Coordenadas, ha tomado el ejemplo de Italia a la hora de imponer elevados tributos a los productos para vapear. "En el país vecino, la mayor restricción viene marcada por los precios, ya que son más permisivos que en España en cuanto a los lugares de utilización".

De Holanda afirma que es uno de los países de la UE con gran permisividad ante el vapeo, aunque se aplica la directiva europea. Las autoridades sanitarias de los Países Bajos "apuestan claramente por introducir políticas de reducción de daños en la batalla contra el tabaco, lo que incluye la recomendación de los dispositivos de vapeo. No obstante, en los últimos años el Gobierno holandés hace advertencias periódicas para prevenir que menores de edad hagan uso de cigarrillos electrónicos. Mientras el uso de cigarrillos electrónicos ha crecido en Holanda, el consumo de tabaco convencional ha descendido considerablemente".

Entre los países más permisivos destaca a Islandia, Austria, Suecia y Dinamarca. "Alemania también se rige por la regulación de la UE y el uso de los vapeadores tienen las restricciones que se aplican también a los cigarrillos convencionales. Está muy extendida la utilización de estos dispositivos y las autoridades, de momento, no han propiciado debates ni a favor ni en contra".

En otras áreas geográfica, como Australia y Nueva Zelanda, dice el Instituto Coordenadas que siguen el ejemplo del Reino Unido "y se sitúan entre los países más permisivos con el vapeo. No obstante, en Australia se mantiene una batalla contra las autoridades sanitarias para que se levante la prohibición, impuesta en 2016, del uso de nicotina en los vapeadores. Esa normativa ha hecho proliferar el mercado negro, con los graves riesgos que provoca la adquisición dde estos dispositivos fuera del control legal".

Respecto a Estados Unidos, señala que los casoss recientes de muertes atribuidas "en un inicio al vapeo han generado un intenso debate". "¿Por qué hay muertes en Estados Unidos y no en Europa?", se pregunta el Instituto Coordenadas. "La respuesta es clara: el acetato de vitamina E no está permitido en los líquidos para vapear que se venden en Europa. También ha quedado demostrado por la propia FDA norteamericana que el uso de THC, derivado del cannabis, en los dispositivos de vapeo está asociado a las graves lesiones pulmonares que han provocado la muerte entre sus usuarios".

Además, relata que desde los CDC, organismo público que aglutina los centros para el control y la prevención de enfermedades, "se ha reconocido que las muertes están relacionadas con casos en que se han utilizado este tipo de cigarrillos introduciendo THC. Las últimas pruebas de laboratorio realizadas por los CDC, además, confirman la presencia de acetato de vitamina E en 29 pacientes con lesiones pulmonares relacionadas con el vapeo. Las autoridades advierten sobre la adquisición de los dispositivos de vapeo en el mercado negro, en el que es fácil hacerse con las citadas sustancias ilegales".

La entidad concluye señalando que la Clínica Mayo norteamericana ha llevado a cabo un estudio del tejido pulmonar de personas con lesiones que se relacionaron con el vapeo y que las conclusiones han sido que no había relación causal entre la enfermedad y la práctica de vapear. "Los datos de este estudio se publicaron en el New England Journal of Medicine y contradicen otros informes menos exhaustivos que han circulado recientemente por algunos medios norteamericanos".

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios