Menú

Fibrilación auricular, la arritmia que esconde un grave problema de salud

Consiste en un ritmo cardíaco irregular y anormal. Es importante tratarla a tiempo puesto que puede comportar problemas serios de salud.

Libertad Digital
0
Consiste en un ritmo cardíaco irregular y anormal. Es importante tratarla a tiempo puesto que puede comportar problemas serios de salud.
Médicos practican una ablación de la fibrilación auricular | Quiron

La fibrilación auricular es la arritmia o problema relacionado con la frecuencia o el ritmo del latido cardíaco más frecuente. Es grave. Consiste en un ritmo cardíaco irregular y anormal, donde suele registrarse latidos cardíacos muy rápidos. Es importante tratarla a tiempo puesto que puede comportar problemas serios de salud.

"Puede producir coágulos de sangre que pueden viajar desde el corazón hasta el cerebro y causarle un infarto cerebral. No obstante, y gracias a los recientes avances de la Medicina, existen distintos tratamientos para esta enfermedad. La mayor parte de los pacientes pueden llevar una vida sana y productiva después del tratamiento. Por eso es importante visitar al médico regularmente", defiende la Fundación Española del Corazón.

Así, se estima que aproximadamente 1 de cada 4 personas mayores de 80 años padecerá algún episodio de estas características a lo largo de su vida, aunque puede producirse en jóvenes y en mayores. Aunque puede aparecer sin motivo aparente, la Fundación Española del Corazón señala que la fibrilación auricular suele tener lugar como resultado de:

  • Hipertensión. La causa más frecuente de fibrilación auricular es la presión arterial alta o hipertensión arterial.
  • Problemas cardiacos. Cualquier enfermedad en el corazón (de las válvulas, angina de pecho, infarto...) puede provocar fibrilación auricular.
  • Enfermedades hormonales. En algunos casos puede ser resultado de alteraciones del tiroides o de otras enfermedades hormonales.
  • Causa desconocida. Cuando después de realizar las pruebas necesarias no se encuentra ninguna causa, la fibrilación auricular recibe el nombre de fibrilación auricular idiopática o de causa desconocida. Representa hasta un tercio de las personas afectadas.

El doctor José Ángel Cabrera, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid, indica que no todas los pacientes tienen el mismo número de crisis de fibrilación auricular, ni éstas se dan en las mismas situaciones; por ejemplo, puede darse el caso de personas que tengan varios episodios al mes, mientras que otras sólo lo padezcan una vez en su vida.

Consecuencias para la salud

Eso sí, este experto remarca que se trata de una enfermedad grave y una de las consecuencias "más devastadoras" de la fibrilación auricular es la afectación importante de la calidad de vida del paciente, ya que produce palpitaciones (latido rápido e irregular), fatigabilidad, falta de energía muy marcada, e intolerancia a los esfuerzos; aunque recuerda que no siempre provoca síntomas y a veces puede diagnosticarse por casualidad, en una revisión rutinaria.

Mientras, el doctor Andreu Porta, investigador del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC), detalla que la fibrilación auricular también aumenta el riesgo de padecer una embolia como consecuencia del enlentecimiento del paso de la sangre por las cavidades cardiacas.

"Según las escalas de riesgo tromboembólico, una gran cantidad de pacientes afectos de fibrilación auricular deberán ser tratados con anticoagulantes orales, semejantes a Sintrom, o bien con los anticoagulantes directos. Es muy importante un diagnóstico correcto de la fibrilación auricular también porque esta afección está muy relacionada con el ictus", señala el también cardiólogo del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

Diagnóstico y tratamiento

El Instituto del Corazón norteamericano (NHLBI) apunta que la prueba que más se emplea para diagnosticar una arritmia es un electrocardiograma. Según el doctor Porta, su diagnóstico es "extremadamente sencillo" ante un episodio de palpitaciones, donde a través de la citada prueba se podrá observar ese ritmo cardíaco irregular que caracteriza a esta arritmia. "El tratamiento es fundamental, no sólo para control del riesgo tromboembólico sino para el control de los síntomas", avanza el cardiólogo del Hospital Quirónsalud Madrid.

A su vez, el NHLBI precisa que los tratamientos comunes para la arritmia incluyen cambios en el estilo de vida saludables para el corazón, medicinas, dispositivos implantados quirúrgicamente que controlan los latidos del corazón, así como otros procedimientos que tratan señales eléctricas anormales en el corazón.

En este sentido, el doctor Porta celebra que en los últimos años se ha consolidado, y además "de forma muy significativa", el tratamiento con ablación de la fibrilación auricular para conseguir controlar los síntomas. "Se ha observado que con la tecnología disponible se consigue una reducción en la cantidad de fibrilación auricular respecto a la fase pre-ablación del 99,3% de mediana con una tasa de complicaciones muy baja", afirma el cardiólogo.

Por otro lado en algunos pacientes también existe la posibilidad de la colocación de unos dispositivos implantables para controlar si los episodios de fibrilación auricular se repiten, de forma que se pueda actuar de forma precoz ante estos casos. "Estos dispositivos son capaces de transmitir la información de forma telemática a su médico a través de Internet. La utilización de esta clase de tecnología es muy esperanzadora de cara a conseguir una prevención cercana al 100% de los episodios de fibrilación, así como para disminuir al máximo el riesgo de ictus en nuestros pacientes", agrega.

Con todo ello, el doctor Cabrera resalta la importancia de que el abordaje de la fibrilación auricular se realice desde centros especializados, dónde se traten de forma eficaz los precipitantes, desencadenantes, y agravantes, como por ejemplo las apneas del sueño o la obesidad o la hipertensión arterial. "Con el control de todos estos factores se consigue un beneficio adicional en cuanto a reducir la fibrilación auricular", sentencia el jefe del servicio de Cardiología del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

En Tecnociencia

    0
    comentarios

    Servicios